Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 18:55 ULTIMOS TITULOS:

  • 10º

10°

EL CLIMA

14 de diciembre de 2021

Argentina, tiene un presidente –rengo- y con millones de pobres.

Parece difícil recuperar el valor de la moneda sin antes recuperar el de la palabra, o la pobreza sin la cultura del trabajo y el esfuerzo. Consolidamos una cultura que no estimula inversión, educación, trabajo, mérito ni esfuerzo, donde evaluar es terrible y exigir es visto como autoritario o demodé.
Editorial del periodista Oscar Muñoz. Martes 14 de diciembre de 2021.

Si fue cierto o entra en la categoría de hipótesis de trabajo, es ya una anécdota, y es poco importante. La versión circuló en sitios webs, lo cual deja de ser un trascendido para transformarse en una verdad silenciada.

El gobierno de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández, está tan aislado del mundo, que ni siquiera los países a los que ellos adoran y le reportan su obediencia ideológica, los respaldan.

Se supo, que Arabia Saudita y la propia Rusia rechazaron participar de una operación de apoyo financiero al gobierno de Argentina.

Ambas naciones desestimaron la iniciativa secundada por el FMI, para participar en un crédito especial para fortalecer las alicaídas reservas internacionales.

El tanteo a las autoridades de ambos países para que resignen sus: Derechos Especiales de Giro, -moneda del FMI que entregó, como utilidad a los Estados miembros-.

Para que fueran enviados a favor de la Argentina, por un monto equivalente a unos 7.000 millones de dólares… fracaso.

Ni Arabia, ni Rusia, quisieron dejar de tener los derechos convertibles en dólares para ser usados en sus países.

El, entusiasmado con el nuevo atajo de dólares, prácticamente lo había anunciado en sus redes sociales Cristina Elizabet Fernández, confiaba en su adorado comunismo de Rusia.

Y Alberto Fernández, prefirió no hacer nada público por si se pinchaba, como pasó.

No funcionó, se trató de un nuevo fracaso diplomático, cumpliéndose el axioma, así como nos ven, nos tratan.

Pero las frustraciones no terminan, se suponía que para el acto militante del 10 de diciembre habría anuncios sobre el acuerdo con el FMI.

Que paradójicamente pasó a ser el tema principal en la agenda k.

Ya se sabe que no fue así, nada se pudo informar de ningún convenio, peor aún, en los discursos hubo en el acto de la plaza de mayo, hubo un claro hostigamiento contra el Fondo y por ende a EE.UU.

Entre tanto el equipo económico del gobierno, quiere recomponer su error político y pretende que los técnicos del FMI trabajen entre Navidad y Año Nuevo.

El tema es que el buró técnico en Washington, no tienen ninguna intención, de ayudar al presidente Alberto Fernández, que está rengo, por haber perdido dos elecciones consecutivas y estar desacreditado desde las propia filas de la alianza K.

Entonces, como todos los años, en el invierno boreal, el FMI entra en receso entre el 23 de diciembre y el 10 de enero, con lo cual, Papa Noel, no dejará ningún regalo en la media del gobierno de los Fernández.

Con lo que podría inferirse que quizás, como conjetura, en el mes de enero de 2022, se conozca algo más del pre acuerdo técnico, entre el gobierno nacional de Argentina y el FMI.

Y que a partir de allí, debe sortear la aprobación de los miembros más importantes del organismo internacional, que por otra parte pidió consensos, y eso incluye a la oposición.

Un área que no está prevista en el manual de procedimiento político del cristinismo y el instituto patria.

La gran incongruencia del oficialismo, es que están condenados a firmar un acuerdo extendido, algo así como un perdón financiero, en algún momento.

Y no encuentran la forma de exponer ante el país y, sobre todo, a sus militantes, la extensión del ajuste fiscal, que se viene sobre los hombros de los ciudadanos de a pie, otra vez.

Lo triste, lo grotesco, es que, si no lo hubiesen desacreditado, el acuerdo con el FMI, por razones de desviación ideológica.

Les hubiera resultado más fácil hacerle comprender a la sociedad el por qué es necesario dar ese complejo y durísimo paso.

Pero, otra vez son esclavos, Cristina Elizabet Fernánde y el Pdte delegado con lapicera Alberto Fernández, de sus discursos de barricada.

Por si no se entiende, el costo de una cesación de pagos internacional, se podría llevar puesta a la clase política criolla, si a todos, sin excepción.

Si se decidiera rechazar un probable acuerdo con el FMI, al primer día hábil, sería lo que conocen bien millones de ciudadanos de a pie, corrida bancaria y cambiaria.

Una importante devaluación, con el consiguiente traslado a precios, desabastecimiento y posterior brote mega inflacionario, la lista es más extensa.

Nada que no haya sucedido en décadas anteriores en el país, incluso, con los gobiernos de Cristina Elizabet Fernández, moderados por el CEPO y las restricciones bancarias.

Consulten, como pueden vacunarse y si les toca el refuerzo. Como nunca antes, hay cientos de miles de vacunas guardadas, por eso vean www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Hasta este momento llegaron 692.397 vacunas.

Y aplico de la 1er dosis -280.672 y de 2da3ra dosis y refuerzo -228.151.

Desde el año pasado se vacunó a -537.802. personas. 

En Santa Cruz, hay guardadas según el monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, -154.595 vacunas.

Y extraoficialmente, se aplicaron desde la última actualización aproximadamente (2.293).

La provincia de Santa Cruz registra 988 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 116.826 los muertos en todo el país. (hoy 34).

Realmente nada nuevo en la viña del señor.

La crisis nacional, no es de ahora, desde 1962 hubo 22 años de caída de la actividad económica y a fines de 2020 el ingreso real de los argentinos fue igual al de 1997 y solo 10% superior al de 1974.

Tan solo la mitad de los estudiantes termina el tramo educativo obligatorio, y el 27% lo hace a la edad esperada.

A fines de 2019 previo a la pandemia, del total de población en edad de trabajar solo el 19,6% tenía un empleo privado formal.

Hay pocos incentivos para buscar empleo porque se ha perdido la cultura del trabajo.

Bien lo escribe, el médico Sanitarista y epidemiólogo, el doctor Rubén Torres, cuando menciona, que la política dejó de mirar las razones profundas de las cosas.

Se usan cifras de pobreza, inflación y valor del dólar como indicadores de nuestra fragilidad.

Pero las causas de la decadencia debieran buscarse en datos menos visibles y difíciles de poner en cifras.

Posiblemente la ausencia de ejemplaridad esté en la raíz de la crisis Argentina, antes que la inflación o la falta de moneda.

Si el Estado no cumple las normas, sus compromisos, o no se atiene a las reglas que él mismo impone a la sociedad.

Parece difícil recuperar el valor de la moneda sin antes recuperar el de la palabra, o la pobreza sin la cultura del trabajo y el esfuerzo.

Consolidamos una cultura que no estimula inversión, educación, trabajo, mérito ni esfuerzo, donde evaluar es terrible y exigir es visto como autoritario o demodé.

Finalmente, no pocos se sorprendieron, hoy con las declaraciones que sonaron a una directa advertencia de Álvarez Agis (vale recordar que fue segundo de Kicillof y Cristina Elizabet Fernández).

Que dijo "El BCRA puede tomar una medida -extrema- si el acuerdo con el FMI no llega antes de fin de año".

Pero como ellos, imaginaban volar como águilas, pero tristemente terminan siendo no más que un gorrión, nunca imaginaron enredarse en su propia historia retorcida.

Tanto Cristina Elizabet Fernández, el Instituto Patria y los fundamentalista K, tiene, con este tema del desastre económico que provocaron y el perdón del FMI.

Superar un obstáculo difícil de esquivar, y es que por la reforma que ellos mismos impulsaron en la legislación sobre acuerdos de financiamiento internacional.

Van a tener que votar en el Congreso nacional –si o si-  lo que firmen el presidente Alberto Fernández y su ministro Guzmán en Washington, sede del FMI.

Y en tanto Cristina Elizabet Fernández y sus seguidores cercanos, juegan a las escondidas con Alberto Fernández y también, con la oposición respecto a esta obligación.

Sin la cual, se juega el destino de los dos próximos años de su gobierno y sin duda de los porvenir, en la Argentina.

Que Dios nos ayude o en quienes crean, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz. Martes 14 de diciembre de 2021.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!