Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 18:45 ULTIMOS TITULOS:

  • 10º

10°

Lluvia débil

24 de noviembre de 2021

La alarmante realidad: grieta, intolerancia y ráfagas de violencia.

La idea no es ser apocalíptico, sino realista, el desgobierno que se vive en el país, en la provincia y en ciudad gótica, tiene correlato con lo que está pasando.
Editorial del periodista Oscar Muñoz. Miércoles 24 de noviembre de 2021.

Prácticamente no queda duda, estamos nuevamente en un ciclo que puede emular a la década perdida anterior k.

En los últimos años cayó el salario real en todas las provincias.

Entre 2011 y 2021 la caída del salario real superó el 25% en algunas provincias, fue del 10% a nivel nacional y alcanzó el 14% en Córdoba.

Y además, también cayó la cantidad de asalariados registrados.

Para citar, que a pesar del relato oficial y de algunos gremios satélites filo K, en Santa Cruz, se perdió al menos un 14% del nivel salarial, y en algunos casos mucho más.

Hacia el segundo trimestre de 2021 había 6.2 millones de puestos de trabajo, números similares a los de 2011.

De conformidad con el informe del Observatorio de Trabajo, Economía y Sociedad que funciona en la provincia de Córdoba.

Se plantea que la caída progresiva del salario registrado privado, deja una foto preocupante y amplia en los últimos años.

El salario real mostró retrocesos en todas las provincias del país, con picos en provincias como Tucumán, o Santa Cruz.

Y menor caída en jurisdicciones como Ciudad autónoma de Bs As, pero con números preocupantes como los que se dan en Córdoba o en Santa Cruz, con caídas promedio de más del 14%.

Comparando el primer semestre 2011 con el de este año, se observa que en todas las provincias, la caída de los salarios reales del sector privado ha sido generalizada.

A nivel nacional, la reducción fue del 10%, con Tucumán (-26%), Neuquén (-19%) y Corrientes (-19%) posicionadas entre las más afectadas.

Mientras, La Pampa (-7%) y Caba (-8%), resultaron las que presentaron una menor caída del salario real privado.

Al mirar el desempeño del mercado laboral, la evolución del empleo asalariado formal mantuvo un curso descendente que se acentuó durante el 2020.

Alcanzó en el segundo trimestre de 2021 los 6,2 millones de puestos de trabajo, un valor que no supera a los niveles pre pandemia. Y se asemeja a la misma cuantía registrada hace 10 años, en 2011.

El desempeño no es homogéneo entre las provincias, sino todo lo contrario.

Entre las que crearon puestos de trabajo se ubica Neuquén (+26%), Corrientes (+10%). Mientras, Catamarca (-13%), La Rioja (-10%) y San Juan (-7%).

Se encuentran entre las provincias que perdieron más puestos de trabajo en esta comparación.

En nuestro caso, seguramente ni siquiera figuramos en la estadística, porque no se creó ningún puesto de trabajo sustentable, en las últimas décadas.

Por caso, vale repasar el listado de inversiones que se realizaron en minería, que supo ser un punto esgrimido por los gobiernos kirchneristas.

Ahora nos enteramos que no ha llegado ni un solo dólar de inversión a Santa Cruz, y si le llovieron literalmente a provincias tales como, San Juan, por casi 8 mil millones de dólares.

O Salta, Jujuy, por otros varios miles de millones de dólares, inclusive Catamarca, que superó holgadamente los 1.200 millones de dólares, desde el año 2020 hasta nuestros días.

En cambio, en Santa Cruz por el contrario, seguramente, las mineras están en la etapa de cierre y huida.

Dejando un pasivo ambiental que no compensará, de ninguna manera el desastre que hicieron durante los años que se llevaron toneladas de oro, plata y seguramente minerales estratégicos.

Que en secreto extrajeron, con la mirada cómplice de las autoridades nacionales y provinciales.

Me pregunto, qué será de Puerto San Julián, de Gobernador Gregores y otras localidades, cuando se retiren estas empresas.

Seguramente y en forma triste, se volverá a repetir lo ocurrido en otros lugares, ciudades fantasmas, sin pibes, solo gente mayor y sin fuentes de ingreso.

Salvo un puesto mal pagado, público municipal o provincial.

En Santa Cruz todo es al revés, arreglan con algunos gremios, por porcentajes miserables que serán fagocitados por la inflación en los próximos meses.

Pero a los médicos del Hospital Regional, a los que no son militantes, los tienen aislados y sin respuesta, todo mal, y esto se refleja en la errática política de vacunación.

Donde hay cientos de miles de vacunas, siguen humillando a la gente a consultar en la página como pueden vacunarse, y si les corresponde el refuerzo.

Cuando debería ser como en todo el país, a simple demanda. www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Se olvidan que es un derecho en pandemia, pero ellos inventaron el vacunatorio VIP.

 

Hasta este momento llegaron -684.197 vacunas.

Y aplico de la 1er dosis -272.772   y de 2da dosis 207.658.

Desde el año pasado se vacunaron a 488.320 personas.

Hay guardadas en Santa Cruz, conforme al monitor de vacunación del ministerio de salud de la nación, -195.877 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente (3.038).

 

La provincia de Santa Cruz registra 988 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna que son 116.458 los muertos en todo el país. (hoy 43).

La idea no es ser apocalíptico, sino realista, el desgobierno que se vive en el país, en la provincia y en ciudad gótica, tiene correlato con lo que está pasando.

La inseguridad, las muertes provocadas por la propia policía, -alentando la frase o matan los ladrones o la propia policía, se suman al descontento de una sociedad marginada y olvidada. 

Y va desde la inacción frente a los seudo mapuches en el centro de la patagonia, -ya con una muerte que no se puede investigar porque no dejan pasar, ni a la justicia ni a los investigadores-.

A los cada vez más frecuentes, ataques de los dirigentes K, responsabilizando a la prensa crítica de sus propios errores y mala gestión.

Que se terminó de consumar, con el ataque terrorista al edificio del grupo Clarín, que no es más que un eslabón, en la cadena de agresiones frontales del cristinismo, hacia la prensa crítica.

Que los denuncia por corruptos, ineptos y ladrones de vacunas.

Pero habría que detenerse, al ataque con bombas molotov contra el edificio del diario Clarín, que al igual que comenzaron a esmerilar la gestión en el gobierno de Alfonsín.

O del propio Pdte Macri, incluía bombas, ataques a entidades bancarias y cajeros automáticos, locales partidarios etcétera.

Pero en este caso, quedó un rasgo novedoso y otro gastado, de la política argenta.

Hubo repudios muy débiles de compromiso, del oficialismo, pero fuertes y audaces desde la oposición.

Incluso quien suele esconderse ante la adversidad, la propia Cristina Elizabet Fernández y La Cámpora, que en verdad fueron solo expresiones para la tribuna.

Pero sin duda, podría rescatarse que, tras dos derrotas, con sopapos incluidos, se vieron forzados a condenar, lo que en otro momento hubieran dejado pasar por alto.

Pero sin duda, la realidad alarmante, es que la grieta, la intolerancia y las ráfagas de violencia traspasan, por diferentes situaciones, a toda la ciudadanía de Argentina.

Dicho esto, porque la agresión a un medio de comunicación, cualquiera sea éste, tiene siempre una característica, que soporta el peligro de la amenaza a la libertad de expresión.

Y de la difusión de ideas diferentes a la del poder, y que coloca –o debería- en estado de alerta a la ciudadanía.

En la provincia, los casos irresueltos, judicializados son la gran mayoría, clara demostración de la ineficiencia en la investigación y en el ordenamiento por parte de la justicia.

Que le da lo mismo una desaparición que el extravió de persona, un suicidio que un homicidio.

Lamentablemente no hay estadísticas de criminalidad en Santa Cruz, todo cuenta según publique la cadena de la alegría y el ánimo rentada.

Pero cada vez los crímenes sin dilucidar se suman, que tal vez, en ciudad gótica en lugar de hacer una simulación de un buque, entre el cemento de las calles.

Hagan un muro, donde todas las víctimas de la inseguridad en Santa Cruz, dejen sus fotos y reclamos.

Este si sería si un monumento serio, que podría perfectamente emular, -dicho con todo respeto- al muro de los lamentos de ciudad gótica, Río Gallegos.

Donde la impunidad se cambia por césped sintético o unas bolas de cemento, cumbia y rap berreta, en los que se destinan millones de pesos.

Que bien podrían ir a otras necesidades, que a la vista están.

Eso también es inseguridad, que los gobernantes sean despóticos, inhábiles y caprichosos en sus decisiones.

Que Dios nos ayude en quien ustedes crean, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz. Miércoles 24 de noviembre de 2021.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!