Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 17:58 ULTIMOS TITULOS:

  • 10º

10°

Lluvia débil

17 de noviembre de 2021

Aunque no la veamos, la crisis post electoral esta…

Lo extraño es que toda esta nueva historia, comenzó a tejerse tres días después de perder, por segunda vez, las elecciones. Habrá que ver si se modifica el discurso de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández. Caso contrario, el acuerdo es tan difícil como la situación que atraviesa el país.
Editorial del periodista Oscar Muñoz. Miércoles 17 de noviembre de 2021.

En la abundante lectura de sitios webs, que realizó para tratar de armar un producto radial digno para Noticias en la Red.

Me encontré en una página internacional, un texto de Veronica Smink, que no es conocida, ni mediática, se trata sencillamente de una periodista de la BBC News Mundo.

Y todo lo que se da a conocer al mundo libre, es verdad, esto es lo que le pasa, entre otras cosas, a quienes habitamos en Argentina.

Que convivimos con una inflación interanual del 52,1%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Dejando fuera de la lista, por la hiperinflación crónica de Venezuela, la de Argentina es, por lejos, la más alta de la región.

La tercera economía de América Latina, tiene casi 5 veces más inflación que el país más grande de la región, Brasil (11,1%) y más de 8 veces la de la segunda economía, México (6,2%).

De acuerdo a lo que indican los Índices de Precios al Consumidor de octubre en esos países.

Quizás, por nuestra triste forma de normalizar lo malo, lo incorrecto, lo ilegal, no damos importancia a que los precios aumentan aproximadamente 1% cada semana.

En promedio, y que esto pulveriza las jubilaciones y los salarios de los argentinos, y sin duda, a pesar del relato oficial.

Es uno de los primordiales motivos por los que se ha disparado la pobreza, que hoy alcanza a casi la mitad de la población, según diversas cifras oficiales y privadas.

La situación implica un conflicto sin respuestas.

¿A qué se debe que Argentina tenga desde hace tanto tiempo este problema que no afecta a casi ningún otro país de la región?.

Los economistas ortodoxos, que son mayoría, aseguran que la razón de fondo es sencilla. El país sistemáticamente gasta más de lo que debería.

Las estadísticas lo muestran con claridad.

En los últimos 60 años, solo hubo 6 SIN déficit fiscales (entre 2003 y 2008, cuando los precios internacionales de las materias primas fueron récord, generando un gran aumento de la recaudación).

Y no es que Argentina tenga pocos impuestos, todo lo contrario: según el Banco Mundial, es uno de los países con la mayor carga fiscal sobre la economía formal de todo el mundo.

¿Pero cómo, aún así, la recaudación no alcanza para mantener el gasto público?.

Los sucesivos gobiernos han apelado a dos herramientas para financiarse. El endeudamiento y la emisión monetaria.

El primero, como bien sabemos, ha llevado a Argentina a entrar en default -o cesación de pagos de la deuda- nueve veces.

Lo que ha dificultado sus posibilidades de acceder a créditos a tasas similares a los que pagan sus vecinos.

Esta limitación ha hecho que el país dependa cada vez más de la segunda opción para mantener la abultada billetera del Estado.

La impresión de billetes (o lo que los economistas llaman una "política monetaria expansiva").

Más allá de las discusiones sobre qué causa la inflación en Argentina, hay algo en lo que parecen coincidir todos. Se trata de un proceso muy difícil de frenar.

¿Cómo se frena este círculo vicioso?.

Para el gobierno nacional, el instituto patria y quienes tienen una visión heterodoxa, podría decirse populista, aluden a que con más intervención del Estado.

En cambio, organismos como el FMI y muchos economistas, por el contrario, creen que la solución es corregir el problema de fondo. Es decir, reducir el gasto.

El intríngulis, no es menor y por tanto, la solución es difícil de armar, más en un desconcierto institucional, como el que se vive en el gobierno nacional.

Con sus peleas internas, que dejan a la alianza gobernante, con dos visiones totalmente opuestas, y además, las medidas, extremas, poco agradables que habría que tomar.

Requieren un consenso social, político y económico, que no aparece en el horizonte inmediato.

Lo que seguramente llamará la atención, en esta segunda etapa del gobierno de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández, es la ley de Presupuesto 2022.

Que ya está en el Congreso nacional, esperando ser tratado, pero vale aclarar que recibió críticas desde el propio oficialismo y por supuesto por la oposición. Y esto tiene su motivo.

El texto oficial prevé: Un dólar a $131,10 para fines del año 2022, una inflación anual del 33%, un crecimiento de la economía del 4%, y salarios con una suba de 38%.

Y todo, porque el presupuesto del año que viene, descuenta que habrá un acuerdo con el FMI, que incluye una baja del déficit fiscal hasta el 3,3% y un recorte de subsidios energéticos.

Sobre la base de la segmentación de tarifas, algo que condenó Cristina Elizabet Fernández en su carta tras la primera derrota de las PASO.

Con lo cual todo está en el terreno de las suposiciones.

Y aunque no la veamos, la oculten o la pretendan disminuir, la crisis post electoral está presente, en los tres niveles del Estado.

vuelvo a la provincia, porque la pandemia no pasó.

Consulten en la página, cuándo y cómo pueden vacunarse, más ahora que está en marcha el refuerzo.

www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

 

Hasta este momento llegaron -634.032 vacunas.

Y aplico de la 1er dosis -268.653 y de 2da dosis -200.076.

Desde el año pasado se vacunaron a 471.838 personas.

Hay guardadas, en Santa Cruz, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, -162.194 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente (3.029).

 

La provincia de Santa Cruz registra 988 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 116.313 los muertos en todo el país. (hoy 19).

¿Se viene la segunda etapa de gobierno de emergencia, con medidas desagradables?.

Esas medidas no populistas, ese probable e innombrable ajuste, se hace con una sociedad que dijo no en las urnas, al gobierno de Cristina Elizaber Fernández y Alberto Fernández.

Y los números cantan, el Frente de Todos perdió el domingo pasado, en relación con la elección presidencial de 2019. 5,2 millones de votos.

El escenario es diferente, la elección no es igual, pero, resultan servir para comparar los votos.

Es decir, entre la elección de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernádenz para la presidencia y la elección legislativa, registraron una pérdida, un abandono.

Para el oficialismo, de 5,2 millones de voluntades que estaban alineadas y ya no.

La fuga electoral que sufrió el gobierno nacional, los provinciales y los municipales son de alrededor del 40% de los votos en dos años.

Que, si lo centramos en el mayor bastión que tenían en la provincia de Bs As, es una pérdida del 41%.

Para dimensionar, son 2 millones de votos se perdieron en el reservorio k y lugar en el mundo de Cristina Elizabet Fernández.

Ni que hablar, que en Santa Cruz tampoco le fue bien al sector, aunque la duda subsiste, si la colectora del dirigente petrolero, se alineará, más temprano o más tarde.

Pero si miramos todo el país, perdieron 5 millones de votos en dos años y si no encuentran la punta del ovillo, volverán a perder lo mismo en dos años más.

Este es el centro del problema en el oficialismo y, a la luz de estos números y de este drama, se mira la viabilidad o no del ajuste que implica un acuerdo con el FMI.

Decía en su programa de tv, el periodista Carlos Pagni.

Finalmente, estamos en un periodo de suspenso extremo.

Dicen que el Gobierno nacional es optimista, porque según ellos, el único requisito que el FMI difundió públicamente, para el repago de la deuda con el organismo.

Sería que se logre un "amplio apoyo político y social" para así resolver la deuda pública con el principal acreedor de la Argentina.

Pero otros tantos, dicen que lo extraño es que toda esta nueva historia, comenzó a tejerse tres días después de perder, por segunda vez las elecciones.

Habrá que ver si se modifica el discurso de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández.

Caso contrario, el acuerdo es tan difícil como la situación que atraviesa el país.

Que Dios nos ayude o en quien ustedes quieran, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz. Miércoles 17 de noviembre de 2021.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!