Lunes 29 de Noviembre de 2021

Hoy es Lunes 29 de Noviembre de 2021 y son las 11:37 ULTIMOS TITULOS:

  • 10º

10°

Lluvia débil

21 de octubre de 2021

La desesperación del poder k, para buscar siempre un culpable.

El economista Hernán Lacunza indicó, lo que muchos callan.
El control de precios no tendrá efectos para el ciudadano consumidor. Claro que todo está sujeto a qué hace la majada ovejuna santacruceña, el 14 de noviembre.
Parece que le encantan los espejitos de colores, que en este caso, serían una buena solución para la falta crónica de agua y no poder bañarse. O por los constantes cortes de luz en ciudad gótica. Estamos en tiempo de descuento…
Editorial del periodista Oscar Muñoz, miércoles 20 octubre de 2021.

Hay un rasgo de Alberto Fernández, que nunca cambió y reside en sostener que la culpa es siempre del otro.

Su nuevo descubrimiento en ese sentido, es el problema de la inflación, que fue alta en septiembre y promete ser elevada en octubre.

Después habrá que ver, cómo influye la cosmética estadística del INDEC y el congelamiento de precios.

Y como siempre, solo los responsables de los precios son los empresarios, y sobre todo los que producen alimentos.

El Gobierno nacional, según describe Joaquín Morales Sola.

Con esta estrategia política y electoral inocente, que viene a salvar a los argentinos de las garras de empresarios sin alma.

Y el maestro de obras del nuevo congelamiento, es el flamante secretario de Comercio, Roberto Feletti, promovido por Cristina Elizabet Fernández para ocupar ese cargo.

Sin que el Pdte. Alberto Fernández, pudiera opinar al respecto.

Ninguno de esos empresarios tiene que pelear argumentos, pues, las grandes organizaciones empresarias, como la UIA y otras.

Estuvieron ausentes de las convocatorias del Presidente, porque saben que la estrategia del Gobierno es desviar la culpa propia hacia la responsabilidad empresarial. No sería nada nuevo, pero la escasez de productos esenciales podría estar a la vuelta de la esquina. 

El economista Hernán Lacunza indicó, lo que muchos callan.

Que el control de precios no tendrá efectos para el ciudadano consumidor, y que el error está en el diagnóstico.

“El problema no es la inflación, sino la emisión monetaria desenfrenada del gobierno nacional, que la impulsa”.

El Gobierno de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández, por consecuencia secundaria ya, sin poder específico.

Se equivocan en el diagnóstico y manipulan la historia. 

Es cierto que Néstor Kirchner le pagó en 2005 al Fondo todo lo que el país le debía, unos 9800 millones de dólares.

Pero poco después acudió en pedido de ayuda a su amigo Hugo Chávez, entonces cargado de dólares.

Chávez le prestó dólares a una tasa de interés del 15% anual contra el 4% que cobraba el FMI. 

Claro está: Chávez no le pregunta a Kirchner qué iba a hacer con la economía argentina, como suele hacer el FMI.

Eso explica en alguna medida que durante el período kirchnerista (2003-2015) la deuda soberana del país haya aumentado de 180.000 millones de dólares a 240.000 millones de dólares.

El famoso desendeudamiento por parte de los Kirchner forma parte sólo de un relato fantasioso.

De acuerdo a las encuestas –casi todas- la inflación es el principal problema que preocupa a la sociedad argenta.

Cuando faltan escasos 23 días para las elecciones y cuando viene el cristinismo y la Cámpora, de sufrir una seria derrota en las primarias.

La información sobre el estado de la sociedad fue confirmada por una medición de la encuestadora Poliarquía realizada en los últimos días.

La inflación y la falta de empleo, son los principales problemas de la gente común, según asegura la encuestadora.

Pero esas mediciones de Poliarquía, encierran otras conclusiones malas para el Gobierno.

“Se profundiza el desgaste político del Gobierno, y los indicadores de la evaluación de la situación general y económica no mejoran, a pesar de los anuncios”. 

La imagen negativa se eleva hasta el 46%. El 56% sostiene que el Gobierno no sabe cómo resolver los problemas del país.

Este porcentaje aumentó 6 puntos en los últimos 60 días. La imagen de autoridad del Presidente, es la más castigada por la opinión pública.

Solo un 8% cree que Alberto Fernández es quien manda. Por el contrario, un 34% está seguro de que es Cristina Elizabet Fernández quien ordena todo.

Pero extrañamente su imagen negativa es solo del 55%, y conserva una imagen positiva del 31% entre sus adeptos. 

Justo es decir que la oposición, Juntos por el Cambio, subió a nivel nacional 6 puntos en la intención de voto (del 45 al 51%).

Y el Frente de Todos bajó del 33 al 31% entre los argentinos que dicen que lo votarán.

Por eso la desesperación para buscar a un culpable por el enorme sufrimiento de los ciudadanos de pie.

Y por eso también Cristina Elizabet Fernández, dicen, que confía más en la derrota que en la victoria.

Porque es la excusa que necesita para romper institucionalmente el gobierno, y asumir directamente el control del gobierno nacional.

Habrá que ver, si después del 15 de noviembre, tendrá el poder para poder hacer lo que tienen en mente. Cristina Elizabet Fernández, la Cámpora y el instituto patria, del voto dependerá.

Santa Cruz, con más de 150 mil vacunas sin aplicar, siguen con la quiniela de turnos: www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Hasta este momento llegaron 556.701 vacunas.

Y aplico de la 1er dosis 232.159 y de 2da dosis 175.031.

Desde el año pasado se vacunaron a 404.836 personas.

Hay guardadas, en Santa Cruz, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, 148.294 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente 3.500 vacunas.

La provincia de Santa Cruz registra 988 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 115.796 los muertos en todo el país. (hoy 35).

La campaña, que da para todo, hasta lo más loco que se pueda imaginar, en el congelamiento de precios copia de los años setenta.

Que evidentemente entusiasma al militante necio, que supone que la culpa es solo del comerciante, y ni siquiera considera la mala administración del gobierno de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández.

Con una emisión de billetes descontrolada, los títulos que impone en la agenda pública.

La cadena de la alegría y el ánimo rentada, tales como “Vamos a controlar los precios en todo el país”.

Sirve como incentivo, para que el integrante de la majada ovejuna, siga pastando y repitiendo, como una oración “como los cuida este gobierno de millonarios”.

Mientras que cada vez hay más pobres e indigentes, pero claramente desde que asumió el 10 de diciembre de 2019, este gobierno, estamos con control de precios.

Y es más que indiscutible, que no sirvió de mucho. Para ser sinceros, en nada.

Cuando vamos camino por segundo año consecutivo, a tener una inflación de más de 50%, evidentemente el control no sirvió.

Y dicho esto, si no se hace un shock antiinflacionario, y un programa económico viable, nada funcionará.

Pero al populismo no le importa, vale solo las elecciones, el mejor ejemplo es Venezuela.

Que con casi 3000% anual de inflación, lleva años de controles, y lo único que logro es hambrear cada vez a la población.

Pero para el caso, poco importa, el teatro con platita y mucho circo, de los gobiernos nacional, provincial, y municipal, seguirá hasta el 14 de noviembre.

El lunes 15 a la mañana, seguiremos llorando por cómo está todo.

El FMI pidió reformas que impulsen el crecimiento. Y volvió a advertir, por el aumento de la inflación.

No importa, en campaña para la gilada, los científicos del gobierno de Cristina Elizabet Fernández (K) y Alberto Fernández, saldrán con las patrullas militantes.

A cerrar almacenes, kioscos y supermercados, mientras tanto, ellos siguen imprimiendo billetes, que usan para conseguir dólares.

Que se van por la corrupción, la mala gestión y la falta de un gobierno serio y profesional.

Quedan pocos días y es cierto, que no hay mucho para elegir en Santa Cruz, los muñecos del oficialismo, dan pena, unos impuestos a dedo, y el otro que solo es una billetera.

Por caso, la única oposición existente, junto a un trío, que puede captar voluntades y ese deseo de iniciar un cambio. Pero atención, que no son los reyes magos.

Claro que todo está sujeto, a qué hace la majada ovejuna santacruceña, el 14 de noviembre.

Porque parece, que le encantan los espejitos de colores, las alianzas, no de oro, las cubiertas para autos y los perfumes importados.

Que, en este caso, serían una buena solución para la falta crónica de agua y no poder bañarse.

O por los constantes cortes de luz en ciudad gótica. Estamos en tiempo de descuento…

Que Dios nos ayude, o en quien ustedes crean, muchas gracias.  

Editorial del periodista Oscar Muñoz, jueves 21 octubre de 2021.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!