Lunes 29 de Noviembre de 2021

Hoy es Lunes 29 de Noviembre de 2021 y son las 12:28 ULTIMOS TITULOS:

  • 10º

10°

Lluvia débil

15 de octubre de 2021

El populismo sin dinero, tal como lo hemos conocido hasta ahora, estaría llegando a su fin.

La única lectura que han hecho desde la derrota electoral, es que faltó más populismo. A pesar de que la sociedad les está indicando que el vacunatorio VIP, el desastre de la política sanitaria, la inflación descontrolada, el 41% de pobreza.
Las cinco millones de personas que son indigentes y no logran comer todos los días, el cierre de las empresas, la desaparición de miles de pymes.
Las jubilaciones miserables, el cierre de las escuelas y la inseguridad que reina en la Argentina, fueron las principales razones de la trayectoria en las urnas.
Editorial del periodista Oscar Muñoz, viernes 15 octubre 2021.

Faltan 29 días para las elecciones legislativas generales del 14 de noviembre.

El FdT, la alianza supuestamente peronista que gobierna la Argentina, buscará dar vuelta el resultado de los comicios.

Tomando como base, la “derrota” a nivel nacional en las PASO del 12 de septiembre.

La incertidumbre, aumenta. Porque todo puede pasar en la Argentina. Todo.

Y esto puede ocurrir dado que el presidente, Alberto Fernández, en soledad, contra el cristinismo y la Campora, se enarboló, en el nuevo líder de campaña K.

Según el periodista Nicolás Wiñazki.

Palabras más, palabras menos, el Presidente Alberto Fernández resumió en dos los reclamos que más escucha.

Los problemas de la sociedad con menores ingresos son casi incontables, que serían, sectores de la opinión pública muy enojados con el Gobierno.

Pero que resultan ser o lo eran, afines.

Y por tanto, los directores técnicos del cogobierno albertista (si es que queda alguno).

Dicen que los reclamos son dos, pero en realidad, repetido al infinito: “Inflación y seguridad. Inflación y seguridad”.

Mientras tanto, anuncian medidas económicas casi todos los días para intentar recuperar al electorado perdido.

En ese contexto, se amplía la capacidad de NO asombro de una sociedad indiferente para expandir un clientelismo obsceno en todo el país.

El más extemporáneo, considerando que 7 de cada 10 pibes en los conglomerados urbanos son pobres.

Decidieron darles un bono de 5000 pesos para que vayan a museos, recitales, compren libros, demostrando una vez más que están tan lejos de la realidad, como su discurso.

Quizás, aquí hubiera venido bien un convenio con un fabricante de zapatillas de marca, y que fabricará un modelo cool.

Y que las regalaran a los cientos de miles que hace tiempo no pueden cambiarlas.

Pero no, siguen con el plan platita, de entregar papeles pintados.

Los números cantaron las PASO, el Frente de Todos, perdió 2,6 millones de votos respecto a la comparación con las PASO del 2017.

Un número que asciende a 4,3 millones si se lo analiza con las PASO del 2019.

La pregunta a menos de un mes para votar.

¿Podrán remontar, la mala gestión de este cuarto y tal vez, último gobierno K?.

Ahora, dicen que el gobierno nacional hará cambios significativos, el domingo 14 de noviembre.

¿Qué significa esto?. Se intentará que se vote más rápido, aliviando los protocolos anti Covid que impuso la Cámara Nacional Electoral, junto al gobierno nacional.

Y que a partir de esto, según ellos, la lentitud de las PASO, les jugó en contra, porque la elección se hizo lenta. Según explican le quitó ganas al votante militante.

Todo entra una vez más en la dimensión desconocida.

¿Qué hará el votante?. ¿El plan platita, lo convenció?. ¿Cambió su humor?.

O tantas otras cosas y razones, que el tiempo dirá, qué ocurre, o mejor dicho, recién a la noche del domingo 14 se levantara el telón de esta nueva ópera contemporánea.

Y se revelará el dilema central. ¿Se queda el populismo sin dinero?. ¿O renace la República?.

Una incógnita que realmente, pone más vigor a la votación de medio término, que concluyó siendo transcendental.

Santa Cruz, con más de cien mil vacunas sin aplicar, sigue dando turnos en cuenta gotas, con la quiniela de turnos en la página www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir.

 

Hasta este momento llegaron 540231 vacunas. Y aplico de la 1er dosis 223.795 y de 2da dosis 170.678.

Desde el año pasado se vacunaron a 393.187 personas. 

Hay guardadas, en Santa Cruz, en este momento, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación 144.633 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente 2.411 personas.

La provincia de Santa Cruz registra 988 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 115.660 los muertos en todo el país. (hoy 27).

Volvemos al mundo real.

Sobre el futuro, que aparece negro en concreto, el gobierno de Cristina Elizabet Fernández y Alberto Fernández.

Indicaron que no quieren hacer ningún ajuste mayor al actual, ¿y que piden?.

Bueno, reclaman una reducción de las tasas que el país enfrenta por la deuda con el Fondo Monetario Internacional, y que el plazo de repago sea de 20 años.

Como ya se ha dicho más de una vez en el FMI.

Estas exigencias K, chocan con la postura del Fondo, que busca, igualdad para sus países miembros.

Y que el plazo de devolución del crédito sea de 10 años y a cambio, ante la falta de un programa económico que el gobierno nacional, no ha hecho hasta el momento.

Le piden que haga efectiva una reducción del gasto público.

Otro tema espinoso, y de sentido común que observan los técnicos del FMI.

En el país tiene que haber “un plan coherente”, y que no haya una gran brecha de un dólar oficial a $100 y el paralelo a $186.

Y además, le dejaron en claro al gobierno de Alberto Fernández, que la inflación es un fenómeno monetario.

Con lo cual, tienen que parar con el gasto y financiarlo con emisión.

El plan “platita” está funcionando a la perfección, al menos así parece para el sector del mostrador en donde se encuentra el gobierno.

Intentando lidiar contra cada una de las adversidades que ellos mismos construyeron. Escribió Manuel Adorni.

Los nuevos planes platita, incluyen delirios inconsistentes.

Un bono de $5.000 para que los jóvenes puedan ir a recitales o al cine, viajes de egresados subsidiados, aumento en planes sociales e incremento en el salario mínimo vital y móvil.

Incluso las últimas noticias parecen de hace décadas, aunque por desgracia sean muy actuales.

Congelamiento de precios de aquí hasta el 7 de Enero del año próximo.

En cuestión de mamarrachos públicos tampoco se quedan atrás.

El Gobierno anuncia un proyecto de ley (a pesar de ya haber anunciado el mismo proyecto en varias oportunidades desde que asumió el 10 de diciembre de 2019).

Que promete crear 19.000 puestos de trabajo de aquí a los próximos 20 años.

Algo así como tres puestos de trabajo diarios, cuando el país necesita crear empleo a una velocidad cien veces mayor.

La única lectura que han hecho de la derrota electoral es que faltó más populismo.

A pesar de que la sociedad les está indicando que el vacunatorio VIP, el desastre de la política sanitaria, la inflación descontrolada, el 41% de pobreza.

Las cinco millones de personas que son indigentes y no logran comer todos los días, el cierre de las empresas, la desaparición de miles de pymes.

Las jubilaciones miserables, el cierre de las escuelas y la inseguridad que reina en la Argentina, fueron las principales razones de la trayectoria en las urnas.

 

Los ciudadanos no están convencidos que el camino es regalando heladeras, secarropas, viajes de egresados y dinero para ir a escuchar un concierto de rock.

El gobierno cree que la gente es indigna, y que venderá su dignidad por unos cuantos horneros impresos en papeles de 1.000 pesos.

Toda la “platita” se irá esfumando, antes de que cante tres veces un gallo.

La inflación vaciará nuestros bolsillos, el aumento de los controles y los problemas para acceder al dólar generarán que Argentina se aísle, de un mundo al que hoy no parece pertenecer. 

El 15 de noviembre, la lista de retos será extensa, compleja y tediosa, indefectiblemente habrá que enfrentarla tras las elecciones.

Lo ingrato, es que nadie lo pensó, ni el gobierno nacional, provincial o municipal, lo está haciendo.

Unos solo hablan de los planes y controles, y otros anuncian que pagarán las jubilaciones el día 24 de cada mes. En plena campaña, a modo de insulto.

Y los últimos, la intendencia, se conforma, con la grilla de la fiesta aniversario, con cantantes de cumbia, y mucho pan y circo, el resto de la verdadera agenda social, deberá esperar.

La esperanza, para los republicanos demócratas, sea que tal vez, el populismo sin dinero, tal como lo hemos conocido hasta ahora, estaría llegando a su fin. 

Que Dios nos ayude o en quien ustedes crean, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz del día viernes 15 de octubre de 2021.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!