Domingo 24 de Octubre de 2021

Hoy es Domingo 24 de Octubre de 2021 y son las 19:27 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

17 de septiembre de 2021

“Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar, siempre a todos. (Abraham Lincoln)

No puede, no debe cuestionar las decisiones del presidente de la Nación, por más que diga que es puesto por su capricho y que ella es la dueña del espíritu de Alberto Fernández. Y que a ella no le hace caso, el presidente hasta el 2023, es Alberto Fernández, NO ella.
Editorial del periodista Oscar Muñoz, viernes 17 de septiembre de 2021.

Tal vez, la carta que publicó Cristina Fernández, adjudicándose ella misma la campaña destituyente contra el presidente de la nación.

Usando los medios de sus amigos y socios, se destaca, por un punto central, sigue sin poner la cara, Cristina Fernández, nunca pudo tolerar una conferencia de prensa, con periodistas independientes y preguntas sin estar guiñadas.

Esta vez no fue la excepción, antes uso a la letrina de la diputada nacional ultra K Fernanda Vallejos, y luego complemento con este texto.

Que estaba tan mal redactado e inconexo, que habiéndose escuchado los insultos de su alcahuete, todo se comprende mejor.

Sin leer esa pieza fiel exponente de un enfermo afectado por el síndrome de Hubris" que vale recordad, para ubicar a Cristina Fernández.

Es un trastorno que se caracteriza por generar un ego exagerado, una perspectiva personal exagerada.

Con aparición de excentricidades y un claro desprecio hacia las opiniones de los demás.

Lo que dejó efectivamente escrito, es que Alberto Fernández, fue su capricho y ella, es la dueña de todo, la supuesta voz del pueblo, que tanto la adora y respeta.

Pero se equivocó una vez más la exitosa abogada, que no se conoce ninguna causa llevada adelante por ella, ni aquí en ciudad gótica, ni en otro lugar del país.

Omitió, decir, porque no le importa, que Argentina tiene una Constitución Nacional, que ella juró defender, que establece el sistema presidencialista.

Por tanto, el que decide, conduce, administra y elige sus colaboradores es el presidente de la nación, y aunque sea redundante, ella es la vicepresidente, su lugar está en el Senado, no en el Poder Ejecutivo.

No puede, repito, no debe, cuestionar las decisiones del presidente de la Nación, por más que diga que es puesto por su capricho y que ella es la dueña del espíritu de Alberto Fernández. Y que a ella no le hace caso, el presidente hasta el 2023, es Alberto Fernández, NO ella.

Si tiene razones, pruebas, denuncias, voluntades políticas de senadores y diputados, que inicie el trámite del juicio político y ahí los diputados y senadores nacionales, deliberaran sobre el tema.

Y se sustanciará, si se comprueban los errores o solo se tratan de berrinches, caprichos y delirios de grandeza de un enfermo agudo bipolar, dominado por el síndrome de hubris, como Cristina Fernández.

En el mundo se sorprenden, no solo por la locura de querer destituir al presidente Alberto Fernández, porque según dice, no hace lo que ella dice o se le ocurre como un antojo. Por haber perdido una elección más, que sería ya la quinta vez.

La cita textual, de Cristina Fernández, que recorrió redacciones en el mundo, no solo hizo comprobar, con tristeza, que con este gobierno nacional, Argentina, se transformó en un país bananero.

Que fue escrita por Cristina Fernández que es esta: “no voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial, a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político, por parte del pdte Alberto Fernández”.

La insania descrita en esta frase de la arquitecta egipcia de El Calafate, Cristina Fernández, se muestra como lo que es, una señora, que puede utilizar la post verdad.

Mentir, degradar, humillar, a quien intente interponerse en su camino para lograr la impunidad, que le permita disfrutar del dinero mal habido de la corrupción, no solo ella sino sus hijos y los delincuentes con los que se rodea.

Y utilizando una frase del pdte de EE.UU, Abraham Lincoln, que aplica a la inapelable situación institucional desatada por el delirio de Cristina Fernández.

“Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar, siempre a todos.

No hubo tiempo para correr. La mecha era corta y explotó. Escribió el periodista Diego Cabot. Ahora, con las manos en llagas, la reconstrucción del gobierno nacional, no será sencilla.

Sea por la herencia, por la pandemia o por la manipulación de elementos explosivos que hizo el Gobierno de Cristina Fernández y el delegado Alberto Fernández, lo cierto es que se armó el combo perfecto.

Las variables económicas que muestran los niveles de actividad, el empleo, el consumo y el poder adquisitivo de los salarios van hacia abajo.

Mientras estas descienden, otras se disparan. Entre las que suben están la pobreza, la inflación, el gasto público, el tipo de cambio y la presión fiscal.

Y ellos se pelean por la caja y el control de la justicia, nada que tenga que ver con el deber patriótico.

¿Es posible que este paquete pase inadvertido para una sociedad cansada?. La respuesta la dieron las urnas y fue un rotundo no.

Días después de la explosión, las quemaduras, los daños empezaron a notarse.

La comparación lleva, irremediablemente, a las soluciones que buscó Cristina Fernández en 2013 cuando fue derrotada en las elecciones intermedias por su ahora aliado incondicional, Sergio Massa.

En ese momento, hubo dos nombres. Jorge Capitanich, como jefe de Gabinete, y Axel Kicillof, como ministro de economía. Y detrás de esos nombres, dos medidas: cepo y devaluación.

Es posible que en la cabeza de gran parte del cristinismo repasen esos momentos cuando las recetas tuvieron efectividad.

De hecho, no parece estar en el manual a aplicar los cambios estructurales que el mundo económico reclama.

Pero el mundo, Argentina son otros, no se puede usar el pasado para solucionar el hoy. 

Cuando la política económica depende de la muñeca de los burócratas, es necesario que esa coyuntura esté firme.

No suena demasiado posible que la salida de esta crisis sea con las manos firmes como para imponer la confianza, perdida.

Siempre el kirchnerismo, el cristinismo, solía dejar bombas de tiempo, como las que le estallaron al Pdte. Macri, que las sumó a sus propios errores no forzados.

Esta vez el explosivo detonó antes de tiempo y encima en su propio gobierno el cuarto de color K.

Ahora, quedan dos años y habrá que reconstruir con las manos quemadas. Algo inédito para un peronismo, que ya casi está extinguido y deglutido por el cristinismo, que solo usa su sello.

En ciudad gótica, Río Gallegos, para la quiniela de turnos, hay que ir, a la página del gobierno provincial, www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Hasta este momento llegaron 435.396 vacunas. Y aplico de la 1er dosis 205.310

 y de 2da dosis 133.670. Desde el año pasado se vacunaron a 336.598 personas.

Hay guardadas, en Santa Cruz, en este momento, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, 96.255 vacunas. Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente 2.500 vacunas.

La provincia de Santa Cruz registra 983 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 114.286 los muertos en todo el país. (Hoy 185).

Aquí, en Santa Cruz, podrá no notarse, aunque la purga que debería haber habido tras la humillante derrota que sufrió el cristinismo, la cámpora y kolina, no incluyó al pj.

Porque de confirmarse, ya no queda absolutamente nadie, se perdió el recato y el honor, todo se termina en el juego de la silla, donde nadie quiere quedarse sin una.

Así signifique, borrar con el codo, lo que se escribió, se dijo y se usó como discurso político, del ridículo en política difícilmente se vuelve, eso también está probado en la Argentina y en la provincia.

Tal vez, solo quizás, el lunes de la próxima semana, tras una interminable cantidad de días, insultos por medio de alcahuetes, entre Cristina Fernández y Alberto Fernández.

Se sepa finalmente cuando y como capitula el presidente de la nación, y queda la Argentina a las órdenes exclusivas de Cristina Fernández, rompiendo de esta forma la institucionalidad.

Que se extenderá hasta el 2023 o hasta que todo explote un día, cuando la arquitecta egipcia de El Calafate, se levante un día de más mal humor que lo habitual, y decide arrasar la República.

Y alzarse con el poder formal, serán días difíciles, que no terminaran con un cambio de nombres, en la nación, o aquí en Santa Cruz, porque esto, solo cosmética K, para la tribuna.

Que Dios nos ayude o en quien ustedes crean, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz, viernes 17 de septiembre de 2021.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!