Viernes 30 de Julio de 2021

Hoy es Viernes 30 de Julio de 2021 y son las 23:41 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

7 de julio de 2021

La pobreza, la inflación, el populismo, son también pandemias.

Lo que nos queda por delante, en el país, y en la provincia, el municipio, la segunda mitad de estos gobiernos, con suerte no nos depare un colapso, con suerte logran seguir “atando con alambre, la gestión y disminuyendo errores”. Se dilapidó un tiempo valioso e irremplazable para lograr acuerdos mínimamente sostenibles con la sociedad. Se acumularon 50% de pobres y las demandas de millones de excluidos que, apenas pase un poco el temor a la pandemia, ya no va a ser tan fácil disciplinar o disipar como hasta ahora, las movilizaciones, los reclamos de las organizaciones de la izquierda filo k y los gremios gordos, ven que su poder mengua, avanza la cámpora en quedarse con las cajas para garantizar el sostenimiento del aparato militante, que como se sabe, nadie hace nada gratis en el cristinismo.
Editorial del periodista Oscar Muñoz del 07 julio de 2021.

Para saber quiénes y cómo se pueden vacunar en la ciudad, tienen que dirigirse al sitio oficial www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir o la de la municipalidad de Río Gallegos que es www.riogallegos.gov.ar 

Hasta este momento 208.556 Y aplico de la 1er dosis 139659 y de 2da dosis 42.014 desde el año pasado vacuno a 181.673 personas, Hay en stock en este momento, conforme al monitor de vacunación del ministerio de salud de la nación 26.883 vacunas.  

Se aplicaron desde la última actualización aproximadamente (2.584)  

La provincia registra, 913 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia: 416 en Río Gallegos,51 El Calafate,201 Caleta Olivia, 2 Cañadón Seco, 1 Fitz Roy,30 Puerto San Julián,28 Río Turbio,41 Pico Truncado, 2 Koluel Kaike,12 Puerto Santa Cruz,12 Perito Moreno,21 Piedrabuena,13 en 28 de Noviembre, 37 Puerto Deseado,31 Las Heras,2 Gobernador Gregores,8 Los Antiguos,1 Tres Lagos y 4 El Chaltén.

y El Ministerio de Salud de la nación consignaba, que son ya 97.439 los muertos en todo el país. Hoy 457.

Leí un texto del abogado Fabio Quetglas, que además es Máster en Gestión de Ciudades y desarrollo local (de la Universidad de Barcelona). Master en Desarrollo (Universidad de Boloña) y Director de Postgrado en Desarrollo Local y Gestión de Ciudades, de la Universidad, Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas. Sostiene que la Argentina puede resolver la pobreza, si se deja de empequeñecerlo como problema, de utilizarla políticamente y si se diseñan respuestas, coherentes en el tiempo.

La debilidad social argentina, expresada en los índices de pobreza e indigencia, -de prácticamente el 50% de todos sus habitantes- no puede ser resuelta con las herramientas y el enfoque que el Estado maneja. Sencillamente, porque habría un desencaje indiscutible entre la complejidad del tema que se emprende y la obstinación en el uso de instrumentos insuficientes, inadecuados o antiguos.

En el caso argentino, podría decirse, que la dimensión del fracaso, está dada por ser un país que, durante casi todo el Siglo XX, mantuvo la pobreza en un dígito. 

En primer lugar, por considerar a la pobreza como una “emergencia”, o la idea de que hay que “salir del paso”, sin importar la calidad de las respuestas, para disminuirla. 

También al no asumir, la pobreza, como un fenómeno persistente y creciente, que se usa, como argumento, en la urgencia estatal, para justificar diseños de gobierno precarios. 

Por tanto, en consecuencia, el Estado, en sus tres niveles, intenta -insuficientemente- lograr que, por medio de la distribución de recursos, ya sean planes, o dádivas, para que las familias puedan sostener sus necesidades elementales, a cambio de militar y votar al régimen. 

Lo trágico, es que ese rol de supuesta “contención en la emergencia” se continúa por años, esta actitud y otras, son parte del problema a resolver, y como consecuencia, deja de ser un instrumento de progreso, sobre todo, porque impide, o anula la posibilidad de la planificación. Y así la pobreza, nunca puede resolverse con esos modos, que son la práctica habitual, de los sucesivos gobiernos.

Y en segundo lugar, suponer que el distribucionismo clientelar, implica una mayor sensibilidad social, respecto del problema de la pobreza. No, es cierto. Cada fracaso es leído como un abandono ético y no como lo que centralmente es, un grave problema que cimienta la estructura socioeconómica, que genera exclusión, y una baja tasa de crecimiento social y humano. 

En estos tiempos pandémicos, la fábrica de pobreza inflacionaria es más rápida, que todas las respuestas asistenciales juntas, por eso no hay política social triunfante, sobre la base de supuestos planteos ideológicos económicos, que son estrafalarios. Como del mismo modo, presumir que solo la macroeconomía ordenada, permitirá superar la pobreza, es también una reducción inadmisible, no se puede vivir solo, con lo nuestro, hay que crecer y para ello, hay que promover y permitir que lleguen inversiones.

Indudablemente en Argentina, en Santa Cruz, la pobreza tiene muchas fisonomías distintas, y sencillamente, porque el país es definitivamente desigual. 

En ese contexto, el hecho de que el peso de los gobiernos locales, en las estrategias sociales esté encadenado, a sus caprichos e intereses políticos, esto sin duda conspira contra las posibilidades de conciliación de las respuestas políticas consensuadas y que se incorporen a la agenda social. 

No es idéntica la situación en cada extremo del país, y por lo tanto, no pueden ser iguales las respuestas, para los jóvenes o personas mayores, con o sin experiencia laboral, mujeres u hombres, etc. 

Caso contrario, la dinámica se volverá a repetir, el fracaso como ocurre en Santa Cruz. Los padres que pueden costear una carrera universitaria a sus hijos, determinará, que ellos, no vuelvan nunca más a la provincia, una vez recibidos, porque no tiene posibilidad, ni un mínimo futuro para desarrollar su profesión, ni su vida. 

Y aquellos, que no tengan esa posibilidad, quedarán cautivos, del sistema político, imperante hace décadas en la provincia, que solo ofrece, un trabajo en el estado provincial, o municipal, con bajo sueldo y cero posibilidades de crecimiento o capacitación.

Las opciones, todas dignas, se acortan, en el mejor de los casos, a un pequeño grupo dirigido al sector petrolero o minero, y el resto, si tienen suerte, un lugar en el comercio, o terminarán en alguna fuerza armada o la policía local, sin desmedro de ser todos trabajos honorables, pero que no salvarán a la provincia de tener todas las herramientas, que permitan luchar, doblegar a la pobreza, y sin duda, la más importante, sea el conocimiento, el estudio, la capacitación de los jóvenes, que si adquieren saber, pueden cambiar, desde la política o el rol que les toque, hacer lo que hasta ahora nadie hizo, por Santa Cruz, o Río Gallegos.  

Lo que nos queda por delante, en el país, y en la provincia, el municipio, es decir la segunda mitad de estos gobiernos, con suerte, no nos depare un colapso, porque con suerte, logran seguir “atando con alambre, la gestión y disminuyendo errores”. 

Pero, seguramente no hay muchas oportunidades de que la gestión de gobierno sea mejor que la primera parte, de eso no hay ningún tipo de duda. Y esto pasara, porque se dilapidó, un tiempo valioso e irremplazable, para lograr acuerdos mínimamente sostenibles con la sociedad, increíblemente se devaluó al extremo la autoridad oficial y la palabra del presidente Fernández, donde se acumularon distorsiones, de todo tipo, y como consecuencia de las malas políticas, se acumularon 50% de pobres y las demandas de millones de excluidos que, apenas pase un poco el temor a la pandemia, ya no va a ser tan fácil disciplinar o disipar como hasta ahora, las movilizaciones, los reclamos de las organizaciones de la izquierda filo k desencantada, y los gremios gordos, que ven que su poder mengua y que avanza la cámpora, en quedarse con las cajas para garantizar, el sostenimiento del aparato militante, que como se sabe, nadie hace nada gratis en el cristinismo…

Es ya concreta la idea, que cuando disminuya la presión pandémica, el gobierno nacional, y sus satélites provinciales, deberán enfrentarse a la situación, que ahora permanece oculta, por la gravedad de la pandemia y el fracaso en el plan vacunatorio, hay que tomar en consideración que la mitad de los habitantes de Argentina es pobre e indigente, y el resto sobrevive, y solo un porcentaje mínimo, políticos, ricos, corruptos y acomodados, la pasan bien, y tienen su propia fiesta, el resto, la vemos por tv, o nos muestra como ejemplo, a los mediáticos buenos para nada, de la tele, en tanto, los ciudadanos de a pie, nos regimos por la ley del agua y el ajo, es decir nos aguantamos y nos jodemos…

Que Dios nos ayude o en quien ustedes crean, muchas gracias.

Ingresa, podes leer o escuchar (completa) la editorial del periodista Oscar Muñoz del 07 julio del 2021.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!