Sábado 31 de Julio de 2021

Hoy es Sábado 31 de Julio de 2021 y son las 00:07 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

29 de mayo de 2021

La infinita diferencia... MALOS o PEORES… BUENOS o MEJORES?

“Cuando los justos gobiernan, el pueblo se alegra; más cuando gobierna el impío, el pueblo gime”
Proverbios 29:2

Santa Cruz gime desde hace 30 años. Pareciera que los santacruceños no nos hartamos, ni escarmentamos de una dirigencia política que no nos deja otra alternativa que tener que escoger entre malos y peores. Así surge de la difamación y las calumnias que se propinan mutuamente los candidatos en las campañas proselitistas y lo peor es que la ciudadanía termina CREYÉNDOLES A TODOS… entendiendo que cada denuncia, que cada insidia tiene su razón de ser. No hay nada mejor para un malo que gobierna que demostrar que el que pretende reemplazarlo ES PEOR.

 

A falta de excelencia o de méritos por los cuales merezcan ser reconocidos,   dirigentes mediocres y ensoberbecidos –en todas las veredas- centralizan su accionar político exclusivamente en destacar las miserias de sus contrincantes, procurando que el electorado no percate,  menosprecie o minimice las propias. 

 

Y –como si este tipo de mediocridades fuera poca- la Ley de Lemas permite en Santa Cruz nuclear en un mismo espacio la suma de distintas adhesiones, permitiendo la transferencia de votos desde los malos a los peores… o viceversa y, en cualquiera de los casos, el resultado es el mismo. 

 

Y no hay mayor ni mejor evidencia que LA REALIDAD que en el 2021 –casi 30 años después, aún nos azota, al tiempo que nos hace sentir cada vez más culpables. Y es que las miserias que asedian a los santacruceños no son ajenas a las propias responsabilidades de los mismos santacruceños. 

 

Los KIRCHNER no llegaron al poder, ni se sostuvieron durante casi 30 años poniéndonos siempre un revólver en la cabeza… aunque creo que no falta mucho. El intento de nacionalizar el “Caso SOSA” es una muestra acabada de la desesperación de la fiera acorralada, capaz de cualquier cosa.

 

He sostenido en numerosas ocasiones que coexisten dos maneras de brillar. Una es hacer que tu propia luz resplandezca e ilumine cada día un poco más; la otra es apagando la luz de los demás, en cuyo caso condenarás a tus gobernados a deambular en las tinieblas. 

 

Creo que esta conducta condena a la chatura intelectual y –como lo observará en su momento- estoy convencido que fue el principal defecto del gobierno de MACRI contagiado del hábito de deshacerse de los funcionarios y políticos “que resplandecían” (PRAT GAY, LOUSTAU, MELCONIAN, FRIGERIO, SANZ, MONZÓ, etc.,). Y pasó entonces que en un gabinete superpoblado de funcionarios mezquinamente “achatados y en penumbras” los costos políticos de cualquier eventualidad, recaían sobre el Presidente de la Nación y en un régimen híper presidencialista como el nuestro tal error puede acarrear consecuencias fatales.

 

En esa filosofía mezquina se prefirió la cantidad por sobre la calidad y es entonces que el gobierno de MACRI fue atiborrado por 22 ministerios, 85 secretarías y 204 subsecretarías en los cuales el poder de decisión se diluyó peligrosamente y las respuestas tardaban o nunca llegaban a la ciudadanía.

 

QUE FÁCIL QUE NOS OLVIDAMOS DE ESO.

 

Soy ya un viejo militante… ¿Por qué no reconocerlo? Radical modelo 82. Cautivado –como cientos de miles- por el magnetismo de Raúl ALFONSÍN, a quien conocí personalmente a fines de junio de 1982, inmediatamente después de la Guerra de Malvinas, en momentos en que la democracia “estaba por verse”. 

 

Pero no pretendo aquí autoreferenciarme, sino que se sepa del cúmulo de experiencias acumuladas desde dónde estoy parado para con tal autoridad señalar los vicios y las deficiencias de la dirigencia política santacruceña, que ha llevado a su ciudadanía al marasmo que debemos soportar, partiendo del hecho que en estas 4 décadas de militancia he debido luchar contra la corrupción, es cierto; contra la cadenas de temores y complicidades perfectamente montadas por el Kirchnerismo, también es cierto; pero mucho más contra las múltiples victorias de la mediocridad sindicalizada en contra de la excelencia desalojada de los espacios de decisión… en todas partes.

 

Anhelo que estos vicios se terminen casi, en defensa propia. Porque ya no tengo tiempo para perder. Porque veo partir a viejos luchadores amigos y yo no quiero morir sin antes ver a Santa Cruz redimida, restaurada y sus valores restituidos tras 30 años de decadencia, para lo cual –primero- se deberá restablecer la actividad política sobre pilares virtuosos, tales como la capacidad, la honestidad y la vocación de servicio que se conculcaron deliberadamente en los 90, para consumar un espantoso plan de saqueo del que  se tendrá en la memoria colectiva y –como santacruceños- nos avergonzará por generaciones.

 

Santa Cruz, es un territorio saqueado; ya no hay margen para nuevos latrocinios. El Kirchnerismo en diciembre del 2023 –después de 32 años de gobernarla- la dejará en el fondo del pozo, fundida e insustentable. Ineludiblemente los objetivos de quienes pretendan conducirla a partir de entonces han de ser virtuosos, por lo cual el itinerario para llegar al gobierno no puede recorrer caminos tramposos, plagado de infamias, represalias, escupitajos y zancadillas. Y es que si fuiste deshonesto para competir ¿Por qué debemos creer que serás honesto para gobernar?

 

Santa Cruz necesita imperiosamente que el enfrentamiento entre políticos antagónicos se dirima en el campo de las conductas, del talento, de la trayectoria y de las ideas; en la discusión franca entre quienes son los más capaces, los más honestos, los más comprometidos, lo que es decir sobre el sano cotejo de virtudes y dejar atrás la crónica competencia entre malos y peores… en todas partes.

 

“La Política” debe ser intelectualmente enriquecida, moralmente potenciada para que vuelva a ser una “cuestión de honor adecuado a los honestos, capaces y comprometidos”. Hoy, en muchos casos, se ha transformado en un coto de caza de imberbes temerarios y ambiciosos con ansias de riqueza fácil y especialistas en el arte de la trampa, la mentira, la apostasía y la extorsión, ilustrada por el Kirchnerismo durante 30 años en el poder.

 

Anhelo que la “culturalización política” Kirchnerista, que durante 3 décadas contaminara con sus trampas, sus tretas y sus malicias los usos y costumbres de los quehaceres políticos sea exterminada… en todas partes.

 

Anhelo que los “pajeros”, aquellos que se dedican a mezclar la paja con el trigo, de modo que todo se vea como paja (“todos son mentirosos, todos son incapaces, todos son corruptos… todos la misma mierda”) sean de una buena vez desenmascarados y que la sociedad pueda distinguir con absoluta claridad las enormes diferencias entre los políticos santacruceños, especialmente los indudables contrastes morales que vaticinan porvenires totalmente distintos. Y para ello será indispensable saber separar la paja del trigo… en todas partes.

 

Anhelo que la gente buena, que “el ciudadano de a pie” se comprometa de una buena vez con la cosa pública, que abandone el cómodo espacio de la deserción ciudadana que deja liberado el ejercicio de la política a los imberbes, los mentirosos, los mafiosos y los corruptos.

 

Esta calidad ciudadana exigirá nuevos enfrentamientos electorales, tácticas proselitistas de excelencia que obliguen a los estrategas a modificar sus campañas resaltando las virtudes de los candidatos que se proponen para que superen en propiedades a los candidatos que se oponen. No puede ser que lo mejor que te pueda ir dependa exclusivamente de lo peor que le vaya a tu adversario, en un “sube y baja” insustancial y permanente.

 

Para ello el Partido Justicialista debe aprender que hay dos alternativas en el ejercicio del poder: o se es oficialista o se es oposición. Que ambos estadios revisten la dignidad adquirida del pronunciamiento popular por lo cual se debe hacer carne que quien gobierna a través del voto ciudadano no puede ser tratado como un usurpador… se debe aprender a perder y a esperar.

 

Esta filosofía engendró en nuestro país la máxima: “mientras peor, mejor” provocando entonces que la competencia política se degenerara en un estadio crónico y pendular de acciones conspirativas, sabotajes permanentes y maniobras destituyentes que ha conducido al país más rico del planeta a un estado de pobreza tan vergonzante como inexplicable… Y NO HABLO DE VENEZUELA.


 

Anhelo que se recuperen los valores en el ejercicio de la función pública y la política se impregne de actitudes éticas, prioritariamente comprometidas con el bienestar general, como lo fueran en los cada vez más recordados tiempos de Raúl ALFONSÍN, en los que se militaba por causas, no por intereses; tiempos en los cuales la desvergüenza, la difamación crónica, la extorsión, los mediocres y los mercenarios no habían invadido los partidos políticos.

 

Anhelo que la política sea o, por lo menos, vuelva a ser eso, y –para ello- se debe limpiar y descontaminar de la basura Kirchnerista… en todas partes.

 

Porque de no ser así, los honestos y los competentes seguirán siendo derrotados por el juego inmoral de los corruptos, los hipócritas, los mediocres, los mentirosos y los perversos al que muchos suelen confundir con la política.

 

A mí me ofende esa confusión… me duele.

 

Por eso no me canso de sostener que eso es confundir el amor con la prostitución. 

 

Editorial profesor Hugo Moyano.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!