Hoy es viernes 6 de diciembre de 2019 y son las 17:24 hs. ULTIMOS TITULOS: ¡Participá en Instagram de Clasificados y ganá una increíble moto! / Paro en Latam: dictaron la conciliación obligatoria / El Balseiro suma otra cordobesa en su conducción / Piden la elevación a juicio de las dos causas que pesan contra Marcos Teruel por abuso sexual / Murió una motociclista tras embestir contra una camioneta en San Francisco / Informe crítico de la Otan contra Facebook, YouTube y Twitter: no pueden evitar la manipulación / Angela Merkel visitó por primera vez un campo de concentración en Auschwitz / Luego de 25 años, el tren volvió a ir de Alta Córdoba a Estación Mitre / India: la Policía mata a cuatro sospechosos de una violación / Es falsa la carta de Lanata a Macri que se viralizó en redes sociales / Trabajadores de Aoita adelantaron que la semana próxima habrá asambleas sorpresivas en reclamo salarial / La guía de Instagram para padres y adolescentes: aflojemos con la presión por lograr la perfección / ¿Cuándo cobran el medio aguinaldo los jubilados provinciales? / EE.UU. registra el peor brote de sarampión desde 1992 / Cuatro muertos tras un tiroteo en una base militar de Estados Unidos / En el interior, el consumo cayó cinco puntos menos que en Buenos Aires / Greta Thunberg, en Madrid: "No deberían escucharme más que a cualquier otra persona, sólo soy una activista climática" / ¿Quién es quién en el Gabinete de Fernández? / El presidente Macri aceptó la renuncia del titular de la AFI y de otros funcionarios / El verdadero rey de Nueva York /

21 de noviembre de 2019
Giubetich y el último acto: PROALSA se adjudicó la Etapa II de la Cuenca Sarmiento por 150 millones de pesos.
Se llevó a cabo la apertura de sobres en la Municipalidad de Río Gallegos, para adjudicar la segunda etapa de la obra pluvial de esta capital y el Intendente Roberto Giubetich anunció con una amplia sonrisa que la “única interesada” fue la firma PROALSA SA…

En este caso favorecida con un contrato de 149.991.907,11 pesos, (sobre 151.081.533,12 pesos del presupuesto oficial) 10 meses de plazo, con el antecedente de haber realizado el primer tramo del denominado proyecto Cuenca Sarmiento, por una suma cercana a los 300 millones de pesos sobre los cuales recayeron sospechas de sobreprecios y otras cuestiones que el gobierno nacional de Macri (dado que son fondos nacionales) nunca se dedicó a investigar.

¿Única interesada?

Giubetich dijo las palabras mágicas, que los medios copiaron sin dudar. ¿Única interesada PROALSA SA como dijo el intendente?. De acuerdo a documentación a la que accedió OPI y News, la realidad es otra. Giubetich recibió un pedido expreso y por escrito de otras constructoras y sin embargo, desoyendo cualquier pedido o recomendación para extender los tiempos de la licitación, el jefe comunal “decidió” dejarle cerrado el negocio a Grasso, antes de irse.

De acuerdo a las notas que aquí se muestran, el 14 de noviembre de 2019 la empresa RTS Ingeniería SA le envió nota a la Dirección de Obras Públicas del municipio de Río Gallegos, quejándose que la falta de información oficial no le permitía intervenir en el proceso licitatorio y recordándole al municipio que se debe “contar con un acto jurídico claro e igualdad de oportunidades para posibles oferentes”, indica el texto, indicando que este principio está vulnerado desde el inicio al no cumplirse los plazos mínimos exigidos por ley y concluye que de ello conforma una situación anormal que afecta a todo el proceso licitatorio.

Rodamix SA el día 14 de noviembre de 2019 elevó nota al intendente Giubetich donde le pide al municipio extender los plazos licitatorios y en el caso solicita toda información respecto de riesgos, contingentes, eventuales y todo aquello que pueda influir en la obra, detalles obviados por el licitante.

Otra fue Consur SA que el 19 de noviembre le cursó nota al municipio solicitando prorrogar la apertura de sobres en la licitación Nº 18/19  publicada en el Boletín Oficial.

Nuestras fuentes indican que habría intervenido la firma ACRI SA, la cual estaba en condiciones de ofertar y rehusaba bajarse de la licitación, como fue el pedido del intendente; pero finalmente ,por razones que aún no se conocen claramente, pero se estima está en arreglos espurios entre las partes, esta última accedió a dejarle el camino libre a PROALSA SA.

Tal vez sea coincidencia, o tal vez no, pero Dos Inspectores de las Obras pluviales en Río Gallegos son, Paola de Gaetano y Ramón Humano. Ambos lo son también de otras obras que la municipalidad de Giubetich tiene con PROALSA SA como el pozo de bombeo, viviendas, red eléctrica, red de agua, teatro municipal etc. 

Esto no se agota allí, pues, como dijimos, Giubetich siente una gran atracción por esta constructora, pero sería menos llamativo si Paola de Gaetano no fuera Directora de Obras Públicas de la Municipalidad y a su vez, empleada de la empresa PROALSA SA; es decir, atiende de ambos lados del mostrador: controla y ejecuta. Y por estas actividades de inspectores cobran increíbles horas extras que las fuentes aseguran rondan los 200 mil pesos mensuales.

Una mano de amigo

A pesar de todo lo relatado y acto mediante, el Intendente Roberto Giubetich junto con el Secretario de Gobierno Jorge Caminiti, el Secretario de Hacienda Leandro Fadul y el Secretario Coordinador Horacio Huecke, le entregaron “en bandeja” la obra “perfectamente cerrada” al nuevo intendente, Pablo Grasso, titular del IDUV, organismo que desde el 2016 fue el principal articulador de la obra pública en la provincia, tanto con fondos provinciales como nacionales, privilegiando a un pool de empresas amigas entre las que está, fundamentalmente, PROALSA SA junto a otras como Acri Construcciones SA, Permaco SA, Proyectos Fueguinos S.R.L., Rodalsa, Magda, Magdalón, Consur SRL, Edisud SA y Chimen Aike, entre otras. Todas ellas son históricas en Santa Cruz, parte de la carterización de la obra pública que sucedió a Lázaro Báez, algunas de las cuales respondieron a su estructura y hoy prosiguen licitando con el Estado sin ningún tipo de impedimentos.

Nada es inocente o improcedente en esta sutil maniobra “institucional” del intendente saliente, un extraordinario colaborador del Frente para la Victoria y especialmente durante el gobierno de Alicia Kirchner. El intendente que se va le deja organizada la obra al que viene, con el agregado que al ser “parte de lo mismo”, Pablo Grasso prácticamente se va a sentir “como en casa”, por cuanto PROALSA SA es una empresa amiga, con la cual como funcionario del IDUV está acostumbrado a mantener buena onda y excelente relación de negocios.

El último acto de Giubetich, por lo tanto, conforma sobremanera al kirchnerismo y el ingeniero cierra de esta forma una gestión (Intendente de RG) que seguramente no va a poder repetir por lo desastrosa que fue la que termina, pero puede asegurarle aceitadas relaciones políticas con el oficialismo y caer en alguna “asesoría” o ser parte de alguna empresa que en el futuro no muy lejano, le permita estar cerca del poder y/o de la billetera oficial.

Los medios de la provincia resaltan hasta el cansancio los beneficios de la obra y hasta entrevistaron a los titulares de PROALSA SA, como si se tratara de la empresa salvadora de la obra pública provincial, enmarcada de un halo de transparencia y honestidad, pero si nos remitimos a sus antecedentes y lo que expresamos anteriormente, quedan dudas sobre el particular.

Por su parte Pablo Grasso, el intendente entrante, dijo a Tiemposur “Es difícil no estar de acuerdo con obras de infraestructura que no comprometen al erario municipal y solucionan un problema real que tiene la ciudad obteniendo el financiamiento, el análisis técnico, no solo de la Municipalidad sino que con el aporte de los técnicos de recursos hídricos de Nación, estando adjudicada. Todo hace pensar que no habría ningún inconveniente”.

Claro, Grasso, Giubetich, Proalsa SA y otros más están muy contentos; y tiene por qué.

La elegida por Giubetich

Como sucede en Santa Cruz, lejos de importar los antecedentes la intachabilidad de las empresas a la hora de considerarlas beneficiaria de obra pública, lo más importante es el grado de “confianza” que exista entre los gerentes y los funcionarios del turno. Por este motivo, para la segunda etapa de las obras pluviales de la capital, fue elegida PROALSA SA, constructora del primer nivel, obviamente.

En marzo del 2017 la AFIP con apoyo de Prefectura Naval de Tierra del Fuego, por orden de la justicia Federal (Juzgado de 1º Instancia de Quilmes) realizó un allanamiento en las oficinas administrativas de la empresa constructora Proalsa, ubicada en calle Colón al 1100, en Río Grande.

Los diarios de la provincia indican la búsqueda de material que conectaba a Proalsa SA con la causa que le siguen a Lázaro Báez, teniendo en cuenta que en TDF la constructora allanada posee gran parte de la obra pública como las plantas de bombeo o el acueducto de la margen sur, sin embargo resultó que se investigaba una organización dedicada a emitir facturas apócrifas y la investigación apuntaba a la evasión fiscal, dada la estrecha vinculación de la firma contratada por Giubetich con Báez.

PROALSA SA sin embargo tiene mala reputación, tanto en Tierra del Fuego como en varios puntos del país y aquí mismo en Río Gallegos. Aún así, el municipio de esta capital le sigue dando obra pública y nadie se pregunta por qué.

En nuestra ciudad se han anunciado pavimentación de calles que nunca fueron realizadas, obras de pavimentación como la calle San Martín que con más de 60 millones pagados, se destruyeron a los pocos meses; en el 2014 bajo la administración Cantín Proalsa SA inició en esta capital 250 viviendas, no terminó el programa y luego desdoblaron las licitaciones corriendo un río de palta y sin finalizar las obras.

En el año 2017 PROALSA SA tuvo a su cargo la construcción de 65 viviendas con fondos nacionales, jamás terminadas y cruzadas por acusaciones de corrupción y un poco más atrás, en el 2015 el Tribunal de Cuentas de la provincia de TDF dispuso sancionar al Vicepresidente del Instituto Provincial de la Vivienda ingeniero Roberto Lorente por su accionar en la escandalosa licitación para la pavimentación de Chacra XIII primera etapa  de la urbanización de barrio Malvinas Argentinas Río Grande. PROALSA S.R.L fue la elegida por Lorente y el Tribunal de Cuentas objetó la obra por las irregularidades en su tramitación, como así también la imposibilidad de que otros actores pudieran jugar sus posibilidades en la licitación respectiva.

Un caso muy parecido al de Giubetich con la empresa PROALSA SA en el caso de la obra por los efluentes de Río Gallegos, solo por mencionar alguna de las sospechadas en las que interviene esta constructora. Todo un escándalo, que no ocurre en Santa Cruz, donde a nadie (ni a la justicia) le llama la atención la corrupción y los negociados desde el poder.

Agencia OPI Santa Cruz



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   
aaaa

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet