Hoy es domingo 15 de diciembre de 2019 y son las 07:54 hs. ULTIMOS TITULOS: Retenciones: el agro, en primera línea de impacto / Por bajo peso, dos voluntarias dejan de comer la canasta básica del Indec / Investigan a un juez por estafas en un geriátrico / La COP25, en un limbo por las diferencias entre países / Capturado por Interpol, llevan a juicio a un cordobés en Chile por un trágico asalto de película / La nueva guía de aborto no punible fija pautas para menores de 13 años / Necesitamos hechos, no palabras / Cómo es la escena del crimen del caso Cadamuro / Acuerdo entre China y EE.UU. / Llaryora busca que rija la regulación de taxis y remises / La apuesta de China a las energías renovables / Tal Cual, por Chumbi / Saqueos, caos y 3 muertos por protestas en India / Una mujer murió en un choque frontal en las Altas Cumbres / Cuidar a Córdoba y sostener a la Capital: el PJ renovó consignas / Cómo será la acotada mesa chica de Llaryora / Motochoros le arrebataron la vida a un turista inglés / No pasé hambre, pero me voy a quejar / Indec, el primer incómodo / Hace 100 años: El socialismo en la Iglesia /

13 de noviembre de 2019
¿La Argentina que viene, es la que todos imaginan?
Editorial Oscar Muñoz, miércoles 13 noviembre 2019.-

Lo que se viene por delante en la Argentina, no es un tema menor, es algo que no debe ser tomado con liviandad, y dicho esto para cualquiera de los dos lados de la grieta, el 48% del cristinismo o el 40% del macrismo.

Debemos, tal vez, deberíamos, tener una profunda preocupación sobre la ideología que queremos para nuestro país. Ya se sabe que se votó en las PASO y en la generales de octubre, ¿pero se votó por un hartazgo de fracasos en la economía? ¿o por un cambio de políticas?. Hay dudas sobre esto.

Lo cierto en todo caso, es que hay un pendulismo ideológico no resuelto, en nuestro país. Obviamente esto no aplica, ni para ciudad gótica, Río Gallegos, ni para Santa Cruz.

Aquí se sabe que todo es cristinismo y ex fpv, la uniformidad es total, no debe ser puesto en duda, la inclinación populista, es marcada, aunque, si vemos su conformación social, nada haría suponer que la extensa y fuerte clase media santacruceña, es socialista populista.

Pero así fue y así es…Gustan de reclamar, por supuestos derechos perdidos, pero, muchos tienen dos autos, imponentes casas, un estándar de vida interesante, se van de vacaciones al caribe o a Disney, y lo hacen sin ningún prurito, lo muestran en las redes sociales.

Esta bárbaro, en su dinero, pero extraña esa idea oscilante que tienen, sobre la política y el relato en la que están metidos como si fueran habitantes del conurbano bonaerense, quizás con razón, no tienen servicios, ni agua, ni cloacas, pero su vida es de aspirantes a clase media alta, cualquier ciudadano de a pie, saca al pagar no una, sino varias tarjetas de crédito.

Ahora vemos. La teoría del Péndulo Democrático que resultaría ser bastante sencilla, habla de la existencia de un movimiento pendular en cuanto a las formas del Estado, es decir, en tanto, las manifestaciones que tiene un Estado en determinados momentos; digamos que en la parte izquierda del péndulo se encuentra el Estado Social de Derecho y en la parte derecha se encuentra el Estado Liberal de Derecho.

Los vaivenes de la política en cada Estado, o en cada país, oscilan en este péndulo, mientras más se aproxima algún movimiento político a la izquierda se encuentra más “cerca” de apresurar el advenimiento de la derecha, y viceversa.

Esta lógica simple de guarismos, entre la derecha y la izquierda en un ciclo pendular parte de la afirmación de los roles que debe cumplir cada gobierno en determinado momento, si el gobierno no mantiene relativo equilibrio dentro de su manejo gubernamental y dentro de las políticas públicas, lo más probable es que lo que tendría previsto construir no se realice, o en su defecto fracase.

Y el péndulo viraría hacia su opuesto. Solo por citar, Chile, Bolivia o lo que ocurrió con las elecciones en Argentina. Una vez más es innecesario hablar de Santa Cruz, hace décadas que se vota de la misma forma, socialismo encubierto por el peronismo y ahora populismo cristinista, dicho en ambos casos con todo respeto, porque siempre han sido votados, por un amplio margen de la sociedad.

El llamado realismo electoral, se habría dado, porque el común de los ciudadanos de a pie, piensan que la vida funciona en una relación política entre la causa y el efecto, si hacen algo, esto tendrá un efecto, por lo cual se piensa en resultados, en fines, en pocas palabras: en algo mecánico.

Este pensamiento, como se puede verificar en Santa Cruz, es incompleto, porque no se puede calcular con precisión el efecto de una causa, caso contrario viviríamos en un emirato árabe aquí, en cambio es todo lo contrario, en uno sobra todo el dinero, y aquí vivemos sollozando que por el contrario nunca es suficiente.

Nada es nuevo sobre esta materia, en noviembre de 1983, el ingeniero Marcelo Diamand presentó un trabajo que tituló “El péndulo argentino: ¿hasta cuando?”

Ahí decía: “Las últimas décadas en la Argentina se han caracterizado por cambios muy bruscos y muy frecuentes de la política económica que muestran una oscilación pendular entre dos corrientes antagónicas: la corriente expansionista o popular y al ortodoxia o el liberalismo económico.

Claramente, se puede percibir, que salvo alguna pequeña interrupción, el justicialismo, y luego el peronismo en sus diversas vertientes se movió en la corriente popular expansionista, con magros resultados con el correr de los años.

La corriente popular refleja las aspiraciones de las grandes masas de la población. Sus ideas en materia económica reconocen la influencia del modelo keynesiano y del nacionalismo económico.

Sus principales objetivos son la distribución progresiva del ingreso y el pleno empleo. El primer objetivo se instrumenta mediante mayores beneficios sociales, aumentos nominales de salarios y a menudo controles de precios.

También se recurrió al manejo de los grandes instrumentos de política económica -fundamentalmente del tipo de cambio y de las tarifas de los servicios públicos subsidiados- en función del objetivo prioritario de evitar que aumente el costo de vida y como segundo objetivo lograr asegurando, un alto nivel de demanda.

Las etapas expansionistas históricamente suelen comenzar con el aumento de los salarios reales, el crédito barato, el incremento de la actividad económica y una euforia en el sector industrial y comercial.

Sin embargo, en la mayoría de las veces esta etapa no dura mucho. El déficit del presupuesto crece, la balanza comercial se desequilibra, aparece el desborde sindical, surge el desabastecimiento y se acelera la inflación.

El proceso culmina en el agotamiento de reservas en el Banco Central y en una crisis de balanza de pagos. La expansión se detiene y sobreviene una situación económica caótica.

A medida que pasa el tiempo aumenta la oposición de los estratos influyentes de la sociedad y, finalmente, sobreviene la caída del equipo económico del gobierno, otra vez en péndulo, se cierne sobre la sociedad.

Aunque la corriente popular, hablamos del peronismo, admite algunos de sus errores y excesos, tiende a minimizar su importancia, y como justificación principal de su fracaso alega la insuficiencia del poder popular para manejar los resortes clave de la economía y la resistencia de poderosos grupos económicos nacionales e internacionales.

Casi un discurso calcado del cristinismo actual.

La caída de la corriente popular, como pasó en el año 2015, provoca siempre un brusco vuelco hacia la ortodoxia económica basada en la teoría neoclásica de la economía.

La ortodoxia resulta afín al pensamiento de lo que puede considerarse como la ‘opinión ilustrada’ nacional e internacional, incluida la de las instituciones financieras internacionales.

Es así que las políticas ortodoxas reflejan el pensar y el sentir del sector agropecuario, del financiero, del exportador tradicional y, algo paradójicamente, de una gran parte del industrial.

El acento se ve puesto sobre el orden, la disciplina, la eficiencia, el equilibrio del presupuesto, el ahorro, la confianza y la atracción de los capitales del exterior y las virtudes del sacrificio popular. Algo de lo que quiso hacer cambiemos, pero jamás lo completo y se comenzó a mezclar en sus propios errores.

Dado que las justificaciones que esgrime cada tendencia - la corriente expansionista o popular y al ortodoxia o el liberalismo económico- siempre arguyen la insuficiencia de poder político para concretar su proyecto, cobra fuerza el diagnóstico de que los males económicos del país se deben a un empate de fuerzas que impide la salida.

De allí la opinión frecuentemente formulada por los observadores políticos de que, cualquiera que sea la política, lo importante es que tenga estabilidad y que sea respaldada por un poder político suficiente para durar y rendir sus frutos.

Todo mencionado no se refiere exclusivamente a la Argentina. Perfectamente aplica a los que ocurre en el continente, Bolivia y Chile, por los más cercanos en el tiempo.

La pugna entre las dos corrientes económicas divorciadas de la realidad se reproduce en muchos países similares y el análisis de la situación argentina en una gran medida puede aplicarse a ellos, no somos diferentes, por el contrario, lamentablemente los problemas se presentan en ciclos en todos ellos.

Las discusiones locales se acortan en forma central y dura, mientras se hace algo de pan y circo, sobre cuándo y cómo serán los actos de la asunciones de los que han sido electos, léase intendente, concejales gobernador y vice, diputados nacionales y diputados provinciales, todo parece tomar una velocidad, para que todos queden dentro y aquellos que tienen condenas en primera instancia, estén amparados por los arcaicos fueros, que vale recordar una vez más, es para el ejercicio de su función como legislador y, no la cobertura de delitos cometidos con anterioridad, pero eso es anécdota, en los primeros días de diciembre, todo está terminado, algunos harán la peregrinación a Güer Aike y otros peregrinan pero a Bs As, a ver si son bendecidos con algún cargo en la nueva administración nacional.

No hay que perder de vista, que ahora quedan una cantidad de becas, muy atractivas, ENACOM, ANSES local y Regional, Migraciones, Delegación de varios ministerios, PAMI, organismos de control, vialidad nacional etc etc, se comenta que ya hacen varias filas en bs As, para conseguir los puestos, que por supuesto estarán destinados a personas muy fieles y cercanas.

El resto se debate con el paro de los maestros, que ya queda prácticamente olvidado por la cadena de la alegría y el ánimo rentada, solo es vista, por los padres, que vuelven con sus hijos que no tienen clase, el resto, a nadie le importa, está todo bien, y si no se oculta…

Y finalmente, el gran efecto bomba de humo militante que se está por realizar, con la CSS, un proyecto totalmente acomodado para el gusto y placer del gobierno, tendrá un tratamiento, seguramente a carpeta cerrada, dándoles algunos lugares con sueldos a los gremios, para que silencien su voz y acompañen a legalizar una de las cajas recaudadoras más importantes que hay, si realmente ingresa el dinero que le corresponde, todos los afiliados a la CSS, deberían tener un servicio superlativo, mejor que cualquiera de la prepagas truchas que operan en la zona, pero no, es otro triángulo de las bermudas la CSS.

Ser otro organismo colegiado, con supuesta oposición y mayoría del ex fpv, con lo cual, pasa a ser un negocio redondo, para el gobierno de Alicia Kirchner, dice que es colegiado, pero en verdad es otra unidad básica más, como lo es el consejo de educación, el tribunal de cuentas, el ex canal nueve y ahora será la CSS…

A ver, nada hay que decir, se votó, no una vez, sino dos, esto es lo que quiere el ciudadano santacruceño, honor y gratitud hacia el…

Que Dios nos ayude…



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   
aaaa

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet