Hoy es jueves 14 de noviembre de 2019 y son las 05:12 hs. ULTIMOS TITULOS: Un crudo verano aguarda a las automotrices cordobesas / Seguidores de Evo Morales desafían a la líder interina / Custodian a 2 de cada 10 colegios de Córdoba / Buscan revalorizar los principales corredores comerciales de la ciudad / La transición formal aún no empezó y el sector privado ya pasa factura / Mutual de Altos de Chipión: una familia empresarial, en el centro de las sospechas / Incidentes inexplicables / Varios policías en medio de una banda que vendía autos robados / Ante la crisis, Chile debate reformar su Constitución / 25 años y 356 mil ?semillas? de Junior Achievement / Pidieron elevar a juicio a Moli por ?30 años de violencia de género? / Grupo San Cristóbal acelera en su proceso de transformación digital / Sin Justicia no hay república / El Congreso Nacional condenó el ?golpe de Estado? en Bolivia / Desalojaron de tres plazas a personas en situación de calle / La escuela que escucha más para detectar violencias / Ataques entre israelíes y palestinos dejan 26 muertos / Aunque ganó menos, Bancor asegura que mantiene indicadores de solvencia y liquidez / Con la ?Marcha peronista? incluida, proclamaron a los Fernández / El sistema de transporte respira con $ 29 millones de la Nación /

8 de noviembre de 2019
Habrá cambios?, o seguiremos por lo fácil y popular.
Editorial Oscar Muñoz, viernes 08 noviembre 2019.-

El panorama, por venir con el nuevo Gobierno nacional, el cual deberá elegir, entre varias complejidades cruciales a partir del 10 de diciembre, estaría dado entre las dos alternativas más conocidas, transitar por el camino corto o hacerlo por el largo.

Según Pablo Salvador que es Economista. El camino corto consiste en estimular el consumo, congelar las tarifas de los servicios públicos, mantener el dólar quieto totalmente en forma artificial, y alcanzar acuerdos para fijar precios y salarios por un plazo determinado.

Lamentablemente este es un camino que nunca nos llevó, ni nos llevará, a ninguna parte. Ya se probó, es cosmético. Solo nos trasladará al lugar de donde partimos para volver a empezar.

Por este camino no se atacan los problemas de fondo que hoy tiene nuestro país, simplemente se los posterga.

La otra opción, el camino largo, es el de las reformas estructurales. Reformas que implican muchos sacrificios y que generan rechazo por parte de la población.

Como las que habría que hacer, también en Santa Cruz, obvio en su escala, aquí no hay industrias, sino el desafío sería establecer condiciones inteligentes, con personas idóneas, dejar de lado a los inútiles militantes toca bombo y pega carteles.

En cambio, reclutar profesionales, que usen herramientas que permitan instalar desarrollo productivo  y así transferir mano la obra del empleado público municipal o provincial, capacitándolo, a las futuras empresas o industrias que se establezcan en un futuro.

Y en la nación, establecer, modificaciones que disminuyan el peso del gasto público en la economía, reformas que aumenten la productividad y reformas que reduzcan la elevada presión fiscal, sobre todo para las pymes que son las generadoras de empleo. Además, será necesaria una buena negociación con el Fondo Monetario Internacional para poder honrar las deudas.

Sin duda, un camino largo y no libre de sacrificios.

Según la descripción del periodista Pablo Mendelevich, este mismo verano CF podría volver a ejercer la presidencia de la argentina. Sería un suceso inédito, no por momentáneo, libre de suspicacias.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, como Estados Unidos, en la Argentina al viajar al exterior, el presidente tiene que delegar el mando, obligatoriamente.

Ocurrirá, cada vez, que AF decida viajar al exterior, así sea a lugares que quedan a pocos minutos, Uruguay o Chile mismo.

Es una situación extraña (afuera conserva el cargo, no se despoja) y más bien arcaica; viene de la época en que los presidentes atendían guerras, no salían a hacer gestiones diplomáticas, retribuir visitas, negociar deudas o buscar inversiones.

Por eso, en la Constitución la ausencia temporaria del presidente aparece mezclada en los mismos renglones con eventualidades traumáticas, como la muerte, la renuncia o la destitución.

Por lo pronto nunca hasta ahora un ex presidente fue luego presidente temporario, cómo va a ocurrir seguramente dentro de poco con la fórmula que armó, con ella incluida CF.

En el quinto gobierno peronista los nuevos diseños político-institucionales abundan, hasta podría decirse que desbordan, cosa que exigirá un esfuerzo extra de acostumbramiento.

Se compensan, eso sí, con otra novedad inesperada, la polarización de la Cámara de Diputados en términos supuestamente más equilibrados de los que jamás le hayan tocado a un gobierno peronista.

Sí claro, cabe la pregunta, ¿es esta una metáfora o irá a la Casa Rosada cuando se quede a cargo del Poder Ejecutivo?. Varios vicepresidentes lo hacían (es famoso el fastidio de Menem con Carlos Ruckauf después de que éste le habría usado el dormitorio presidencial de la Casa Rosada en su ausencia), otros no.

Tan implacable es el artículo 88° de la Constitución que hasta hubo que delegarle el mando a un vicepresidente al que no se le dirigía la palabra. CF conoce el caso, porque la presidenta era ella: el escribano de gobierno le llevaba y traía los papeles a Julio Cobos, que a esa altura ya no tenía diálogo ni acceso a los aviones de Presidencia ni a su propio despacho en la Casa Rosada, mucho menos a una lapicera.

Sólo lo dejaron firmar un único decreto como vicepresidente en ejercicio de la presidencia cuando se murió Raúl Alfonsín y hubo que oficializar rápido los tres días de duelo protocolares.

Los Kirchner escogieron a tres distintos vice presidente: el ya recordado Cobos, a quien luego considerarán gran traidor, Amado Boudou, que está preso,por ahora, y en el principio Daniel Scioli, el candidato derrotado en 2015 que ahora reapareció en tercera fila en la foto de Tucumán de Alberto Fernández con los gobernadores e intendentes.

Es evidente que CF, va a resignificar el cargo de vicepresidente de la nación, eso será sin duda y ya se puede mencionarlo por anticipado. La historia no le será ajena y las peculiaridades de la fórmula que la tiene de dos, tampoco.

Hay números que todavía duelen en la Argentina, pero no de estos casi cuatro años de Cambiemos, hace décadas que venimos escuchando promesas de los políticos, todas ellas incumplidas.

El 44% de los hogares no accede a al menos, a uno de los servicios básicos, como el agua corriente, gas de red o acceso a cloacas, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Seguramente INDEC no han estado viendo el Río Gallegos, que no miramos, del San Benito, de Ayres Argentinos, de los Álamos y otros…porque seguro los porcentajes donde se calefacción con carbón o esperan que les lleven agua con un camión, parece que no cuentan.

El 90% de los hogares cuenta con acceso a la red de agua corriente; el 70% accede a la red de gas natural y el 71,0%, a la red de cloacas. De allí surge que el 10% de los hogares no accede a la red pública de agua corriente; el 30% no dispone de gas de red; y el 29,0% carece de conexión a las redes cloacales.

Al final del primer semestre de 2019 –ahora pueden ser más- el 35,4 % de los argentinos se encontraban en la pobreza y la indigencia se instaló en el 7,7 % de los ciudadanos, cifras que dan terror.

Para eso resulta imperioso que el presidente electo AF calibre bien la estrategia de la política exterior, porque si acierta en ella tiene chances de acertar en la economía.

De lo contrario, no. Mucha muñeca, calle, barro, rosca y política serán necesarios para quedar bien con Dios y con el Diablo.

O sea, posicionarse entre el eje Bolsonaro-Trump y el de Maduro. Tarea realmente difícil, si se tiene en cuenta que son dos puntos totalmente distantes ideológicamente.

En tanto aquí, en los principales encuentros líderes empresario, economistas y operadores en los medios, la inflación está a la orden del día. Todos, ven un noviembre mayor que octubre y un diciembre bien alto. Y para adelante, una inflación anual del 40% la consideran y lo más triste, es que desde los voceros cercanos al presidente electo AF, la consideran ¡exitosa, la cifra!.

No obstante, tal vez habrá que acostumbrarse, nuevamente al relato como modo de comunicación política, por tanto no debe sorprender, que la ignota ministro de desarrollo provincial y becada por cuatro años como diputado nacional, solo se la escuche hablar, de su supuesta tarea en el congreso y diga sin ponerse colorada «El primer eje es el presupuesto para Santa Cruz» Como si aquí hasta el 10 de diciembre no tuviera demasiado problemas de pobreza indigencia en toda la provincia

O que mejor ejemplo, de lo que se vota en Comandante Luis Piedrabuena, cerraron una escuela, que era el orgullo de la localidad y la zona centro, trataron de hacer acciones, movilizaciones, presentaciones en el consejo de educación, hasta que llegó a la justicia, primero tuvieron medidas de apoyo y como era de imaginar, al llegar al TSJ, todo fue a parar a la basura, solo les queda apelar al CSJN, esto sin duda marca, que la mayoría aplasta a los que piensan o hacen cosas diferentes, pero que sin duda, son votados y premiados como ocurre en esa ciudad.

Es decir que una vez vale decir, que tenemos los gobernantes que nos merecemos…

Los escenarios por venir, se están blanqueando, pero solo a través de la prensa, como ocurrió hoy con la revista Forbes, que publicó un artículo en el que examina la "patética economía" -argentina según ellos- y traza un panorama sombrío para el futuro por el peso decisivo de la deuda externa sobre las posibilidades de maniobra que tendrá el nuevo Gobierno de AF.

Bajo el título "Bonos Argentinos: buena suerte para entender la deuda argentina", el artículo repasa que el Banco Central argentino tiene aproximadamente 10.000 millones de dólares y el gobierno le debe al FMI 22.000 millones de dólares en 2022 y otros 22.000 millones de dólares en 2023.

"Incluso si el FMI lo redujera a 11.000 millones de dólares en 2022, todavía son 1.000 millones de dólares más que lo que el BCRA tiene de reservas. Y eso no cuenta los miles de millones que debe este año y el próximo, tanto en moneda local como en dólares", subraya.

El artículo indica que el presidente electo, Alberto Fernández, todavía no dio pistas sobre cómo le pagará al FMI y mucho menos a los prestamistas privados este año. Aunque esto resulte una obviedad, todos suponen o conjeturan que se va camino a un gran default.

Alberto Fernández "no inspira confianza para una gestión eficaz de crisis. Su equipo económico muestra falta de conciencia de la gravedad de la crisis económica y no hay ningún plan creíble", aportan información en la nota. Y aseguran que a futuro habrá que mirar más los números de la inflación que las reservas del Banco Central.

Sin temor de ser considerado un clasista, la imagen de hoy que seguramente dará la vuelta al mundo, fue ver al presidente electo con los gordos gremialistas y con el todopoderoso Hugo Moyano, arengando a los gremialistas, que festejan una supuesta unidad, bajo la advocación que serán parte del gobierno, un giro total a los realizado por el cristinismo y la propia CF en sus gobiernos, donde la participación gremial, fue lateral, hasta podría decirse ausente y critica, todo se modifica, y esto implica una nueva grieta, el pj, los gobernadores, los gremios, el cristinismo, la cámpora y por último los seguidores fieles de Alberto Fernández, como sigue esto, es ahora toda una incógnita, tal vez tan o más grande que lo que harán con la economía.

Siguen creciendo la incertidumbre y la angustia, a pesar que todos la intenta disimular.

Que Dios nos ayude…



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   
aaaa

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet