Hoy es jueves 14 de noviembre de 2019 y son las 05:35 hs. ULTIMOS TITULOS: Un crudo verano aguarda a las automotrices cordobesas / Seguidores de Evo Morales desafían a la líder interina / Custodian a 2 de cada 10 colegios de Córdoba / Buscan revalorizar los principales corredores comerciales de la ciudad / La transición formal aún no empezó y el sector privado ya pasa factura / Mutual de Altos de Chipión: una familia empresarial, en el centro de las sospechas / Incidentes inexplicables / Varios policías en medio de una banda que vendía autos robados / Ante la crisis, Chile debate reformar su Constitución / 25 años y 356 mil ?semillas? de Junior Achievement / Pidieron elevar a juicio a Moli por ?30 años de violencia de género? / Grupo San Cristóbal acelera en su proceso de transformación digital / Sin Justicia no hay república / El Congreso Nacional condenó el ?golpe de Estado? en Bolivia / Desalojaron de tres plazas a personas en situación de calle / La escuela que escucha más para detectar violencias / Ataques entre israelíes y palestinos dejan 26 muertos / Aunque ganó menos, Bancor asegura que mantiene indicadores de solvencia y liquidez / Con la ?Marcha peronista? incluida, proclamaron a los Fernández / El sistema de transporte respira con $ 29 millones de la Nación /

6 de noviembre de 2019
¿Que pudo haber salido mal, estos años de peronismo?.
Editorial Oscar Muñoz, miércoles 06 noviembre 2019.-

Sigo pensando y alcanzo a comprender porqué este silencio en ciudad gótica y en Santa Cruz. Parece ya tan lejano el mes de agosto, cuando se jugó la renovación del gobierno de Alicia Kirchner, que prometía un nuevo comenzar marcado con una epopeya de  antiguos pobladores y sus esfuerzos, para forjar el nuevo futuro de Santa Cruz.

Todo pasó y nada de ello ocurrió, todo volvió a la normalidad, no se escuchó más hablar del gobernador Alicia Kirchner, no volvió a caminar la provincia, ni participar de actos, todo volvió a la oscuridad de costumbre, al silencio de siempre.

Tampoco sé si el vicegobernador, -no lo escuche más hablar o gestionar- ya se mudó a Bs As, sede de su nuevo puesto político en el Congreso nacional, acompañado de la desconocida e intrascendente ministro de desarrollo social local, que recibió una beca, -gracias al arrastre, no por mérito o cualidades propias-, de diputado nacional, ante la inoperancia de una oposición en extinción, que no supo colocar un candidato que genere expectativas, al menos para sumar una voz del 40% restante de los argentinos, incluidos los disidentes santacruceños.

Seguramente debo ser uno de los pocos mortales, que le preocupa el silencio, que conduce al peligroso camino que se está emprendiendo hacia el abismo de la grieta, que ha divido al país, -no a Santa Cruz- y cuya consecuencia es aún otra incógnita que no será develada hasta que el nuevo gobierno elegido comienza a mostrar sus medidas y quienes las ejecutarán.

No creo que la preocupación en esta ciudad gótica, Río Gallegos, solo pase, por saber, cómo será la conmemoración pro el 19 de diciembre, que grupo musical vendrá, ni donde estará el paseo de todos los años, porque de una u otra forma, siempre pasa lo mismo, solo con algunas pequeñas modificaciones.

O quizás, dudo, y quien habla, este nuevamente equivocado y deba disculparme por mi supina torpeza, de no darme cuenta cuales son las preferencias del ciudadano de a pie local.

Y dicho esto, porque al leer el sitio web del diario nuevo día, pude conocer, que la mansedumbre social del habitante de ciudad gótica, es infinitamente más amplio de lo que hasta ahora imaginaba.

Resulta ser que la crónica daba cuenta, y no exento de ironía, con un texto que decía, palabra más palabra menos… Luego de 40 días sin clases el Jardín 65 de Río Gallegos, retoma sus actividades aunque no de la manera que se esperaba. El Consejo de Educación en redes sociales decía que se retoman las actividades en el Jardín de Infantes N° 65.

Vale recordar, que por motivos que aún se desconoce, seis docentes del Jardín N°65 de barrio San Benito fueron trasladas al hospital regional de la ciudad donde fueron, internadas y atendidas.

Decía, en un texto como es costumbre en el área de educación, que se había procedido –textual- a realizar un refuerzo en el sistema eléctrico e instalar caloventores, lo que garantiza la calefacción en los distintos espacios del edificio.

Vale decir que mientras leía la nota la temperatura no supera los 4 grados y en la mañana estuvo en los 2 grados, mi sorpresa, era el término tan ordinario e insuficiente de caloventores, que dije la educación sigue estando en manos de aprendices de brujos, para ellos, a partir de hoy miércoles se retomaron, -reitero siempre según el relato-, las actividades normales escolares.

Atrás, quedó mi espera, por saber qué opinaba el vocal del poder ejecutivo por los padres simpatizante del ex fpv, del gremio, de los padres, de la comunidad en general, pero fue en vano.

El silencio, como siempre fue la respuesta, había cierta felicidad en las calles, todos estaban adorando al dios cajero automático, cobraban el sueldo, y la alegría estaba presente, el resto a nadie parece importarle.

Por un momento quede, también en silencio, y de alguna forma, estoy empezando a comprender, que esta sociedad de ciudad gótica, Río Gallegos, tiene un comportamiento que excede mi capacidad de comprensión.

Los discursos, parecen estar más aplacados en la transición nacional, no obstante, sin duda en el gobierno saliente saben muy bien que el ajuste está lejos de haber terminado.

Y que no es cierto que “se hayan apagado los tres motores de la inflación”, el déficit público, la actualización del tipo de cambio y de las tarifas, en el mejor de los casos lo que se logró fue moderar su impacto.

Por su parte, desde México el presidente electo, AF, está dejando claro, que lo que viene está lejos de la prédica de campaña y que en cambio, el sufrimiento social, seguirá estando presente.

Decía el Dr Marcos Novaro, en la televisión. Sí es indiscutible que en estos años, de Macri, se hizo un gran esfuerzo para eliminar las muchas y graves distorsiones heredadas, de CF, en los precios relativos (empezando por el dólar y las tarifas de servicios), por sincerar y ordenar la administración de pasivos, moderar una insostenible presión fiscal, y varias tareas “normalizadoras” más.

Pero ninguna de esas tareas se completó.

Haciendo memoria, en 2001, -estableciendo un paralelismo caprichoso- cuando se abandonó la convertibilidad que él mismo peronismo había adoptado, con la llegada de Néstor Kirchner se intentó morigerar el impacto mediante la congelación de tarifas, la prohibición de exportaciones y la fijación de precios para proteger la mesa de los argentinos.

Inicialmente, tuvo éxito: el subsidio a las tarifas impulsó un mayor consumo interno, alterando los patrones de gasto de las familias y los costos de los comercios, industrias y clubes. Al tener luz, gas, agua y transporte "regalados", los carritos de los supermercados se llenaron con artículos pagados con el ahorro en tarifas.

Correlativamente, el gasto público creció para favorecer los subsidios. Las provincias también aumentaron sus listas de empleados y las sucesivas moratorias previsionales dieron cobertura a millones de personas que no habían realizado aportes con anterioridad. El gasto público estalló.

En 2003, era casi un tercio del PBI. Con Cristina Fernández, superó el 40% cuando terminó su mandato. En 2015, con ingresos de sólo el 39% del PBI, el déficit fiscal subió al 8% del PBI.

Las jubilaciones y pensiones son su causa principal: absorben el 60% del gasto (11% del PBI). Como otro legado de la convertibilidad, los subsidios a la energía insumen el 1,2% y los subsidios al transporte alcanzan al 0,9%. Ahora, los servicios de la deuda pública implican un 4% del PBI gracias al "gradualismo" que la utilizó para sortear la desmesura, sin reducirla.

De los 4 millones de empleados públicos, la mitad se incorporó durante el kirchnerismo y la mayor parte, en provincias y municipios. De los 8,4 millones de jubilados y pensionados, 3 millones ingresaron en ese lapso, sin haber hecho aportes.

En 2005, las pensiones no contributivas ascendían a 170.000, en 2015 aumentaron a 1,5 millones, de las cuales un millón son por discapacidad, con casos notables como Santiago del Estero, Formosa o Chaco, donde casi un tercio de la población económicamente activa es (teóricamente) discapacitada.

Que pudo haber salido mal, estos años de peronismo, que según ellos con tan solo cuatro ahora, todo se derrumbó.

La Argentina gasta en jubilaciones el 12% de su PBI. Más que Japón, con el 10,5%, y Australia, que gasta el 4,3%. Mientras la proporción sustentable entre activos y pasivos debería ser de 4 a 1, en nuestro país es de 1,4 a 1. Insostenible.

En cuanto a los programas sociales, que en 2005 cubrían a 2,2 millones de personas, en 2015 alcanzan a 8 millones de beneficiarios.

El gasto social, incluyendo pasivos y programas sociales, en época de Raúl Alfonsín ascendía al 52% y ahora alcanza al 70%. La provincia de Buenos Aires, que se encuentra "devastada", según Axel Kicillof, por no haberse solucionado sus problemas, fue gobernada durante casi 30 años seguidos por gobiernos peronistas (1987-2015) y solo cuatro por María Eugenia Vidal, quien introdujo transformaciones que nunca se vieron en las tres décadas precedentes.

Los argentinos continuamos sin resolver los desajustes fiscales que quedaron humeantes hace 20 años. Y así, el gobierno de CF le "pasó" a Mauricio Macri la mochila pesadísima del gasto desbordado, que el entrante pretendió ignorar conforme su estrategia de recuperación indolora.

El mes próximo, Cambiemos les habrá devuelto a los Fernández esa piedra y será AF quien busque soluciones, como otros lo hicieron en el pasado.

Sería provocador que, después de diciembre, se lograsen acuerdos básicos a nivel político entre el "albertismo" incipiente, los gobernadores, los sindicatos y Cambiemos, para llevar a cabo esas transformaciones.

El riesgo país se desmoronaba, así como la tasa de interés, con una fuerte recuperación en la demanda de moneda, los depósitos bancarios y el crédito al sector privado.

En ese contexto, la renegociación de la deuda externa sería mucho menos costosa para la población por la mejora en las perspectivas de crecimiento. Así como los ajustes en otros gastos, si comenzase una nueva etapa de expansión del sector privado, con aumento del empleo genuino y del poder adquisitivo del salario.

Es aún temprano para predecir si esos acuerdos serán o no posibles, pero es importante dar a conocer sobre el impacto que tendrían para mejorar realmente la situación de quienes más sufren la actual coyuntura. Y terminar el juego de las sillas, de modo que al detenerse la música haya, por fin, asientos para todos.

El enunciado, tan popular “divide y vencerás” que es de incierto origen, no obstante es atribuida, en la red, al emperador romano Julio César, militar, político, para algunos dictador, que fue muerto, casi con sus propias herramientas, en una conspiración fue apuñalado por un grupo de notables que suponían que recuperaban la república, pero no fue así.

Aquí en ciudad gótica, Río Gallegos, aplica perfectamente, el divide y vencerás, dado que abrevia la estrategia con la que los gobernantes y gremialistas ultra k  aspiran a cooptar gremios municipales, para lograr la uniformidad y eliminar cualquier foco de rebeldía gremial.

Esto por supuesto no es nuevo en Santa Cruz, está en el manual de estilo del ex fvp, crear la mayor cantidad de gremios, para que al dividirse se disminuya al mínimo el éxito de paros, movilizaciones o marchas de reclamo, y siempre le funcionó en la provincia, tal es así que hoy día, existen varias cgt, norte, sur, centro etc etc..  y un sinnúmero de asociaciones y grupos gremiales, que poco o nada representan.

El mismo sistema se trasladó en la década ganada a la nación, varias CGT, celeste y blanca, oficial, luego en lugar de un secretario general un triunvirato, CTA de varios colores y discursos, y una cantidad de organizaciones sociales de desocupados y piqueteros, donde como ahora ocurre, viven peleados para tener el poder, pero ningún tiene la fuerza histórica que tenía el movimiento obrero con el peronismo.

Esto es lo que se viene en el orden local, y en el resto del país, ya los gremios más importantes. Se rindieron ante el posible acuerdo social, dejando fuera de la recomposición a millones de argentinos, incluido santacruceños, que serán alcanzados por el congelamiento, pero con la gran variante de no recuperar nada de lo perdido en estos últimos años.

Pero sin duda es lo que votó, el 48% de los argentinos, incluidos mayoritariamente también por los santacruceños, con lo cual, solo queda seguir el silencio, esperando que llegue papa Noel a ciudad gótica y a Santa Cruz…

Que Dios nos ayude…



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   
aaaa

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet