Sábado 23 de Enero de 2021

Hoy es Sábado 23 de Enero de 2021 y son las 05:12 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • Despejado

EL CLIMA

15 de marzo de 2019

Ley de Ética Pública: qué pasa con las declaraciones juradas.

Desde el 2013 no están obligados a declarar las propiedades y bienes de cónyuges e hijos como consecuencia de una modificación que sufrió la Ley 25.188.

El martes pasado la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, presentó ante el Congreso el proyecto de ley de Ética Pública, que intenta saldar un reclamo histórico de la sociedad civil para combatir la corrupción y exigir rendición de cuentas a los gobernantes. En un año electoral como el que vamos a atravesar, la bandera de la transparencia parece dominar la escena de la política y necesitar del monitoreo ciudadano.

En esta línea, en Directorio Legislativo trabajamos desde 2011 junto a la nación para poner a disposición de la ciudadanía las declaraciones juradas patrimoniales (DDJJ) de los legisladores, como una forma de identificar si existe enriquecimiento ilícito y detectar potenciales conflictos de interés que podrían presentarse en la tarea legislativa, entre otras cuestiones. La legislación actual no permite identificar estas cuestiones.

La importancia de que la ciudadanía controle a sus funcionarios se demuestra en un sinfín de escándalos de corrupción que dominaron y dominan la escena política del país. El problema está cuando los ciudadanos no tienen acceso a la información necesaria para cumplir el rol de monitoreo porque los gobiernos la ocultan o porque la convierten en información poco accesible. Ejemplo de ello es que, en muchos casos, es necesario conocer el CUIT del funcionario para descargar a su DDJJ porque es complejo encontrarlos por el apellido.

Lamentablemente, de esto y de otros ejemplos puede deducirse que el régimen de declaraciones juradas actual dista mucho de ser el ideal: no queda claro qué información deben completar los funcionarios, además de que las propiedades y bienes declarados no exhiben su valor real. Tampoco declaran con qué fin fueron obtenidos y sobre todo si mencionamos que no están obligados a declarar las propiedades y bienes de cónyuges e hijos como consecuencia de una modificación que sufrió la Ley 25.188 en 2013. Bajo estas consideraciones es imposible detectar irregularidades, malversación de fondos o cualquier otro tipo de análisis que queramos hacer sobre la evaluación patrimonial del funcionario y de su conjunto familiar

En medio de este panorama desalentador resurge el debate legislativo sobre las modificaciones a la Ley de Ética Pública. Entre las modificaciones el proyecto del Ejecutivo vuelve a incluir la obligación de declarar los bienes familiares y agrega las actividades anteriores del funcionario de los últimos tres años. Sin embargo, no incorpora la fecha en la que se adquirieron los bienes, elimina completamente el capítulo de publicidad oficial y recorta el régimen de conflicto de interés, por ejemplo, dejando en manos de la reglamentación los alcances y aplicabilidad del artículo que menciona que los diputados y senadores deberán comunicar los intereses privados que tengan en relación a los proyectos de ley que trabajan.

La transparencia y la rendición de cuentas siguen siendo la línea de base para combatir la corrupción. Si el proyecto que se está discutiendo en el Congreso continúa sin regular ámbitos y prácticas comunes en la escena política, difícilmente podamos construir instituciones públicas confiables y gobiernos transparentes.

Mercedes de los Santos para La Nación.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!