Hoy es miercoles 13 de noviembre de 2019 y son las 12:52 hs. ULTIMOS TITULOS: 197 personas perdieron un ojo en las protestas en Chile / Apple presenta su MacBook Pro de 16 pulgadas, su portátil profesional con hasta 8TB de almacenamiento / Rige una alerta por tormentas fuertes para el sur y centro de Córdoba / Persiguió a su ex con el auto y la chocó varias veces: está detenido por intento de femicidio / Detienen a una familia completa por la estafa en la mutual de Altos de Chipión / Mauricio Macri ?por ahora no reconoce? a Jeanine Añez como presidenta de Bolivia / Denunció abuso sexual de un cura y la acusaron a ella: la Justicia la absolvió / Cambio climático y agro: debate abierto en el ciclo de Green Drinks Córdoba / Chile: se derrumbó un edificio que ardió por horas, en medio de las protestas / Un maestro riocuartense volvía de dar clases, chocó en la ruta 30 y murió / Desapareció en España el jefe de los exespía de Venezuela buscado por EE.UU. / Partidarios de Juan Guaidó ocupan la embajada de Venezuela en Brasilia / Dueños de salones de fiesta van a la Justicia por cobro excesivo de Sadaic y Aadi-Capif / Lograron identificar a la mujer asesinada en La Matanza / Trump, Bolsonaro y Guaidó, los primeros en reconocer a Añez, la autoproclamada presidenta de Bolivia / Motorola lanzó cuatro productos y sorprendió con los precios / La ONU abogó por elecciones pacíficas en Bolivia y evitó hablar de ?golpe de Estado? / Quién es Jeanine Añez, la autoproclamada presidenta de Bolivia / Qué función cumplirá Marcelo Tinelli en el Gobierno de Alberto Fernández / Afip prorrogó la suspensión de embargos para pymes /

26 de octubre de 2018
La pobreza, la indigencia, que no miramos en Santa Cruz…
Editorial Oscar Muñoz, viernes 26 octubre 2018.-

Hay males que en la provincia, en la república son pandémicos, -aunque el término pueda parecer inexacto, se trata de una auto licencia retórica, para dar cuenta de la magnitud y la extensión que abarca.

Según un detallado estudio del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina en el país, más del 38% de los pobres indigentes siente "poca satisfacción" con la vida, y más del 36% se ve "poco o nada feliz" y aproximadamente un 34% de esta población marginal manifestó "malestar psicológico" como producto de su condición de vida económica.

El trabajo académico, no representa ninguna novedad, se sabe, todos de alguna manera conocemos que hay miles de personas en esa condición, aquí en Río Gallegos, y en toda Santa Cruz, pero la hipocresía de los gobernantes, de los políticos, se tapa todo en la campaña electoral abriendo unidades básicas, con canchas de césped sintético o edificios de cartón, chapa y vidrio, que contrastan con la misma indigencia, la ausencia de un  sistema de salud y educación digno, y al mejor estilo soviético, que el Estado es el que propone, construye, y supuestamente mejora, sabiendo que es lo que más necesita el ciudadano de a pie.

¿A quién consultaron si era imprescindible hacer un faraónico edificio para la agencia espía de inteligencia tributaria? ¿o el espectacular galpón que albergará al instituto que antes construía viviendas?

¿si era necesario los consultorios del hospital regional, porque no empezaron por ellos?  ¿cuánto hace que no se construye una escuela En Santa Cruz? ¿Era necesario hacer un galpón de chapa y cartón, como pretendido estudio de tv, cuando lo que se genera de contenidos, es solo concursos de bebidas, bailes berretas o la reiteración de noticias militantes durante todo el día?

Pobreza y Negocios en Argentina, es el título de un libro de Martín Dinatale y Alejandra Gallo, que hablan sobre el negocio K sobre las necesidades de los ciudadanos de a pie.

El supuesto crecimiento de la última década, durante la que gobernó Néstor Kirchner, primero, y CFK, después, sufrió sus altibajos y estuvo acompañado la mayoría del tiempo de un índice de inflación creciente.

En 2007 se aceleró el proceso inflacionario y se detuvo la generación de empleo; a fines de 2008 y durante 2009, la Argentina recibió el coletazo de la crisis internacional –aunque en menor medida que otros países debido al aislamiento por el default de 2001–; la economía comenzó a repuntar a fines de 2009 y siguió creciendo a lo largo de 2010 y 2011, aunque con una persistente presión inflacionaria. Ya a partir de 2012, el crecimiento se desaceleró y se contrajo la generación de empleo.

A lo largo de este período, el sistema no fue capaz de brindar una salida a la situación de marginalidad a millones de argentinos, aunque el Gobierno K sostuvo (con alto costo para el fisco) subsidios a los servicios públicos e instauró diferentes planes sociales, aún vigentes.

La pobreza y el uso político de ella no son fenómenos nuevos en la historia argentina. Es un problema persistente que merece la atención no solamente de los políticos, sino de toda la sociedad y de todos los dirigentes de diversos ámbitos para poder, en conjunto, para proyectar un futuro sin excluidos.

Vale recordar que hace décadas, un tercio de los argentinos vive en la pobreza. Sólo en el conurbano bonaerense existen alrededor de mil villas y barrios precarios en los que viven cerca de tres millones de personas. En las últimas dos décadas, los planes sociales, a menudo gestionados por los punteros políticos, han sido para muchos de estos argentinos el único ingreso.

En un informe de la Fundación Libertad y Progreso, que realiza un análisis a partir del Presupuesto 2012, concluye que a pesar de la proliferación de los programas sociales, la falta de coordinación, de transparencia y de evaluación de los planes son algunas de las causas por las cuales no se logró impulsar a las personas a que salgan de la situación de pobreza, sino que se generó una trampa de dependencia.

El mismo informe señala que a pesar de los supuestos diez años de crecimiento económico (exceptuando la recesión de 2009) y de los llamados programas “de inclusión social”, no se logró el objetivo de sacar a las personas de la situación de pobreza, ya que “año tras año ha ido creciendo la cantidad de gente que los percibe”.

Se observa que, paradójicamente, que los autoproclamados gobiernos progresistas, no siempre actuaron en contra del clientelismo político, sino que hicieron uso de los planes sociales para controlar a las masas.

Con la llegada al poder del presidente Néstor Kirchner, primero y de CF, se instrumentó el sistema de bancarización de algunos planes sociales, donde los beneficiarios cobraban un ingreso por medio de una tarjeta de débito. Pero el esquema de reparto de esa tarjeta o el sistema de altas y bajas en los planes siempre volvía a quedar atrapado en un perverso mecanismo de distribución arbitraria o discrecional.

“Hoy podemos decir que estas políticas públicas de la economía social generan más de un millón de puestos de trabajo”, decía  en aquel momento el ministro nacional de desarrollo social, Alicia Kirchner.

No quedaba en claro de esta manera, ni siquiera la cantidad de beneficiarios de este programa social. En la misma página web del Ministerio de Desarrollo Social se informaba que el plan Argentina Trabaja tenía 500.000 beneficiarios, con lo cual las cifras oficiales, no coincidían con el discurso de aquel momento de Alicia Kirchner…

Paradójicamente, la mentira continúa intacta. La misma persona que gobierna hoy Santa Cruz, y que decía que estaba quebrada, cuando reasumió después de casi tres décadas ininterrumpidas de gobernar la provincia, algo similar cuando dijo que no le enviaban dinero desde la nacional y se conoció, que el envío de fondos fue como nunca antes había ocurrido…

Muchos de estos datos se desprenden de un amplio informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), una fundación que se dedicó en este caso a analizar “el juego federal entre la Nación y las provincias, en las partidas para obras públicas, planes sociales, adelantos del Tesoro y otras, que fueron manejadas de manera discrecional desde la Casa Rosada K y que no estaban incluidas en la coparticipación federal.

Como ejemplo se detectaba que en la provincia de Mendoza durante  año 2009 cada habitante del interior recibió en promedio $1.280 como parte del gasto discrecional nacional, pero a cada mendocino le llegaron tan solo $420.

Esta cifra dejaba a Mendoza como una de las cuatro provincias más relegadas del país; sólo un poco por encima de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. No obstante y contradiciendo todos los discursos políticos del fpv, y el pj, al tope de este reparto figuraba Santa Cruz, con $4.583 de transferencias no automáticas per cápita.

Cabe preguntarse, ¿a dónde fue a parar todo ese supuesto dinero?, no está en cloacas, en luz, en agua, en gas, en viviendas, en infraestructura, cada día, cada cuenta, cada hotel, con cada embargo de la justicia federal, nos enteramos a donde se iba el dinero de las coimas de la década k.

Pero volvamos a hacer algo de memoria… Hasta 2007 –cuando se interviene el INDEC y la medición de estadísticas nacionales–, todos los análisis y estudios referidos a la pobreza rondaban en torno a la aplicación correcta o no de políticas sociales, al uso clientelar de los planes o al detalle del impacto de una estrategia asistencial determinada.

Pero aquel año será recordado como el que modificó el tablero de esta mirada y el enfoque político sobre la pobreza en la Argentina. A partir de esa fecha, la política argentina introdujo un nuevo eje de discusión y análisis a la hora de evaluar la manipulación de la pobreza.

Hoy sigue la misma discusión, pero con un INDEC transparente, esa duda, descree que la medición de NBI (necesidades básicas insatisfechas) no sirve para medir la pobreza en la Argentina, porque no mide, ni ingreso, ni trabajo: “Sirve para saber, cada diez años, qué gente está en determinadas situaciones, pero da una realidad de la pobreza irreal.

En la Argentina, se sigue pensando –especialmente los políticos-, como ejemplos sobrados tenemos en Río Gallegos, en Santa Cruz- que porque pasó la obra pública y le dieron una casa de material, la persona deja de ser pobre, y eso es un absurdo, un tremendo disparate, casi como cuando se inauguró por cadena nacional una canilla de plástico, y se tomaba como que el problema del agua potable se solucionaba.

y así nos hacían creer, como en Venezuela o en Cuba, que los ciudadanos, viven en el paraíso, que los hospitales, estaban listo para recibir pacientes, y todo era para la tv, como pasó aquí mismo con el centro de medicina nuclear, que quizás en el año entrante, funcione para lo que fue concebido, a cuatro años de sus varias inauguraciones, presentaciones y recorridas.

Medir estadísticamente en forma real la pobreza e indigencia en Santa Cruz, es una tarea imposible, solo el INDEC estudia a Río Gallegos, con lo cual el resto del territorio es un gran incognita, pero en verdad íntimamente y en voz baja, se reconoce que en esta ciudad, es alarmante la pobreza, la indigencia, basta con ver a personas absolutamente vulnerables viviendo en la calle, por caso en la Calle Estrada, a metros de Zapiola, es común ver varias personas en un estado calamitoso, con evidentes signos de alcoholismo severo, con rastros de promiscuidad y necesidades básicas insatisfechas.

Pero parece ser, que el municipio, el gobierno de la provincia, miran para otro lado, o si hacen algo, realmente no se nota en lo más mínimo, se sabe que el tratamiento de las personas en situación de calle, es sumamente complejo y requiere intervención de gabinetes multidisciplinarios, habrá seguramente, gente que en forma silenciosa actúa y trata de buscar soluciones, pero no es suficiente, debe ser una política de estado y eso definitivamente no está presente…

La pobreza, la indigencia, que no miramos en Santa Cruz, es otra deuda pendiente de la sociedad, que el gobierno de Alicia Kirchner, supuestamente especialista en el área, tampoco abordó, el ministerio de desarrollo social en la provincia pasó a ser un sello, un reservorio de militantes, pero con escasa o nula incidencia social, y un síntoma de ello, es que los comedores cada tanto eludiendo el castigo que pueden recibir, denuncian que esta solos y que fueron abandonados por el Estado.

Tal vez las proposiciones que se derrochan por doquier, ahora, en la campaña electoral eterna, el gobierno del ex fpv, se tornaron nuevamente, en promesas repetidas e incumplidas, donde el descaro, ganara a toda estadística, y  apelando a la magia y el tarot, el vicegobernador, dice que el año de las elecciones 2019, traerá un presupuesto no va a ser de ajuste, ni de achique, ni de pedirle a los santacruceños más sacrificio…

Al menos reconocen en el gobierno provincial desde ahora, que la caja política que hicieron, les permitirá que papa Noel, los reyes magos, lleguen al menos dos veces en un año, para que el electorado los bendiga con su voto…

Que Dios nos ayude...

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Contracara

de 10.00 a 14.30

 
aaaa

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet