Martes 21 de Septiembre de 2021

Hoy es Martes 21 de Septiembre de 2021 y son las 12:02 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

EDITORIAL

11 de diciembre de 2017

En Santa Cruz, olvidados del gobierno provincial, estamos en manos de Dios…

Editorial Oscar Muñoz, lunes 11 diciembre 2017.-

Por aquello y porque a mi, lo que fue motivo de una columna refiriéndome al hospital regional de Río  Gallegos y lo que me había tocado pasar con mi amigo, de repente el protagonista fui  yo mismo.

Venía soportando, estrés intenso y entre otras manifestaciones, un dolor muy fuerte en el costado izquierdo, que de acuerdo a mi pasado de litiásico, es decir, de tener cálculos renales, el domingo por la madruga, no soporte más y fui a la guardia del hospital regional.

Llegué, había poca gente, fui prontamente atendido por un joven muchacho, me tomo datos y me dijo que ya me llamarían, no sé, en realidad, cuantos minutos fueron de espera, -preferí no sentarme, había un perro de importante tamaño entre las sillas, me generó temor, el perro temblaba-, decidí, pues caminar, en un rito extraño, casi en círculos.

No uso reloj, por tanto, perdí la noción del tiempo, para mis dolores fue tramo eterno, de repente y cometiendo el error de todos, me vi pidiendo auxilio a Dios, como si en ese momento el pudiera salvarnos de la situación.

No estaba bien, me sentía débil, dolorido, inestable, pensé para mí en silencio, si dejo de caminar me voy a desmayar. Me reconozco que no soy el tipo valiente, mi umbral de dolor es 0, no soporto prácticamente nada de sufrimiento, todo se sumaba a la incertidumbre, de las preguntas que me hacía a mí mismo y como todo supuesto sabelo todo, pensaba diagnósticos y alternativas, obviamente todas ellas era dolorosas y terribles.

Casi sin darme cuenta en la soledad de la madrugada y en la desesperación, se sentirme totalmente vulnerable ante el dolor, empecé a balbucear.

Espero que no moleste, por el credo de que quien escucha y puede profesar, pero lo he hecho público, con mis diferencias con el establishment de la iglesia católica apostólica romana, estoy dentro de ese rebaño, por tanto este comentario no persigue ningún objetivo, solo relatar esta nueva vivencia personal.

Días atrás, me dijeron con buen tino, que en noticias en la red, en el editorial no se refleja el periodismo, que solo se dramatizan situaciones personales y se las presento como columna. Definitivamente, estoy persuadido que es acertado el comentario, por ello, merece estas menciones explicativas...

Vuelvo a mi espera en la guardia del HRRG, recomencé en mi desesperación y angustia a recordar una oración fundamental de los católicos, pero no podía lograrlo, cosa que más me angustio, me di cuenta que había leído hacía horas que van a cambiar para algunos idiomas traducciones incorrectas del Padrenuestro, a pedido del Papa.

Finalmente, pero no completo, pude decirlo: ”Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.”

A los pocos minutos, fui llamado a un consultorio, donde esperaba una Dra que resultaría mi ángel protector durante la madrugada y parte de la mañana, que tenía una cordialidad impactante, un don de gente que ayudaba  a superar el momento, fue elaborando un cuestionario y explicando que practicas indicaría, previo consultarme si tenía algunas restricciones en medicamentos o enfermedades.

Me noto sumamente nervioso y dolorido, me aplicaron un calmante, se realizó un análisis para corroborar o no la presunción de un cólico, luego vendrían visitas cada tanto, más calmantes, que debían replantearse por el que se pedida no había en existencia en la guardia.

Las enfermeras, que me atendieron, fueron tan esforzadas y amables como quien están compenetradas con su vocación y trabajo, siempre con una palabra de aliento y una sonrisa coronada con una frase de amabilidad.

Como una casualidad, que demuestra que en Santa Cruz, nada cambia, fui en este caso como paciente al baño de la guardia del HRRG, nada mejoró, por el contrario empeoro, ahora la canilla, ya no cierra más y sale permanentemente de la base de la misma agua caliente en forma permanente.

La mochila sigue sin tapa, hay que meter la mano para accionarla y la ausencia de toallas de papel sigue de la misma manera, al igual que la puerta, que no cierra, minucias pensé, el baño es lo de menos, ya está de nuevo el avión cessna citation en la provincia.

A pasar las horas, y ante la persistencia del dolor, fui trasladado a realizar un diagnóstico por imágenes, por un señor que dijo escuchar noticias en la red, que no siempre coincidía, pero que respetaba el trabajo realizado.

Mi ángel guardián, la Dra Arguelles, espero no se moleste por esta mención pública, ya terminado su horario de la guardia fue inmediatamente a observar el estudio de imágenes y al rato se acercó, y me conto, que nada se observaba que se tratara de cólico renal, dialogo unos minutos hizo una nueva prescripción y volvió para despedirse al entregar la guardia, reconfortandome y indicándome que ahora seguía siendo atendido por el Dr López, quien fue, claro, amable a la hora de indicar que no existía motivo para pensar lo que presumía del dolor, me dio una prescripción para mi domicilio y dio cuenta, que si había algún inconveniente volviera al HRRG.

Se trata de una breve crónica, de lo que viví en primera persona, en la guardia del hospital de nuestra ciudad. El dolor persiste, más tenue, pero con la alternativa de no pensarlo como una cosa que no es.

Por lo que pude escuchar, en algunos momentos, no había cobrado el sueldo y la incógnita de muchos era, que pasaría con el sueldo de diciembre y el aguinaldo, cosa que los ponía evidentemente de mal humor por la incertidumbre.

La faltante de medicamentos sigue siendo en HRRG una constante y las falencias edilicias, muestran un abandono de gestión y de mantenimiento son más que notorias, y tal vez, detecte una alarmante e incipiente desazón, como que nadie ve que mejora la situación en general, ni en lo salarial, ni con los insumos, ni en lo edilicio.

Me sentí triste, desamparado, solo contenido por médicos, enfermeras, instrumentadoras, técnicos, camilleros y empleados, que son lo que motorizan, que a pesar de estar atado con alambre el sistema de salud, ellos lo sostienen con trabajo, dedicación y con sueldos paupérrimos.

Es más que claro, que no funciona el HRRG, ni por políticos, ni funcionarios o cargos políticos, lo que sustentan la atención son los trabajadores, sin distinción en los hospitales y centros de salud.  A ellos, la máxima gratitud.

Siguiendo la práctica de las lecturas interesantes encontré El periodista y economista Maximiliano Montenegro, en su programa de tv que hablo sobre el nuevo dilema de Macri: “hacer crecer la economía o bajar la inflación”

Un sondeo que publicó el BCRA , hecho por 50 consultoras privadas, mostró que para diciembre se espera una tasa de interés de 28,75% -similar a la que fijó el banco-, y una inflación de 23,5% anualizada y un dólar que va a haber subido sólo 9,2%  a lo largo del todo el año.

Esto estaría indicando que los que decidieron apostar al dólar, es decir comprar  dólar, ha sido una muy mala inversión ya que ha perdido más de la mitad frente a la inflación.

De todas formas, estos datos, poco parecen importarle a la clase media, dado siguen comprando dólares, más concretamente fueron 1300 millones durante este 2017.

Según el mismo relevamiento, para diciembre de 2018, es decir justo dentro de un año –que parece hoy día una eternidad,  la tasa de interés va a estar en 22%, la inflación va a ser de 17,5% y el dólar aumentaría un 14% - cerraría en $20,30. Datos más blandos, pero la inflación sigue siendo preocupantemente alta.

La meta de inflación que plantea el BCRA para 2018 es de 10%, muy por debajo de la que plantea el sondeo citado.

Algunos dicen que si se logran sancionar y cumplir las reformas que están en el congreso, Mauricio Macri estará en un dilema: o la economía crece mucho más del 3,5% o la meta de inflación del 10% o más, no se cumplirá.

Que se cumplan estas variables, hoy es prácticamente imposible.

 

En una de sus tantas intervenciones el licenciado Sergio Berensztein, politólogo, habló sobre las consecuencias no intencionales de la política, esgrimiendo una innovadora opinión, a la que llama “imprevistos”, los cuales dice, son por lo general el resultado de alguna falla humana o de sistema organizativo.

Manifiestamente resultan, casi inevitables en política, y suelen convertirse en serios dolores de cabeza y hasta en crisis de gobernabilidad si trepan y no se insinúan a tiempo, los efectos negativos que pueden involucrar, tanto en términos prácticos, como de gestión.

Lo cierto es que la agenda de los gobiernos está cubierta de situaciones inesperadas cuyos costos y consecuencias superan largamente los cálculos iniciales.

Lidiar con esta clase de acontecimientos nunca es fácil, ya que por definición son de improviso y encuentran a los gobernantes no sólo sin respuestas, sino incluso con la guardia baja.

En nuestro país, el caso Maldonado, RAM, la tragedia del ARA San Juan, las denuncias e investigaciones judiciales que involucran a presidentes anteriores, ministros que tienen un fuerte impacto en el exterior y contrastan con la imagen que el país viene forjando.

Seguramente, que sin duda, todo es muy diferente a la imagen, que tenía hasta hace dos años, cuando Argentina era vista por el mundo civilizado como la próxima Venezuela.

No obstante estamos aún muy lejos de despejar dudas, dado que ciertamente se observa una trayectoria marcadamente errática. Los fracasos acumulados, los ciclos de alucinación y desencanto, han creado una cierta desconfianza, inclusive en quienes reconocen los formidables cambios que se vienen dando últimamente. "¿Por qué esta vez será diferente…”

Una disyuntiva difícil de poder responder, la Argentina de hoy, es tan cambiante que mañana, es un eternidad. En tanto en Santa Cruz, sin saber quién gobierna, dado que el silencio es total. Están de paro ATSA, APROSA, Judiciales, maestros con retención de servicio, colegio médico, kinesiólogos, odontólogos… esperando les paguen.

Pero lo importante subyace; en la pesada herencia de corrupción y desastre que heredamos de la década infame pasada. Para la UCA (con metodología usual) la pobreza bajó este año más de 4 puntos respecto al año pasado: de 32,9% a 28,6%. Y se ubica por debajo de la de 2015, que era de 29,7%, pero con un extraño sistema “nuevo” muestra otros números.

Tal vez lo de mayor valía informativa, sea que estos datos significan que la pobreza atrapa a 13.500.000 ciudadanos de a pie argentinos y de ese total, 2.540.000 son indigentes.

Santa Cruz, es el mejor ejemplo de lo que es gobernar, mal con corrupción y con una banda de forajidos incompetentes. El país en 2015 eligió cambiar, lamentablemente aquí, la tortura continuará y si no se modifica el sistema electoral, pueden continuar más allá del 2019, con la reelección de Alicia Kirchner o el impresentable que designen el raido PFV y deshilachado PJ, la provincia tiene un designio de desesperanza total, no es solo la falta de pago de sueldos, jubilaciones de noviembre, de diciembre o el aguinaldo, es pensar que la gente se muere todos los días por la inacción del estado que maneja el ex fpv.

Que Dios nos ayude…

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Nombre
barcino

Comentario
Oscar,has escrito alguna novela? De no ser así, todavía estás a tiempo.-

Responder