Martes 21 de Septiembre de 2021

Hoy es Martes 21 de Septiembre de 2021 y son las 11:09 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

6 de noviembre de 2017

Santa Cruz, fue y todavía es un pequeño reino…

Editorial Oscar Muñoz, lunes 06 noviembre 2017.-

Tratando de buscar la punta del ovillo, desde dónde venimos y hacia dónde pretendemos ir, entre tanta lectura de notas, columnas y opiniones, en forma casual me tope, con un análisis en una página de la Universidad nacional de México.

La misma hablaba, sobre la Semejanza entre las bandas de ladrones y los reinos injustos, vinculandolo con un texto que se atribuye a San Agustín, recordemos que vivió entre los años 350 y 430 en el entonces imperio romano, y resulta sin duda, uno de los máximos pensadores del cristianismo.

Que dice así, “Si de los gobiernos quitamos la justicia, ¿en qué se convierten, sino en bandas de ladrones a gran escala? Y estas bandas, ¿qué son, sino reinos en pequeño?.

Son un grupo de hombres, se rigen por un jefe, se comprometen en pacto mutuo, reparten el botín según la ley por ellos aceptada. Supongamos que a esta caterva, se la van sumando nuevos grupos de bandidos y llega a crecer hasta ocupar posiciones, establecer cuarteles, tomar ciudades y someter pueblos: abiertamente se autodenominan reino, título que a todas luces le confiere no la ambición degradada, sino la impunidad lograda.

A ver si me explico mejor. Que estén presos por diversos motivos, pero con un eje central que es ser: ladrones, corruptos y haberse enriquecido robando a los gobierno, es un denominador común.

Hasta ahora están presos: Milagro Sala, Ricardo Jaime, Lázaro Báez, Antonio Pérez Gadín, Jorge Chueco, Jose Lopez, Omar Suarez, Cesar Milani, Victor Manzanares, Claudio Minnicelli, Juan Pablo Medina, Roberto Baratta, Julio De Vivo, José Núñez Carmona y Amado Boudou.

También sería oportuno decir que el gobierno de Alicia Kirchner y el fpv en Santa Cruz, tiene a varios de sus integrantes y líderes, imputados, procesados, embargados, presos y en tanto algunos siguen en sus cargos, otros son apañados desde el poder, lo cual al igual que en el caso anterior tienen coincidencias.

Los persigue el código penal, por sus actitudes de violar la ley, esto definitivamente, no es ningún riesgo para la democracia, ni mucho menos.

Que los persiga la justicia, por estar sospechados por violarla metódicamente y haberse amparado en el “REINO” de la impunidad militante nac&pop, que hace años describía perfectamente San Agustín, por el contrario fortalece la República y la división de poderes.

Es tan sencillo, como ceñirlo al que roba, el que se queda con el dinero que tenía que administrar y cuidar, debe rendir cuentas ante la justicia y devolver todo lo sustraído y pagar con cárcel el daño cometido a miles de ciudadanos en todo el país.

Como es absolutamente inimaginable, ya comenzaron la olas de ansiedad, la preguntas repetidas y cada vez más angustiadas ¿Cuándo se pagan las jubilaciones, de los sueldos municipales hay novedad? ¿y el gobierno de la provincia se sabe algo?

La gravedad de la situación financiera, de una provincia que por los números escasos que trascienden, destina casi la totalidad de sus recursos a pagar sueldos y jubilaciones.

Terminará el año transformada en una ventanilla pagadora de sueldos y otra ventana desierta donde se acumulan las deudas a prestadores de todo tipo, médicos, kinesiólogos, odontólogos, plomeros, electricistas, carpinteros y todo lo que se pueda imaginar.

Solo con ver los ejemplos municipales de Caleta Olivia y Río Gallegos, queda suficientemente probada la inviabilidad del modelo de gestión política que se viene llevando a cabo.  

La intendencia local, a grandes rasgos proponía un presupuesto 2017 ejecutado en un 80%  aproximadamente de 3.500 millones de pesos, mientras que de este monto más de 2.100 millones de pesos se van en sueldos.

Y encima de todo, debe la municipalidad de Río Gallegos, más de 40 millones de pesos, que licua contablemente, en un porcentaje ínfimo al compensarlo por impuesto de los acreedores.  

Supuestamente debería haber quedado unos mil millones de pesos para hacer obra pública, comprar maquinaria etc, pero todo es cosmética contable porque el déficit operativo es de casi 850.

Conclusión rápida, se puede dar cuenta de este detalle, el ciudadano de a pie, viendo porque las calles están rotas, las cloacas no funcionan, no se hace nada con el tema de la basura y unos cuantos cientos de calamidades diarias.

Sencillamente, no hay dinero. Nada más que para pagar sueldos. Lo mismo, calcado ocurre en la provincia, donde mal, tarde, en cuotas se pagan jubilaciones y sueldos, el resto de los servicios pasaron a ser tormentos ciudadanos, que pueden afectar a la salud, la educación. La seguridad o cualquier área que involucre a un gobierno exhausto sin gestión, carente de inteligencia, y sin proyecciones de salir del trance de ser solo pagadora haberes.

La idea, que no será fácil salir del abismo al que cayó la provincia, lo determinan, algunos puntos capitales de la política nacional. Habrá seguramente por consenso, cambios en las normas laborales, el sistema impositivo y se habla del sistema previsional.

Nada de eso puede plasmarse en Santa Cruz, pues las urgencias del momento, no permiten ver lo que sigue más adelante y esto es categóricamente desastroso, pavoroso.

La provincia siguió adelante a los golpes, durante estos 11 meses que han transcurrido de 2017, en base a préstamos, adelantos, fondos fiduciarios, que sigue teniendo un déficit operativo colosal.

¿Me pregunto, y te pregunto? ¿Cuanto tiempo, puede seguir Santa Cruz, viviendo de la caridad del Estado nacional? Lo que se produce en Santa Cruz con la extracción primaria, petróleo, gas, oro y plata. Sin ninguna industria que genere riqueza genuina y sustentable, no alcanza para cubrir el gasto de un Estado provincial paquidérmico.

Paquidérmico, término utilizado para referirse a los elefantes, como adjetivo, se usa negativamente para designar organismos grandes pero lentos, y esa es precisamente una de las características del gobierno de alicia Kirchner y el ex pfv, que silenciosamente se ha dedicado, solo a agrandar el aparato gubernamental.

No solo la referencia tiene que ver, con el tamaño, la lentitud, la falta de eficiencia, o la corrupción. Sino que estamos frente a un Estado, ya sea municipal o provincial, que además de ser tremendamente costo, la ineficiencia en su mayor característica distintiva.

Tal vez el mayor desafío actual, sea que Santa Cruz, deje de ser un pequeño reino en bancarrota.

Parece pertinente, dedicarle tiempo hasta dicotomía reformismo vs límites. Describe el analista Sergio Berensztein, los cambios  que se están danto en el país, después de las elecciones que ganó el gobierno nacional.

Decía, sobre esto, que en un contexto caracterizado históricamente por la improvisación y el cortoplacismo, los cambios y reformas, se trata de una excelente noticia, antes era las cadenas nacionales y nunca se conoció una reunión de gabinete durante los años del cristinismo, ahora en cambio, todo son llamados a reunirse y discutir.

Tal vez, no sea mucho pero es un cambio, nadie se impone, se dialoga y se trata de consensuar, el cambio es superlativo.

Debemos celebrar esta invitación a debatir políticas de Estado, modelos de desarrollo y objetivos ambiciosos, como el combate contra la pobreza o la mejora en la distribución del ingreso. La lucha contra la inflación y la necesidad de reducir elocuentemente el déficit fiscal es vital.

Por supuesto, no todo es fácil y tan alentador, hay aspectos contradictorios que pueden entorpecer la discusión, de hecho ya se han dado con la CGT, que podrían complicar su eventual implementación y hasta amenazar el éxito de la propuesta.

Pero la decisión política de avanzar en cambios que resultan imprescindibles, es auspicioso, ya se están terminado los tiempos de la retórica barata, lo que produce el sistema económico no alcanza para cubrir el gasto del estado y esto no es tan sencillo como declaman desde algunos sectores minoritarios o corporativos.

Todavía hay mucho gremio filo k como en Aerolíneas Argentinas o Austral, que le importa poco lo que pase, solo quieren obstaculizar la democracia, porque no pueden vivir, más que en un estado populista de mayorías armadas.

Obviamente surgen algunos dilemas sobre estos cambios y la voluntad de llevarlas adelante, ¿Qué ocurriría si algún sector pretende ampliar esa agenda o cuestionarla? O, dicho de otra manera: ¿cuánto está dispuesto a ceder el gobierno en las negociaciones con los gremios? ¿Tiene la sociedad argentina claridad respecto de hacia dónde nos estamos dirigiendo? ¿Estamos todos o la mayoría de los argentinos de acuerdo respecto del país que queremos?

Todas estas contradicciones que Argentina enfrenta, como ser el desafío de desmontar gradualmente instituciones y políticas que castigaron al país a un atraso y aislamiento sin precedentes, con récord de gasto público y un Estado tan grande como ineficiente, chocan con una estructura gremial, empresaria y de sectores políticos, que se sienten muy cómodos con el populismo

La gestión de CFK constituye una evidencia suficiente de los riesgos que corren la democracia y el sistema republicano con un Poder Ejecutivo que acumula tantos recursos y poder. Los presos por corrupción muestran de forma inequívoca de cómo funcionó la asociación ilícita, que aún tiene a su jefe en libertad y con fueros políticos.

Imagino, que habrá quienes, defiendan el modelo populista que viene gobernado Santa Cruz, hace décadas, con la excusa, si el estado no hubiera sido presencial que sería de toda la gente que la habita.

Cabría decir, que la idea del sostenimiento de poblaciones por cuestiones estratégicas y de soberanía, tuvieron un rol destacado, hasta que la corrupción la terminó desvirtuando a todos los niveles, con sistemas inviables, con una sobre abundancia de empleados, para una provincia que hoy día, no tiene, rumbo, ni futuro.

Lamentablemente ninguna solución a largo plazo será indolora, lo que vaya a ocurrir, producirá efectos colaterales no deseados, solo habrá que esperar, a ver cuántos ciudadanos de a pie, quedan y en qué estado.

Que Dios nos ayude…

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!