Jueves 16 de Septiembre de 2021

Hoy es Jueves 16 de Septiembre de 2021 y son las 22:19 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

20 de octubre de 2017

El axioma para el domingo 22, al votar: cambiemos para que ganemos la esperanza de un futuro…

Editorial Oscar Muñoz, viernes 20 octubre 2017.-

El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.

El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales"

(Este texto se le atribuye a Bertolt Brecht que fue un dramaturgo y poeta alemán, uno de los más influyentes del siglo XX, creador del teatro épico, también llamado teatro dialéctico)

Estamos en días previos, pero tengo la absoluta convicción, que se van a repetir las mismas películas. El domingo a las 18 horas las placas en la tv dirán tímidamente ganó Cambiemos ampliamente, pero con el transcurso de las horas, se irá ajustando la diferencia, que tal vez termine en una modesta ventaja.

El ex fpv, hará lo mismo que en las PASO acusara, al mejor estilo de Maduro.  CFK, dirá tal vez no ella, sino algún seguidor, que el gobierno de Macri, los trata de perjudicar con el resultado, es decir no habrá ningún cambio no aceptaran que cada vez, tienen menos influencia política y que un porcentaje tal vez superior al 40% en todo el país, le otorgará a la administración de Macri, un respaldo, que si bien no será mayoritario, como es uso en las democracias modernas, le da respaldo, pero no mayorías, con lo cual la negociación, los consensos, deben regir las medidas de gobierno, o al menos la de apoyo legislativo en ambas cámaras.

De Santa Cruz, me inhibo de abundar en datos sobre posibles resultados, dado que es absolutamente incierto, pero nada haría indicar que se modifique el resultado obtenido por la oposición en las PASO, no será, por mérito de la oposición vernácula y local, sino más bien por la pobre actitud política que movilizó el oficialismo provincial.

El resto será ver, cómo se reparten las migajas de los electores, -dicho esto- dado que las terceras, fuerzas, son sencillamente terceros, lejos, muy lejos del poder, y sin ninguna esperanza que alcancen el gobierno, pues demuestran que solo captan a los disconformes de siempre..

Estos, dicen que son democráticos, cuando en realidad, son caprichosos, solo vale su forma de accionar ante los conflictos, por eso su porcentaje, siempre los mantendrá lejos de ejercer el gobierno, están y estarán en el lugar de la oposición monitoria, y que lamentablemente tampoco saben ejercer.

Incluso la economía ha comenzado a jugar a favor del Gobierno nacional. La recaudación lleva meses creciendo por arriba de la inflación, van 9  meses de crecimiento de la producción industrial (que venía de posiciones muy bajas), mientras que sube el PBI.

Lo mismo puede decirse de la venta de autos, motos, inmuebles y otros rubros similares. En “la calle”, el panorama es diferente, con sectores que crecen mucho y otros que no logran remontar; pero en el promedio general, la confianza de las familias es mayor, lo que se ha traducido en una suba de la imagen positiva de Mauricio Macri, luego de varios meses de caída. Para la Casa Rosada, eso alcanza.

Poco importa si el crecimiento no es sólido y contundente o si es o no sostenible el modelo de financiación de déficit fiscal emitiendo deuda, al tiempo que la inversión la motoriza el Sector Público y el control de la inflación no controla la inflación.

Todas estas variables macroeconómicas no son comprendidas por el grueso del electorado, que percibe más sus efectos que la problemática existente.

En eso, el macrismo se parece al cristinismo, que durante varios años ganó elecciones “con anabólicos” en el consumo y acumulando distorsiones macroeconómicas.

Para el votante, lo importante es consumir y tener dinero en el bolsillo, el resto son explicaciones de tecnócratas. Así ha costado (y seguirá costando) poner en orden la Economía desquiciada que dejó CFK en sus dos mandatos y lo complejo que ha sido explicar la “tremenda herencia recibida”.

Si uno lee los comunicadores cristinistas, estamos caminando hacía el infierno. Pero entre los economistas ortodoxos hay más confianza, creen que el Gobierno nacional está a tiempo para hacer cambios que solucionen los problemas macro gradualmente, como es el camino elegido por el Presidente Macri para volver a la “normalidad” la economía Argentina.

Macri se encamina, según dicen los analista políticos a tener un resultado histórico que no se produce desde 1985: Ganar en los 5 mayores distritos del país y alcanzar 40% de los votos totales.

Y pese a ello, no tendrá mayoría en el Senado o en Diputados; por eso el poder será redistribuido profundamente en la Argentina. Y eso es muy bueno para la democracia, que deberá armar estrategias, consensos y discusiones, cambiando aún más el panorama de la crispación, del unicato y del modelo nac&pop que hundió al país y a la provincia (Santa Cruz) en una profunda crisis, que aún se pelea por salir.

Pero ¿Qué visión esgrime el Gobierno de Cambiemos ante el convencimiento, aun falaz, de sus críticos? La inversión privada y la obra pública como remedios al estancamiento, la desocupación y la pobreza.

El gradualismo como ritmo de las reformas, con un componente inestable de disposición a negociar y a confrontar, principalmente con el cristinismo, que sigue tratando de entorpecer la democracia a como dé a lugar.

La confrontación de los argumentos del Gobierno nacional con los de sus críticos muestra que éstos despliegan ideas bien articuladas, que hacen pasar por un manual riguroso, cuyo diagnóstico arroja un dictamen tajante: salud o enfermedad, bienestar o malestar, verdad o falsedad.

Son las ventajas (y los desequilibrios) de la ortodoxia económica. El Gobierno nacional se mueve en el camino intermedio que exhiben sus decisiones extrañas.

Podrá gustar o no, su estilo, pero el presidente Macri, definitivamente, a diferencia de otros antecesores contemporáneos, interpreta a un presidente reflexivo y (excesivamente) mediador.

Todo indica que aspira a resolver problemas conciliando opuestos, no cercenando uno en beneficio de otro. Vencer la pobreza sin desalentar al capital. Mejorar el Estado sin despedir empleados. Ser honesto sin sacrificar amigos sospechosos. Ser popular sin ser populista. Ser gradualista sin dejar de hacer reformas de fondo.

Tal vez, y con razón muchos exijan que Macri debe encontrar la piedra angular de sus verdades opuestas. El gradualismo, sin duda, requiere liderazgo y coherencia. Y es tiempo ya de demostrarlo sin dudas.

La presidenta mandato cumplido esta acorralada, llegó a insultar al propio Macri, sus ministros y hasta la líder política más requerida por las encuestas, manda a los militantes a gritar "Macri basura sos la dictadura".

El ex fpv, que ya no existe más, dividen el mundo entre justos y réprobos, mediante antinomias extraídas de un manual de la obsesión y la mentira. Estas expresiones de violencia retórica son contemporáneas con actos estremecedores de violencia física, que han significado varias centenas de muertos por la corrupción, porque si algo quedó de la década pasada, es como apotegma, que la corrupción mata.

Estas formas de agresividad poseen un hilo conductor que enlaza los hechos violentos, cuyo registro va de lo simbólico a lo real. Resulta increíble, inclusive que aquí en Santa Cruz, signa con la misma lógica fanática, algo así como “Es la vida de ellos o la nuestra, una cuestión de supervivencia. Ésas son las convicciones de una falsa religión y de un superlativo fanatismo, que alimentan los líderes del deshilachado y derruido proyecto nacional y popular.

Jorge Luis Borges, dicen que escribió, alguna vez sobre la guerra de las Malvinas, imaginando a un soldado argentino y a uno inglés: "Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara,  y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno del otro, fue, Abel".

La grieta, fomentada desde el ex fpv, es una ausencia de estima por el otro que influyentes líderes de opinión, alentados por sus partidarios, agrandan con exceso sin medir las consecuencias.

Sin preguntarse cómo les fue a otras sociedades que siguieron ese camino. Sin temer que la violencia teórica derive en violencia física, ni que la democracia se convierta en una tribuna dominada por barras bravas, caras tapadas, y con palos en sus manos.

Parece que desde el discurso militante del roído proyecto nac&pop dijeran, profundicemos las contradicciones, pintémonos la cara, vayamos a la guerra, aunque transcurra en las redes sociales o los canales de tv amigos.

El Código Nacional Electoral es taxativo y veta prohibiendo cualquier actividad de campaña y difusión de mensajes proselitistas a través de los medios de comunicación. Es solo eso, es resto, es información y opinión, para descartar o usar para mejorar la cosmovisión personal.

El axioma para el domingo 22, al cumplir con nuestro deber de votar en positivo es: cambiemos para que ganemos la esperanza de un futuro.

Que Dios nos bendiga…

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!