Lunes 21 de Junio de 2021

Hoy es Lunes 21 de Junio de 2021 y son las 10:03 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 10º

10°

Lluvia débil

23 de agosto de 2017

¿Valió la pena, sostener conflictos tan prolongados?

Editorial Oscar Muñoz, miércoles 23 agosto 2017.-

Podría haber sido tomado como una anécdota hace meses atrás, pero la realidad supera a la ficción, cuando comenzó a principios de año el paro docente, de judiciales o los reclamos de jubilados, los porcentajes, las reivindicaciones eran tan firmes, que se habla de máximas aspiraciones gremiales.

Todo indicaba que la firmeza, la justicia y la razonabilidad de los pedidos, no podría detenerse, inclusive, con el paso del tiempo, que generalmente actúa erosionando voluntades, y que debilita el espíritu de hasta los más indomables sectores.

Primero debieron capitular, los jubilados de la caja de previsión social, tiempo después, lo que acamparon frente a la casa de gobierno, ya para ese entonces, las marchas declinaban y los maestros dejaban sus lugares frente al ministerio de economía y los jardines de la casa de gobierno.

Tiempo después desaparecía el más contundente de todos, que había quedado como una instalación, que se mimetiza con el paisaje del centro de la ciudad, hablo del acampe de los empleados judiciales, que a poco de conocerse que le daban un 10% todo quedaba desactivado.

Hoy solo queda el recuerdo de las marchas callejeras, las caminatas nocturnas con antorchas, los discursos de barricada, todos muy encendidos y desafiantes del poder político que ostenta, el gobierno de Alicia Kirchner.

No aplica, que este comentario, pueda ser interpretado como una crítica a la posición que han tenido los colectivos sociales, ni los gremios. Cada uno jugó su mejor carta, causando diversas consecuencias sociales. Ninguna de las denominadas acciones sindicales, resultó inocua para el ciudadano de a pie.

Todo lo que se hizo a lo largo de estos meses, embromo de una u otra forma a todos, sin excepción, la justicia paralizada, los viejos en la calle y los pibes durante meses sin clases o con muy pocas horas de aprendizaje sistemático para gran parte del año.

Ahora, sí puede asegurarse –sin temor al equívoco, que triunfó Alicia Kirchner y el fpv– y esto es por el resultado final, de lo que consiguieron los maestros como recuperación salarial para todo el 2017,un 8% que terminará en diciembre, luego en el 2018, Dios dirá como sigue.

Lo inexcusable, es un balance definitivamente magro, que por más que moleste y parezca inoportuno, todo este –ruido- social durante meses, terminó prácticamente en la nada, migajas, unas monedas, me resulta casi impúdico, repetir el porcentaje que se discute como si tratase de un logro histórico, que habla de contabilizar a fines del mes de diciembre de este año un 8%, ..algo así como el equivalente a la inflación de dos meses y medio al comienzo de este año.

Cada uno sabrá, en un futuro, explicar, por qué y cómo se llegó a tensar tanto la cuerda, para terminar firmando un acta, que solo dice que si van a trabajar, no le descontaran los días de paro, una rendición innecesaria, si se toma en cuenta, que aquí, se usó el tristemente célebre aforismo “vamos por todo” para quedarse sin nada, con las manos prácticamente vacías.

No es tal vez, el momento, de pedir explicaciones, ni de buscar –además, no soy quien para pedirlas-  los responsables, cada sector, es decir, el gobierno sabe que es culpable absoluto, pero nunca lo admitirá y el gremio de los maestros, buscará justificaciones para su accionar, que al final, todo indica el resultado está siendo muy flaco.

Y esto surge, porque los miles de silenciosos perjudicados de este conflicto que terminó en la nada misma, nunca tuvieron, ni voz, ni voto, quedaron como rehenes de esta toma supuesta del control social, dejándolos afuera, haciéndoles perder el tiempo, en una conquista que a ellos nunca les interesó…

Ellos, los pibes, solo merecían el respeto de ser dejados, fuera de esta confrontación larguísima que los tuvo como protagonistas innecesarios e inconsultos.

Toda demanda es legítima, más cuando se habla de derechos cercenados, conculcados, o cuando se pelea contra el descontrol y la falta de gestión.

Como se hizo contra un concejo provincial de educación manejado por arribistas procesados por la justicia y militantes de pacotilla, inservibles, funcionales y que terminaron de desmadrar, el pobre sistema educativo de Santa Cruz.

Tengo la terrible sensación que todo lo que paso, a lo largo de estos meses, fue una estratagema política no expresada directamente, entre el gremio y el gobierno, y ahora cuando el año está perdido, se logra una paz total, con un intercambio de especias sencillamente pobres.

Uno –ofrece- que no descontará días, si no hacen paro y los otros, se conforman con recibir un 8% de aumento, para todo el año, que equivale, en dinero, a lo que se paga por interés, de un mes de un pago mínimo en una tarjeta de crédito berreta.

Que parte me perdí, este porcentaje, es la nada misma. Solo agrandara la brecha, de bronca, de desigualdad, entre los sectores sociales, que tal vez, ni siquiera reciben este mendrugo en sus sueldos o jubilaciones. Será otro motivo de malestar social, que seguramente, será asumido, mansamente y en silencio en todo Santa Cruz.

A ver si me explico, si esto lo estaríamos describiendo en el mes de marzo, sería una historieta, pero pasaron largos meses, de escuelas cerradas, abandonadas a la suerte, con pibes que perdieron un valioso tiempo que no podrán recuperar, porque, en realidad, son la acumulación de años de paros, más la tristemente famosa, retención de tareas y otras yerbas por el estilo.

Si se lo quiere colocar como un logro, pueden hacerlo, tiene la total libertad de hacerlo, pero a costo de quién? ¿Quién es el mayor perjudicado en todo esto? La respuesta es tan sencilla, como humillantemente e impune, los pibes.

Aquellos, que no pueden tener ni defensa, ni representación ante el cúmulo de arbitrariedades que hacen con su escolarización, ya sea el estado o quienes debieran haber sido sus docentes.

Imagino perfectamente, que sumaré seguramente, un grupo de puteadores por describir el resultado de una negociación que dejaron de lado, a los únicos perjudicados, los miles de pibes.

No vale decir que se recuperara, tarea imposible hacer, el tiempo no se recupera, ni se lo puede detener. Clase no dictada, es clase perdida, el docente sigue adelante, el pibe, le queda en realidad, una oportunidad menos, el de haber aprendido cronológicamente.

Para qué? Porque se llegó tan lejos, para lograr tan poco, sinceramente no lo sea, aunque tal vez tenga un respuesta, que prefiero callar y no hacerla pública, pero sí diré, que el resultado es miserable, insignificante.

Y saben qué? Ya casi a nadie le importa que la culpa de todo, la tuvo y la seguirá teniendo el fpv y el gobierno de Alicia Kirchner, por tener impresentables a cargo del consejo de educación, y que hayan despreciado la educación de miles de pibes en toda Santa Cruz.

Ya es demasiado tarde para lágrimas, el tiempo perdido no se puede recuperar, fueron ambos sectores por todo y dejaron a los pibes sin casi nada, serán los menos que terminaran sin inconvenientes y los más sufrirán las consecuencias al querer encarar estudios superiores.

Sé que esto, es menor, ya lo dijo la propia persona procesada por administración fraudulenta y defraudar al estado, -es decir robar para ella y terceros- esta caradura, dijo públicamente, que el porcentaje de los chicos que estudian en una universidad aquí en Santa Cruz, o se van de la provincia, son muy pocos.

Difícilmente se pueda entender, esta desgracia que tuvimos los santacruceños con estas lacras que debieron conducir la educación en Santa Cruz, y la terminaron de destruir, concluyentemente, cuando terminan en el 2019 habrán provocado daños a varias generaciones de chicos santacruceños.

Sinceramente, no merecíamos estas plagas que llegaron en diciembre del 2015 a gobernar, que, según ellos, decían que venían a sacarnos la pluma y que por el contrario destruyeron como langostas, todo a su paso.

Nada ha quedado en pie, solo los privilegiados que integran ese 29% de militantes rentados, que sienten que deben fidelidad eterna por haber sido beneficiados con dádivas o un puesto laboral inmerecido.

Aquí en la provincia, está claro que los malos siempre ganan, por eso solo me queda confiar en la justicia divina, que siempre tiene la espada de la justicia apuntando a la verdad, con lo cual, solo he de esperar, que más temprano que tarde paguen todo el mal que le han hecho al ciudadano de a pie…

Que Dios nos ayude...

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!