Hoy es martes 16 de octubre de 2018 y son las 12:11 hs. ULTIMOS TITULOS: Los consorcios de edificios dicen que están "al límite" / Por el Día de la Madre, los comercios extienden sus horarios el fin de semana / Condenan a una YouTuber china a 5 días de cárcel por faltar el respeto al himno: ¿era para tanto? / Choque fatal cerca de Quilino / A full: las ciudades más elegidas por los turistas que se decidieron por Córdoba el "finde" largo / La Coalición Cívica ratificó la denuncia contra Garavano: ?No implica una ruptura con Cambiemos? / EstiloCasa Habla: inspiración con prestigiosos disertantes / La mirada de quienes visitaron EstiloCasa / El Gobierno oficializó la derogación del retroactivo para el gas en 24 cuotas / Norwegian debuta en Córdoba con dos servicios diarios / La Justicia define si Pablo Moyano va preso: No sé de qué me acusan / Aapresid lanzará el primer "store" de aplicaciones AgTech / Cierran un tramo de la Costanera por dos meses / Incendios en Punilla: evacuados e intenso trabajo en Bialet Massé / Declaran los estudiantes imputados por la toma del Pabellón Argentina / En Canadá buscan catadores de marihuana y les ofrecen un pago de 50 dólares por hora / Arabia Saudita admitiría que el periodista Jamal Khashoggi murió durante un interrogatorio / Una monja perdió el control del auto y volcó en la avenida Colón / El Papa denunció que "falta voluntad política" para combatir el hambre / Bill Gates: El capitalismo es la mejor forma de combatir desigualdad /
3 de octubre de 2018
Hasta donde… Se podrá resistir, en Santa Cruz.
Editorial Oscar Muñoz, miércoles 03 octubre 2018.-

¿Me pregunto y te pregunto, porque los viejos jubilados del turno 0 y 1 de la provincia de Santa Cruz, serán los únicos en tener que bancar sobre sus espaldas, el ajuste que lleva a cabo el gobierno de Alicia Kirchner?, El cual, hasta ahora solo es para los ciudadanos de a pie. Menos, para los burócratas del ex fpv, la cámpora, y el pj, que ejercen el poder.

Los cristinistas y algunos del pj, y el oportunismo del frente renovador, en los medios nacionales, gritan por la injusticia que se plantea, para los sueldos de los jubilados nacionales, que según se estableció tendrán otro nuevo aumento, en diciembre 7,78%, conforme a lo dispuesto por la ley de movilidad.

Resulta que con ese ajuste, las jubilaciones aumentarán 28,5% en el año 2018. En tanto, espera que el año, termine con una inflación de al menos 42%, por eso el clamor, indica que las jubilaciones quedarían así 13,5% por debajo del índice de precios.

Increíblemente e inexplicablemente, aquí en Santa Cruz, Alicia Kirchner, dispuso que los viejos jubilados comprendidos en los turnos 0 y 1 y salvo alguna excepción, tienen congelados sus jubilaciones desde el año 2015.

Paradójicamente, ningún senador, ni diputado nacional, provincial, concejal, ministro, gobernador, vicegobernador, o agrupación política de cualquier sector, han puesto ni siquiera una pequeña voz en el firmamento de Santa Cruz, y si lo hizo alguien, fue tan bajo el nivel de su voz, que el ruido del viento, lo tapó por completo.

Eso es doble estándar, doble discurso, mentiras verdaderas, protestar aquí sobre los males del gobierno nacional, pero jamás hablar de las injusticia locales, que perfectamente se podrían aunque más no sea atenuar.

Pero no se elige el aumento en negro o pasarlo al finalizar este año a los básicos, cuando se habla de un porcentaje que no supera el 13%, ¿porque nadie hable de esto, porque Alicia Kirchner o su locuaz vicegobernador no hace alguna mención sobre la injusticia de someter a la pobreza e indigencia a miles de viejos que cobran apenas sobre la línea de pobreza según el INDEC, ya no hablar del costo local del IPC.

Por más duro que sea, hay que comprender, en todo caso, que la fuerte devaluación real tendrá, en los próximos trimestres, un fuerte impacto recesivo por la caída de salarios, jubilaciones, etc. Sobre el consumo agregado, que representa más del 70% de la demanda efectiva total.

Esto implica que miles en Santa Cruz, viejos jubilados, maestros, enfermeros, choferes, instrumentadoras, empleados de la administración central que no podrán seguir adelante, pues sencillamente no alcanzan a pagar todo lo que consumen.

A ver si comprendemos, la inversión privada tampoco se recuperará en la medida de que esas sean las expectativas de caída de consumo. La política monetaria será inusitadamente contractiva, se verá cada vez menos dinero circulando, y frente a expectativas de inflación para los próximos meses del 5% mensual promedio.

Será igualmente inevitable, el crecimiento del desempleo, cuando las empresas agoten el recurso de recortar horas extras y otorgar licencias anticipadas pagas. Además, los salarios reales serán inferiores al promedio de este año y por condición necesaria, la pobreza y la desigualdad mayores.

Leia a Daniel Muchnik periodista, escritor y licenciado en historia, que contaba… Dicen que el Fondo Monetario Internacional creen que todo pasa por resolver los números críticos y no piensan en los seres humanos que habitan en el país. Evidentemente como siempre, les falta humanismo y comprensión o sensibilidad.

Pero el humanismo parece haberse desbaratado a lo largo del siglo XX, con sus respectivas guerras mundiales en la que murieron, en total más de 70 millones de habitantes de la Tierra.

Hay mucho de verdad en torno de la desaprensión humanista, aunque el gobierno promocione la consigna que gracias al acuerdo con el FMI escapamos al segundo default que hubiera surgido 16 años después del último en 2002.

En el primer semestre reciente, cuando todavía no habían asomado las abominaciones económicos del presente y según el Indec, la pobreza llegaba al 27,3% de la población.

Son 750.000 pobres más que en la segunda mitad de 2017 y en total  de más de 11 millones de carenciados. Y otros casi 7 millones y medio de ciudadanos cargan con dilemas de subsistencias.

Anteriormente, en una mentira extendida, mientras el Indec de Guillermo Moreno y CFK, decía que la pobreza apenas llegaba al 4% ella aseguraba que "tenemos menos pobres que en Alemania", en los hechos, en noviembre del 2015, cuando ella lo decía al mundo, el índice de pobreza era de 31,2%.

Por edades, la pobreza castiga más a los chicos, menores de 14 años donde la pobreza real es del 41,4%. Para el segundo semestre del año se aguarda un empeoramiento de la situación salarial y laboral. Los necesitados, aun trabajando o haciendo changas deberían conseguir casi $ 26.000 por familia para no ser incorporados al índice de pobreza.

Por supuesto que la actual situación económica impactará en la política. Se proyecta una inflación, en septiembre entre el 5,5% y el 7%. Los precios no paran de subir, pese a la recesión extendida.

Para los consultores de la consultora Ecolatina, la inflación rondará el 6%, pero acumula un 31% entre enero y septiembre y sería del 40% o más si se mide de manera interanual.

Aquellos que ven los números y no las necesidades sociales aseveran que la mejor recaudación fiscal podría lograr el famoso y publicitado déficit cero.

Pero frente a este desalentador panorama, surge la dolorosa pregunta: ¿hasta dónde debe llegar la presión para que el país logre una imprescindible salud social y económica?

Silencio… Nadie contesta. Ni la oposición, ni los economistas, ni los consultores mediáticos, ni el propio gobierno, hablan de un horizonte muy distante, que sólo un pocos ven, el resto de los ciudadanos de a pie, no tienen ninguna expectativa de un final feliz, porque nadie le dice la verdad, hace ya muchos años, que siempre estamos dando vueltas en lo mismo.

Que eran ajuste por esa vez y que no haría falta ningún plan más, para a los pocos años, volver a la misma perorata, ajuste, baja del gasto, falta de ahorro y solicitar préstamos para salir adelante, es casi una vida de esta misma canción.

Hasta donde se podrá resistir, en Santa Cruz, con la franja etaria como lo son los viejos jubilados, con cada vez menos capacidad de pagar medicinas, asistencia médica, servicios y comida, sin que se haya pensado en alguna forma tratar de mejorar sus ingresos que han sido la variable de ajuste durante los tres años del gobierno de Alicia Kirchner.

Esto no tiene excusas, ni justificación, porque nunca se habló de porcentajes similares a lo que otorga el gobierno nacional a los jubilados de la ANSES, cómo será el 28,% para este año, aquí  en santa Cruz, Alicia Kirchner, decidió que nada habría, ni siquiera 100 pesos para comprar aspirinetas preventivas.

Puede ser tan hipócrita, tan revulsiva la gestión del gobierno de Santa Cruz, de negarse a darle una compensación de subsistencia a los miles de viejos jubilados que están en el filo de la pobreza.

No hay ninguna explicación, y la demostración que están golpeando a los que menos pueden defenderse y los que se atreven tienen pedido de embargos judiciales promovidos por el propio gobierno, Alicia Kirchner, que suele emocionarse en los discursos, jamás hizo tan siquiera un mención a la gravísima situación de los viejos, tal vez porque sigue teniendo un grupo que los viste de payasos para jugar a la elección del rey y la reina, mientras otros tantos, se mueren esperando vivir sus últimos años dignamente.

Nos quedará, la esperanza, que si no actúa, la política, la justicia de los hombres, alguna vez lo haga la divina, porque más allá del poder, el oro, los dólares, los euros, las propiedades. “A esta vida sólo venimos a buscar la ropa: nacemos desnudos y nos entierran vestidos” el resto queda fuera…

Que Dios nos ayude...

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
EDITORIAL
MAFIA TOTAL
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Contracara

de 10.00 a 14.30

 

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet