Hoy es jueves 19 de julio de 2018 y son las 04:33 hs. ULTIMOS TITULOS: Schiaretti quiere otro pacto fiscal, pero los opositores deben retirar los juicios / Interminable reclamo por las 85 víctimas de la Amia / Boleta única electrónica, todavía una incógnita en Córdoba / Aborto legal: senadores cordobeses ya tienen su propuesta alternativa / ?Tienen el síndrome de desorden de Trump? / Una acción antidemocrática / Alto Alberdi, sin respiro / Coca Cola relanza una marca de ?bebidas de semillas? / Otro desastre en la ruta 8 / Lo acusan de matar y enterrar a un hombre, y aún no lo atrapan / OEA pide a Ortega prontos comicios / Educación sexual integral: cuando las palabras no significan nada / La actividad industrial cayó 1,9% pese a sectores que todavía crecen / Forja: 14 proyectos para los predios ferroviarios / Ana Inés Navarro: ?Sería catastrófico que Argentina no pudiera cumplir con el acuerdo con el FMI? / Por las heladas, en Carlos Paz ?abrigan? a las palmeras / La Provincia entregó subsidios para Nissan-Renault / Macri, sin anuncios y con un nuevo mensaje de optimismo / Certificado, el Pampa III busca compradores en la región / Las trabajadoras domésticas esperan un aumento del 25% /
28 de junio de 2018
Escribió alguna vez Julio Cortázar: “Cada vez sospecho más, que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones”. Es una alegoría muy sugestiva… Se trata de La fábula del águila y la gallina.
Editorial Oscar Muñoz, jueves 28 junio 2018.-

Era una vez un campesino que fue al bosque cercano a atrapar algún pájaro con el fin de tenerlo cautivo en su casa. Consiguió atrapar un aguilucho. Lo colocó en el gallinero junto a las gallinas. Creció como una gallina.

Después de cinco años, ese hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Al pasar por el jardín, dice el naturalista: “Ese pájaro que está ahí, no es una gallina. Es un águila.”

“De hecho”, dijo el hombre. “Es un águila. Pero yo la crié como gallina. Ya no es un águila. Es una gallina como las otras.

“No, respondió el naturalista”. Ella es y será siempre un águila. Pues tiene el corazón de un águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas”. “No, insistió el campesino. Ya se volvió gallina y jamás volará como águila”.

Entonces, decidieron, hacer una prueba. El naturalista tomó al águila, la elevó muy alto y, desafiando, dijo: “Ya que de hecho eres un águila, ya que tú perteneces al cielo y no a la tierra, entonces, abre tusa alas y vuela!”

El águila se quedó, fija sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente a su alrededor. Vio a las gallinas allá abajo, comiendo granos. Y saltó junto a ellas. El campesino comentó. “Yo lo dije, ella se transformó en una simple gallina”.

“No”, insistió de nuevo el naturalista, “Es un águila”. Y un águila, siempre será un águila. Vamos a experimentar nuevamente mañana.

Al día siguiente, al naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró: “Águila, ya que tú eres un águila, abre tus alas y vuela!”. Pero cuando el águila vio allá abajo a las gallinas picoteando el suelo, saltó y fue a parar junto a ellas.

El campesino sonrió y volvió a la carga: “Ya le había dicho, se volvió gallina”. “No”, respondió firmemente el naturalista. “Es águila y poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar por última vez. Mañana la haré volar”.

Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron muy temprano. Tomaron el águila, la llevaron hasta lo alto de una montaña. El sol estaba saliendo y doraba los picos de las montañas.

El naturalista levantó el águila hacia lo alto y le ordenó: “Águila, ya que tú eres un águila, ya que tu perteneces al cielo y no a la tierra, abre tus alas y vuela”.

El águila miró alrededor. Temblaba, como si experimenta su nueva vida, pero no voló. Entonces, el naturalista la agarró firmemente en dirección al sol, de suerte que sus ojos se pudiesen llenar de claridad y conseguir las dimensiones del vasto horizonte.

Fue cuando ella abrió sus potentes alas. Se irguió soberana sobre sí misma. Y comenzó a volar a volar hacia lo alto y a volar cada vez más a las alturas. Voló. Y nunca más volvió.

Todos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Pero hubo personas que nos hicieron pensar como gallinas. Y aun pensamos que efectivamente somos gallinas. Pero en realidad somos águilas.

Por eso, ciudadanos de a pie, abran las alas y vuelen. Vuelen como las águilas. Jamás se contenten con los granos que les arrojen a los pies para picotearlo.

Podríamos empezar por una pregunta básica, dice Fabiana Fondevila (escritora, periodista, e investigadora de las tradiciones de sabiduría):

¿Qué es el miedo? Y te traslado la pregunta, porque el ciudadano de pie santacruceño vive con miedos, miedo a perder el trabajo, a ser observado, denunciado, a las represalias, a ser mostrado en las redes sociales, a perder su estatus social frente a sus conocidos.

Es común, que se reciban comentarios cuando envían alguna información tales como: no digan mi nombre, por favor guarden mi identidad, usted sabe cómo son, por favor todo en secreto.

El miedo es una señal que se expresa en el cuerpo ante la presencia de un peligro. En ese sentido, es un impulso vital, gracias al cual esquivamos situaciones diarias, sin siquiera saber que el miedo es lo que está maniobrando.

Cada vez que manejamos con cuidado en una tormenta, o tomamos acciones para evitar escenarios riesgosos, está operando el miedo.

Nuestra sofisticada psiquis nos permite anticiparnos a amenazas futuras, elaborar amenazas que no existen, y hasta desechar las que tenemos delante de nuestro.

Los miedos más habituales son: la ansiedad, muchas veces con causa incierta, y la preocupación, estos antecedentes permiten que casi en forma automática tomemos decisiones sin saber bien porqué, pero que cumplen con un cometido.

La incertidumbre, surgió, ante el enigma, ¿porque existe tanto miedo social en Río Gallegos, en Santa Cruz, (hablo de lo que vivo y conozco) tal vez sea igual en el resto del país, pero la cercanía me permite visualizar, que aquí tiene un alto contenido político y que está alimentado por un siniestro comportamiento, con aquellos que deciden combatir en forma abierta el régimen gobernante actual.

Si bien gracias a Dios, la comparación es distante, con Santa Cruz, para representar lo que digo, es ver lo que ocurre en países como Venezuela o Nicaragua actualmente, donde los que están contra el régimen imperante de turno, son muertos, violados, desaparecidos o encarcelados.

Aquí salvando la distancia, de una u otra forma, por haberlo sufrido en carne propia, la saña del pj, el fpv o la campora con aquellos que osábamos desafiarlos, fue feroz, cruel y siempre injusto.

Por ello creo que vivimos con este miedo constante, acrecentado por los constantes reclamos insatisfechos, que hacen que las retenciones de servicio, los paros, hagan que la vida del ciudadano de pie se transforme en una verdadera tortura, y solo sea la forma perceptible de protestar.

El inexplicablemente tardío y ridículo, por esa manía de apocopar  nombres, el programa SerSol: “Servicios Solidarios”, que pretende emular la tarifa social, llegó después de casi dos años y medio, del gobierno de Alicia Kirchner, que supuestamente tiene un doctorado en tema sociales y con alguna especialización en familias vulnerables, por los cargos públicos que ha ocupado por décadas….

El demorado programa de tarifas, dicen que se aplicará con un porcentaje de bonificación sobre el consumo de servicios de luz, agua y cloacas, personas en situación de vulnerabilidad, es decir pobres e indigentes, con discapacidad y enfermedades crónicas.

Lo desagradable, es que se use la burocracia para que sea difícil, engorroso y tortuoso, la broma de mal gusto es que pongan como principal vía de trámite dos páginas de internet, tomándole el pelo a cientos de miles de potenciales beneficiarios, pues, es bastante poco probable que posean internet, computadora, o celular de alta gama…conforme los costos de los aparatos y los planes con datos.

Esta opción tecnológica, debería ser solo un complemento y en letra muy pequeña. No obstante el centro de todo es que deberán superar la pesquisa del ministerio de desarrollo, la propia empresa de luz, agua y cloacas, u otros estamentos administrativos y atención será solo por seis meses, considerando el gobierno de Alicia Kirchner y su gabinete de lujo, que el que es pobre o indigente, tiene una enfermedad crónica o una discapacidad permanente, puede cambiar su condición en esos meses…directamente es un burla, para comprimir aún más la lista de quienes merecerían estar en condiciones de recibir la tarifa social…

Pero el gobierno del ex fpv, no deja de hacer campaña, con todo lo que tiene a mano, a horas de ingresar a la cámara de diputados un proyecto para que La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) que es una empresa privada argentina sin fines de lucro, que no recibe pagos hace años de la provincia de Santa Cruz, condone toda la deuda que esta tiene, por facturaciones impagas, algo así como que le regalen lo que debe, mientras la empresa se servicios locales, les cobro a los usuarios y les aumentó un 700%, increíble pero real…

 

Horas después, el gobierno provincial, para completar, este dislate, emitió información, confusa –como es habitual- En un comparativo de las facturas que Cammesa le envió a SPSE, en enero de 2016, por la compra de energía fueron de $5.522.616,38 (cinco millones quinientos veintidós mil seiscientos dieciséis con treinta y ocho centavos), y comprando la que llegó en mayo, de $75.520.442, 64 (setenta y cinco millones quinientos veinte mil cuatrocientos cuarenta y dos con sesenta y cuatro centavos).

Lo extraño, es que nada dicen de la deuda, ni nada de lo que supuestamente en la cadena nacional dijo varias veces CF, que la energía llegaba a costos mínimos por la faraónica obra que ellos en el proyecto nac&pop había hecho, cuando en realidad, nunca dijeron que trasladar la energía hasta aquí saldría una fortuna y que en realidad, debían haber pensado en generar en la provincia y abastecer todo su territorio para evitar el famoso costo del transporte, que al parecer, los genios del gobierno de Alicia Kirchner, quieren que sea gratis, para corregir la barbaridad que hizo el preso de Julio de Vido, al vender como gratis, algo que era caro y difícil de sostener, sin cárgalo a los bolsillos del resto de los argentinos…

Una vez más intuyo, que los viejos, los jubilados, somos el centro del ajuste de Alicia Kirchner, “Cada vez sospecho más, que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones.

Finalmente descubro, que somos muchas las ovejas y otras tantas las gallinas. Y lamentablemente, ya no queda ninguna águila, en Santa Cruz…

Que Dios nos ayude…

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet