Hoy es lunes 28 de mayo de 2018 y son las 07:01 hs. ULTIMOS TITULOS: Combustibles bajo presión: los aumentos que van a venir / Caen al mínimo las ventas de viviendas con créditos / Epec: el Gobierno nombró a hijo de fiscal con sueldo de $ 129 mil / Dos candidatos con visiones opuestas para Colombia / Admitirá ser un violador serial y podría recibir 15 años de cárcel / Asma: acondicionar el entorno mejora la calidad de vida / Las multas municipales varían mucho según la ciudad / El delito acecha a los colectivos / Suman un resguardo aduanero que atenderá en Río Cuarto / Conte renunció al mandato de formar gobierno en Italia / Madrugada de graves choques con automóviles / En cinco años, la secundaria rural creció 18% en Córdoba / Una barrera para que el alcohol no meta más goles / El acuerdo nacional que necesita el pueblo argentino / Potenciar, la esfera que promociona el Encuentro Endeavor / Los Lanatta y Schillaci, en el banquillo / Macri prepara plan de ahorro en la política: $ 20 mil millones / Últimas recetas de mayo / Río Ceballos, municipio saludable / Con visitas al interior, Turismo promociona Córdoba para las vacaciones de julio /
8 de mayo de 2018
“Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”
Editorial Oscar Muñoz, martes 08 mayo 2018.-

Ayer, un oyente, coincidiendo de alguna forma con la columna de opinión de Noticias en la Red, en la cual habla, tratando de explicar esta extraña y triste sensación, que muchos santacruceños de a pie, están regidos por la ley del más fuerte.

De esta destrucción de la trama social, que parece socavar los más íntimos cimientos de los actores sociales, volviéndolos indiferentes al sufrimiento de otros, a las necesidades insatisfechas de otros tantos, de la falta de oportunidades de miles, y todo parece lavarse, con una suma de 2000 pesos en negro, que algunos débiles morales, suscriben como si se tratara de un elixir que otorgan a los sufrientes empleados, que lo aprueban en dudosas asambleas y que, según dicen salvará vidas.

La vida, significa olvidarse del otro, darle la espalda a miles de jubilados, es tan grande  la falta de sensibilidad que se ha perdido todo vergüenza y decoro.

Están suponiendo que serán eternos, como si se trataran de dioses mitológicos, Recordaba que pocos días antes de verme forzado a jubilarme, por la persecución laboral que recibía,  que como última instancia fui a entrevistarme con uno de los gremialista oficialista ultra K.

Después de un rato de escuchar evasivas, y falsas promesas, le dije vos no pensás jubilarse nunca, compraste el brebaje de la eternidad?.

Frunciendo el ceño ante la sorpresa, me dijo, vos sabes que no tengo problemas económicos, y ya me asegure la vejez… Me levanté y di por concluida la entrevista… Era el actual secretario del sindicato de televisión.

Responsable de todo lo que pasa y lo que seguirá ocurriendo, la pléyade que los respalda, parecen inmunes a todo mal, pero debo recordar que la espada de la justicia, siempre apunta en una sola dirección, y que más temprano  tarde, llegará la justicia.

No me ilusiono, la justicia tardía no es justicia, ni las palabras pueden tapar, el dolor, la humillación y el desprecio de un gobierno y sus alcahuetes con privilegios, como ocurre en Santa Cruz.

Los jubilados no somos una franja etaria que está en extinción. Tampoco portamos ninguna enfermedad contagiosa. Somos el pasado, el presente y el futuro de Santa Cruz.

Nos quieren destruir socialmente, limitarnos, avasallarnos. Alicia Kirchner, lo está logrando y tal vez no se dé cuenta, que está rifando su única base de credibilidad.

No se une a Santa Cruz, dejando fuera a los viejos. No podrán ganarle al futuro, sino respetan a los que con su trabajo armaron la provincia.

Quien esto no entienda, está destinado al fracaso, no puede construirse seriamente ninguna comunidad organizada, sino se respeta a los viejos y a los pibes.

Me siento triste, sorprendido de tanta malicia y mediocridad del gobierno del ex fpv, la cámpora y kolina, que arman su discurso, con la supuesta inclusión de todos y la igualdad de oportunidades.

Alguien me recordó un estribillo de una canción de Joan Manuel Serrat,  “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”

Tal vez, sea lo que mejor define, lo que vivimos los viejos, los enfermitos, los que vagan por ser escuchados y tenidos en cuenta, no todo es dinero, a veces, la palabra, puede ser un instrumento que brinde paz y genere empatía y comprensión.

Nadie es lo suficientemente tonto para desconocer todo lo mal que han hecho en Santa Cruz, lo que se robaron, la destrucción que deja la corrupción.

Si fuera posible una recuperación, demandará años y que seguramente la riqueza que hubo, jamás volverán a ser disfrutadas por ningún habitante, lo que supo tener la provincia, sus millones de dólares, ya no están, no existen y nunca se sabrá y nadie pagará por su despilfarro irracional.

Una mención breve, merece el hecho que los conflictos que supuestamente se “arman” y quedan deslucidos a las pocas horas, cuando cobran los miseros sueldos, la retención de servicios, ya es un procedimiento que ha quedado vetusta y solo favorece a lo que buscan una excusa para no trabajar.

El reclamo, el paro, la movilización social, el fracaso de la deslucida mesa de unidad sindical, la CGT de Santa Cruz y los gremios, y los partidos de izquierda han quedado en evidencia, su poder de convocatoria es insignificante.

En las últimas marchas, era penoso ver la exigua participación, mientras los ciudadanos, los empleados seguían con su jornada normalmente y miraban de reojo a los pocos manifestantes que en su gran mayoría, cuentan con alguna facilidad o están con licencias gremiales rentadas.

Ahora, casi como un final grotesco, el izamiento de la bandera, se ha transformado en una presentación teatral, que por la ausencia de noticias en fin de semana, convoca a la cadena del ánimo y la alegría, logrando así tener una mínima visibilización, donde posan para un foto, que a los minutos de aparecer, ya el tema es olvidado por la falta de interés social.

Así como el gobierno carece de una comunicación institucional, seria, profesional y preocupada por llevar información al ciudadano de a pie, los sectores gremiales, los empleados, no manejan un discurso claro, se enfrascan en tratar de explicar categorías, roles, funciones y convenios que el ciudadano común desconoce y no le importa, deberían pues, ser claros y no tan específicos, si lo que en realidad piden es que después de años de no tener actualización de sueldos, les den un mínimo respiro, que no los ahoguen con la luz, el agua, el gas, el banco del cual es socio el gobierno y de todos los santacruceños, no sea usurero, con los intereses y deje de actuar como carroñero de sus clientes cautivos que por ley no pueden cambiar su cuenta sueldo. Es tan sencillo como eso.

Por tanto, podría decirse que estaría demostrado, que la pulseada la ganó la cámpora, el ex fpv y kolina, en la figura de su líder, el gobernador Alicia Kirchner.

Ya desapareció la conflictividad en la provincia, muestra de ello es el silencio cómplice y mafioso, que sostiene toda la dirigencia gremial y política, aceptando los míseros 2000 pesos que reciben algunos abiertamente y otros abajo de la mesa, aunque con un elemento que los iguala, son sumas en negro.

Esta alternativa, pinta la destrucción de la trama social, el mutismo cada vez mayor, la indiferencia, hacia los viejos, y los pibes, que sin poder defenderse, que no pueden hacer paro, ni abandonar las escuelas, deben recibir resignados, su triste destino, la humillación y el castigo de ser los más débiles de esta sociedad de Santa Cruz.

Ver morir a tus seres queridos, si te toco la desgracia. Porque no hay un médico especialista, no lo derivaron a tiempo, no se logró un diagnóstico temprano, porque deambulaste en varios medicos y ninguno acertó, están solo en manos de Dios.

El Estado, que debería velar por nosotros, por mandato constitucional, están matando, por inacción, omisión o negligencia, a cientos de ciudadanos de pie a pie, se mueren, hijos, amigos, esposos, novios, abuelos, madres y padres, sin nada que se pueda  hacer, solo verlos irse…

Ahora vendrá la confirmación que estaremos en tiempos difíciles, el despilfarro del populismo dejó al país exhausto, ya se habló de un ajuste que recortará en más de un 30% la obra pública, lo que no se sustenta quedará en el camino, tal vez, si el FMI negocia un préstamo, el gradualismo podrá evitar un shock mayor, pero lo que sí es seguro, es que Santa Cruz, sin alternativas productivas genuinas, sufrirá un golpe fenomenal…

Que Dios nos ayude…

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

 
 

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet