Hoy es martes 25 de septiembre de 2018 y son las 08:37 hs. ULTIMOS TITULOS: Máximo Kirchner declaró tener $ 94 millones de patrimonio / Paro general: Bullrich cuestionó a Micheli y aseguró que ?no serán cortadas? las principales avenidas / Amenazó a una vecina que quiso estacionar el auto frente a su cochera, pero cayó por tener armas de guerra / ARA San Juan: hallaron un nuevo indicio de ?probabilidad fuerte? / Los niños tailandeses rescatados de la cueva viajarán a Argentina / Córdoba: murió un niño picado por un alacrán / Córdoba: escaparon de un control policial, se cayeron de la moto y uno murió / Macri recibió en Nueva York el premio a la ?dedicación incansable y desinteresada? / Trump dijo que Kim Jong Un es "magnífico" y anunció una segunda cumbre / Paro general: el Partido Obrero corta el puente Centenario / La temperatura en el día del paro: máxima de 26° / Uno por uno, los gremios que adhieren al paro general / Sin colectivos ni bancos, el paro general será contundente en toda la provincia / Vender droga con niños, perdición para la banda / La Justicia resolvería hoy qué hará con la toma del Pabellón Argentina / Bitex quiere crecer en Córdoba con pagos al exterior en bitcoins / Córdoba permitirá la construcción de monoambientes / Campañas que ayudan / Brasil: el déficit comercial saltó un 181% en lo que va del año / Ganancias: entre la demagogia y la equidad /
14 de abril de 2018
Sin justicia, no hay República.
Editorial profesor Hugo Moyano.

Si solo hubiera habido un juez, si solo hubiera habido un juez cuánto mejor hubiera sido hoy la vida de los santacruceños y argentinos.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner serian los titulares de un bufete de abogados exitosos en Río Gallegos. Nestor estaria vivo, Cristina se hubiera recibido de abogada, Maximo seria un empleado público de la ex 591, y Rudy Ulloa sería el chofer rentado del estudio jurídico.

Si solo hubiera  habido un juez, no existiría la ley de lemas en Santa Cruz, y algunos nefastos personajes, irepresentativos no ocuparian funciones públicas en Santa Cruz y sus municipios.

Si solo hubiera habido un juez, no se hubiera reformado ilegalmente la Constitución provincial, no existiría la reelección indefinida, ni una cámara de diputados sin representación de las mayorías.

Si solo hubiera habido un juez, Lazara Báez hubiera jubilado como funcionario del banco de la provincia de Santa Cruz, sus hijos serían compañeros de trabajo de Máximo Kirchner, y los santacruceños tendríamos 12 mil millones de dólares más.

Si solo hubiera habido un juez, el dr Eduardo Sosa se hubiera jubilado como procurador de la provincia, los Kirchner no se hubieran robado los fondos santacruceños, y el Estado no hubiera perdido mil doscientos millones de dólares.

Si solo hubiera habido un juez, YPF, YCF y Gas del Estado jamás hubieran sido privatizadas, el petróleo, el gas y el carbón, hubieran sido patrimonio de todos los argentinos.

Si solo hubiera habido un juez, YPF nunca se hubiera privatizado y la British Petroleum, Pan American Energy, Sinopec, y Carlos Bulgheroni no se hubieran apropiado de los hidrocarburos santacruceños.

Si solo hubiera habido un juez, el banco de la provincia, seguiría siendo un banco de fomento del Estado y no propiedad privada de los Esquenazi.

Si solo hubiera habido un juez, Ricardo Jaime, viviría en el departamento B de la escalera 31 del barrio Gobernador Gregores de Caleta Olivia, y hubiera estado jubilado como agrimensor de la municipalidad.

Si solo hubiera habido un juez, el Estado santacruceño y sus municipios serían sustentables, los gastos de funcionamiento y los sueldos de sus empleados y jubilados se solventarian con recursos propios, pues santa Cruz se hubiera desarrollado y se habrían generado miles de puestos de trabajo fuera de la administración pública.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner jamás hubieran salido de Santa Cruz, y los constructores de bóvedas hubieran tenido menos trabajo en El Calafate, y los cascos de las estancias de Lázaro Báez.

Si solo hubiera habido un juez, el fiscal Nisman aún estaría vivo, disfrutando de sus hijas, los autores ideológicos del atentado a la AMIA, estarían presos y la familia Kirchner tendría 100 millones de dólares menos.

Si solo hubiera habido un juez, Leonardo Fariña jamás se hubiera cepillado a Karina Jelinek, Federico Elaskar sería el dueño de una financiera, y Fabián Rossi seguiría casado con Iliana Calabró.

Si solo hubiera habido un juez, la provincia de Santa Cruz no estaría fundida ni endeudada.

Si solo hubiera habido un juez, Caleta Olivia y la zona norte de Santa Cruz tendrian agua pura y suficiente.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner nunca hubieran tomado el poder de la Nación y con él la expansión brutal e impune del narcotráfico en el país.

Si solo hubiera habido un juez, Amado Boudou hoy sería un mediocre artista tratando de sobrevivir en el competitivo ambiente del rock nacional.

Si solo hubiera habido un juez, Cristóbal López hubiera sido un próspero empresario propietario de una pyme, jamás se hubiera cepillado a Ingrid Grudke, y no adeudaba 25 mil millones de pesos a la AFIP..

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner y su banda no hubieran construido sus fastuosas mansiones e imponentes hoteles en El Calafate, en Villa La Angostura, en San Martín de Los Andes, y en los lugares mas hermosos del país.

Si solo hubiera habido un juez, los kirchner hubieran permanecido en Santa Cruz, no habría inflación en la Argentina que hubiera crecido a la par de Brasil, Chile, Uruguay y todo los países de la región.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner aún estarían en Santa Cruz, y aún vivirían 51 trabajadores más, que todos los días tomarian el ferrocarril Sarmiento hasta la estación de Once y en las minas de Río Turbio habrían 14 jubilados más.

Si solo hubiera habido un juez, los argentinos no hubiéramos estado obligados a soportar a Hebe de Bonafini, Guillermo Moreno, Luis D'elía, Victor Hugo Morales, Carta Abierta, 678, y otros tantos.

Si solo hubiera habido un juez, los hermanos de pueblos vecinos no se cagarian de risa del peso argentino, que ni paraguayos, ni chilenos, bolivianos ni nadie acepta siquiera como propina.

Si solo hubiera habido un juez, Norberto Oyarbide estaría encarcelado y feliz, haciendo las delicias de sus compañeros de prisión.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner estarían en Santa Cruz, y su primogénito, debería estar trabajando como cualquier hijo de vecino, lejos de manejar la Cámpora, esa banda de energúmenos e imberbes que durante años manejaron los aspectos estratégicos del país.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner jamás hubieran llegado al poder de la Nación, y el país jamás hubiera salido del auto abastecimiento energético, y se hubiera evitado que 15 mil millones de dólares anuales se fueran del país para importar insumos energéticos.

Si solo hubiera habido un juez, el modelo kirchnerista se hubiera agotado en Santa Cruz y hoy cientos de miles de niños, adolescentes y jóvenes, no tendrían las neuronas quemadas por el paco y todo tipo de drogas que se comercializa impunemente a lo largo y ancho del país.

Si solo hubiera habido un juez, el alumnado de la escuela industrial de Caleta Olivia, no habría sido desmembrado y tendrían edificio nuevo.

Si solo hubiera habido un juez, que parara a los kirchner en su angurria de poder y corrupción, en sus inicios, como lo intentara el dr Eduardo Sosa, entonces Santa Cruz, entonce el país, hubiera estado mejor, mucho mejor.

Si solo hubiera habido un juez, los Kirchner hubieran sido inmovilizados en Santa Cruz y entonces, cualquiera que hubiera sido quienes hubieran ejercido el poder de la Nación, nunca hubieran desperdiciado la mejor oportunidad que el mundo brinda a la Argentina, en toda su historia para desarrollarse, progresar y crecer.

Ya es demasiado tarde para muchas cosas, el mal se ha extendido a toda la Argentina y es fatal, el kirchnerismo está acabado y no porque la corrupción más desenfrenada y evidente de la historia Argentina, haya sido advertida y frenada por un juez, sino por el hartazgo del pueblo que porin sufre las consecuencias dramáticas del modelo kirchnerista.

Pero han llegado demasiado lejos y por lo cual los santacruceños, primero y los argentinos después, debemos hacernos cargo y avergonzarnos de Néstor Kirchner y del kirchnerismo, de la misma manera que el pueblo alemán, hubo de hacerse cargo y avergonzarse de su propio engendro, Adolfo Hitler, y el nazismo.

Los gobierno que vienen a partir del 2015 en la Argentina y en Santa Cruz, insisto, vendrán a realizar una enorme tarea restauradora, que menos de los kirchnerista, necesitará el aporte de todos, y será entonces que con el tiempo entenderemos la ausencia de justicia durante un cuarto de siglo de expansión kirchnerista, nos daremos cuenta entonces que el kirchnerismo, no creció, ni se expandió al amparo del acompañamiento, sino de las complicidades.

Las complicidades necesitan de una justicia ausente, tal vez los santacruceños en ese tiempo, nos miramos los unos a los otros, y unos a otros nos desafiaremos, el que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra, serán los tiempo de la verdad, nadie escapa al juicio de la historia...

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet