Hoy es miercoles 21 de noviembre de 2018 y son las 05:10 hs. ULTIMOS TITULOS: Caso Dalmasso: el fiscal acusa a Macarrón de crimen por encargo / Ampliaron un puente en Santa Rosa de Río Primero: así quedó la obra / Fadea vuelve al aire con el Pampa III / En el interior, 80% de los femicidios y 21% de los botones antipánico / El feriado por el G-20, ¿a quiénes alcanza? / Bancor financiará con $ 2.000 millones el descuento de cheques / Triple crimen: los hermanos Lanatta y Schillaci recibieron entre 8 y 10 años de cárcel por ataques a gendarmes / Mujer policía embarazada mató a un motochoro durante un asalto en Temperley / El kirchnerismo llega a la revista Forbes: "No somos antiempresa" / El partido de Elisa Carrió ya tiene autoridades en Córdoba / Negri: El Consejo de la Magistratura no tira carpetazos, abre carpetas / Laura Sesma lanza su partido y perfila su candidatura a la intendencia / Imágenes para celebrar los 20 años de la Estación Espacial / De Córdoba al espacio: cómo se fabrica y controla un satélite argentino / Consejo de la Magistratura: crece el malestar radical dentro de Cambiemos / Síndrome urémico hemolítico: cómo prevenirlo / La Calera debate por un nuevo emprendimiento inmobiliario / Echaron a la reina de la Vendimia de Malargüe porque se casó / Cuadernos K: detuvieron al exministro de Hacienda de Santa Cruz / Sube la temperatura en Córdoba: se esperan 33° /
22 de noviembre de 2017
Otro acuerdo forzado por necesidad, más promesas incumplidas en Santa Cruz…
Editorial Oscar Muñoz, miércoles 22 noviembre 2017.-

La crónica oficial de Santa Cruz, indica que después de casi un largo mes de vacaciones en algún lugar del mundo, sin avisar, como se fue, volvió a verse, pero en Bs As al gobernador Alicia Kirchner, en una foto reunida con un grupo de personas, que según indicó la cadena de la alegría y el ánimo rentada, estaban coordinadas por el fantasma que dice ser el ministro de economía, que terminó de destruir financieramente a la provincia cuando asumió en diciembre del 2015.

La foto en cuestión, se lo podía ver,-al fantasma ministro de economía- con la mirada perdida, con su teléfono celular delante de él, y sin ningún papel, o medio electrónico. Casi como una metáfora, de cómo manejó hasta ahora la economía de la provincia, que se desmorona, sin ningún servicio prestado en forma normal.

La dilaciones, la posibles reuniones nuevamente con el ministro del interior de la nación, harían presagiar que Alicia Kirchner y el ex fpv,  tienen poquísima voluntad política de firmar el pacto fiscal con el gobierno nacional, esto es más que claro, recordar que se han negado a presentar una hoja de ruta, los deseos de someterse a auditorías constantes que requiere las políticas de buen gobierno, los tornan resistentes, no obstante el margen de seguir negándose, es muy estrecho…

Hasta ahora, solo el gobierno de Alicia kirchner había conseguido ante la emergencia que significa tener la provincia parada, sin clases, con paros generalizados y con graves dificultades de financiamiento.

Fracasaron las gestiones para endeudarse emitiendo bonos, logró un trabajoso préstamo en el banco nación y un fondo económico de emergencia, que varias veces no pudo recibir, por los incumplimientos que regulan su entrega.

El pacto fiscal que debería ahora firmar, el gobierno de Santa Cruz, lo condicionan, en forma tal, que debería administrar con transparencia, controlando gastos, personal y funcionar adecuadamente.

Es más que claro, que no están acostumbrados a ninguna práctica de este tipo, es decir gobernar, sin corrupción, caprichos o supremacía política.

El acuerdo es todo lo contrario a esto, por tanto, se infiere, que existe escasa voluntad para cumplir estas exigencias de buen gobierno democrático.

Pero por más que el entorno de CFK, quiera mostrar a Alicia Kirchner, como un adalid de una supuesta cruzada épica, con el gobierno nacional, el margen de una provincia de Santa Cruz, pésimamente gobernada, en crisis, quebrada y sin financiamiento es sumamente estrecho.

Hay de todas formas, otras excusas que serán esgrimidas,  ya de hecho volvió a las andadas dialécticas el vicegobernador, diciendo como si estuviese hablando en una unidad básica, que no negocian “nada fuera del pueblo”, cuando en realidad la práctica demostrada en la cámara de diputados y el propio gobierno muestra todo lo contrario, vaya como ejemplo, mentir deliberadamente para decir que la ausencia deliberada en plena crisis del gobernador es normal, cuando lejos estuvo de serlo.

En realidad, el sistema previsional santacruceño, será soportado por el resto del país, con los recursos que se reciben, la duda será hasta cuando. Deberían decir en el gobierno del ex fpv, que los recursos, son mucho más importantes que hace un año, atrás, al margen del aumento por inflación, crecieron y son más que suficientes, pero la política salarial cero, de alicia kirchner, tiene este juego perverso, pagar todo en cuentagotas, tarde y mal, para desalentar expectativas y pedidos gremiales.

Nadie sensato puede suponer que los sueldos miserables de la ex 591 que no llegan ni siquiera al límite de superar la pobreza, son razonables, ni mucho menos justificables, pero el discurso, es confuso para el ciudadano de a pie.  Lo concreto es que el ajuste hace ya dos años que llegó a Santa Cruz y fue de la mano del ex fpv, al contrario de lo que dice el relato de campaña eterna, tanto el vicegobernador, como cuando en alguna vez intervino el propio gobernador, aunque fue hace tanto que ya nadie lo recuerda.

El probable que en estas horas, se difunda por la cadena de la alegría y el ánimo rentada provincial, que tantos millones nos cuesta por mes a los santacruceños.

Haga mención a que se firmó, inventado que fue con una postura firme de Alicia Kirchner, que volvió de sus vacaciones en Europa, las cuales nunca informó oficialmente a la ciudadanía. En verdad, lo correcto sería decir, que al gobernador, no le queda otra alternativa, que firmar, por el desastre que es Santa Cruz en todos sus aspectos.

Recordaba en su columna radial, el escritor y periodista Jorge Fernández Díaz, al sociólogo alemán Ulrich Beck que se dedicó a analizar, la individualización y la globalización, que aseguraba que “el pasado se caracterizaba por el inflexible razonamiento de "esto o aquello", y que en la actualidad se puede distinguir, por fusionar y combinar ideas concentradas y opuestas.

Por tanto y para intentar comprender esta nueva lógica que resulta, algo así como hablar de: "esto y aquello", según cuándo y cómo conviene. No está garantizado, por supuesto, que el fpv en Santa Cruz y Cambiemos ya sea en sus versiones locales y nacional,  lea bien estos nuevos vientos; y mucho menos que consigan estabilizarse y que no estalle todo.

Esto y aquello, no es ni más ni menos, que los temas que ocupan y preocupan a los ciudadanos de a pie y que parece tan distante de la agenda que fijan los políticos, funcionarios y gobernantes de turno.

No obstante, ya está probado al menos, que el populismo nac&pop, nos llevaron al atraso y que los engaños supuestamente progresistas se han vuelto como algo forma de moda.

Se ha sostenido, como una constante histórica, que en la Argentina los desencuentros políticos condicionaron, siempre la economía. Nadie duda, que esto haya ocurrido en verdad. Si los anunciados acuerdos entre el gobierno, los gremialistas y otros sectores, prosperaran se demostraría que esa causa puede restituirse, es decir que la política, domine a la economía argentina.

Sin embargo, hasta ahora, parece más factible pactar con la oposición política y los sindicatos, que ofrecer estímulos al capital extranjero, que evidentemente aborrece la lentitud hasta ahora exhibida, si bien los cambios desde que asumió esta administración, han sido superlativos la reformulación ha sido severa, pero aún queda mucho para corregir en la macroeconomía de la Argentina.

Por tanto, se abre una enigma: si el consentimiento político puede convertirse en aprobación económica, conciliando el ritmo de las reformas, con las exigencias de los inversores y las expectativas de bienestar de la sociedad, que necesita y ansía urgentemente asegurar su economía personal.

Este es uno de los complejos desafíos que enfrenta Cambiemos, es decir del presidente Macri y su suerte (la de todos nosotros), dependerá de cómo lo terminen resolviendo este dilema.

Tal vez convenga recordar que el denominado sindicalismo peronista, consiguió bloquear, en forma recurrente, la mayor parte de los cambios propuestos a la ley de Contrato de Trabajo vigente desde hace más de 43 años, cuando el mundo era absolutamente otro.

Tal vez, ahora sea el momento histórico que permita modernizar las leyes laborales, las convenciones colectivas de trabajo que en su gran mayoría datan de la década del 70 y que han quedado tan fuera de foco, que en muchas de ellas, la etapa estudios universitarios, superiores directamente están ausentes.

Con lo cual hay que adaptar las convenciones colectivas, en forma rápida, el mercado laboral es cada vez más exigente y requiere la sumatoria de voluntades, sólo el conocimiento como capital permitirá que los empleados permanezca subidos en la ola laboral, de los años por venir.

Por caso, la Argentina supo por aquellos años, tener pleno empleo y sólo 4% de pobreza. Hoy la realidad en tristemente otra y salvo pequeños interregnos, quienes gobernaron el país, fueron mayormente peronistas, ni que hablar de Santa Cruz, donde el monopolio, fue y es total, con lo cual la culpa no tiene otro responsables que ellos mismos.

Muchas reformas pueden sonar, según de dónde se las mire, a poco o a mucho. Falta la letra chica del acuerdo con las provincias y todavía resta completar el paso de los proyectos de leyes por el Congreso, son una incógnita, por la transición entre la actual y la futura composición.

Los propuestos cambios laborales, previsionales y de administración de los gobiernos, nacional, provinciales y municipales, requiere un cambio que bien podría denominarse como histórico, hay que romper con la inercia del Estado que solo gasta y nada garantiza.

En ese contexto, otro tanto ocurre con la financiación del déficit de las 13 cajas jubilatorias provinciales, entre las que se incluye a Santa Cruz, que en muchos casos pagan sueldos muy superiores a la Anses, todavía nadie sabe a ciencia cierta de donde saldrá el dinero, y por cuánto tiempo será la asistencia.

Indudablemente, todas estas medidas tienen un alto costo fiscal a corto y mediano plazo, pero, como dato inédito, con un marco institucional que hasta ahora no existía y coopera con una mayor sustentabilidad. Decididamente, es barajar y dar de nuevo, para un usar términos lindantes a la única industria que creció en Santa Cruz, la timba, que todo tendrán éxito, siempre que los acuerdos se cumplan o se hagan cumplir.

A ver, si se explica mejor, no es una buena noticia para la política macroeconómica, seguir aumentando los gastos del gobierno nacional, que aún está lejos de resolver sus desequilibrios fundamentales (fiscal y externo) y su tarea de bajar la inflación a un dígito anual.

Hasta ahora, y luego del cambio de gobierno, -antes nadie le prestaba- el Estado, financia el déficit fiscal primario con endeudamiento, mayormente externo, pero admite que esta estrategia no es sostenible porque eleva el déficit financiero y, tarde o temprano, tendrá un límite.

Y aunque el ingreso de capitales financieros cubre el déficit externo y aumenta las reservas del Banco Central, también sube el déficit comercial con exportaciones detenidas y el tipo de cambio que, favorece salida de dólares por turismo y ahorro en dólares. Como un producto más, si hay (dólares) quien puede los compra y los atesora, es sencillo.

Aquí en Santa Cruz, nada de esto ocurre, ni se discute, aquí solo se habla de lo que falta, de lo que no se pagó, de lo que no hay, de lo que resulta imposible reponer, la constante es la necesidad.

Podrán estos facinerosos del gobierno de Santa Cruz, seguir haciendo un relato burdo de campaña eterna,  rifando millones de pesos, en la construcción de la pirámide egipcia del edificio de la agencia espía de inteligencia tributaria, o de otros tantos millones malgastados en edificaciones inservibles de durlock, para organismo inútiles, mientras tanto, las escuelas están cerradas, por falta de agua, calefacción, luz o los hospitales se caen a pedazos, con patrulleros que cada vez son menos, o los bomberos cuentan con equipos que dan pena.

Así el gobierno de Alicia Kirchner, fija prioridades, millones para la caja política, construcción edificios improductivos bajo el lema pan y circo, son el 30% y dominan por sumisión al 70% de los habitantes de Santa Cruz, que siguen viviendo bajo la ley del agua y el ajo…

Que Dios nos ayude…      

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

   

DEJA UN MENSAJE

 

 
 

Estamos en TuneIn

 

 

RadiosNet